Menu
Un Perú de indígenas empoderados

Un Perú de indígenas empoderados

Esa imagen del pasado, gracias a Franklin Pease, representa hoy el atisbo de un futuro que ojalá volvamos a alcanzar.

LEER MÁS
Esa imagen del pasado, gracias a Franklin Pease, representa hoy el atisbo de un futuro que ojalá volvamos a alcanzar.
LEER MÁS

Un Perú de indígenas empoderados

Esa imagen del pasado, gracias a Franklin Pease, representa hoy el atisbo de un futuro que ojalá volvamos a alcanzar.

LEER MÁS

El terremoto del Colca duele. Escribo movido por la penosa suerte de los actuales habitantes de ese viejo entorno de los Collaguas cuyo estudio, breve pero intenso, marcó época. “Me he enterado de que quiere ser usted historiador”, me dijo el profesor Franklin Pease en un patio de Plaza Francia lleno de agitación por una huelga universitaria. “Lo invito a almorzar el jueves en el Museo”.

Una vez ahí, terminó de sorprenderme. “Solo tengo una pregunta”. “Diga, profesor” “¿Está usted dispuesto a quedarse sentado leyendo aunque le duela la raya del culo?” “Sí, profesor” “Es todo, venga por acá”. Y me mostró el manuscrito de la visita de Yanque Collaguas de 1591.

¿Qué había en dicho documento? Ante mis ojos se encontraba el registro demoscópico más actual posible. Nombre, apellido, edad, sexo, vínculo de parentesco, propiedad  agrícola, ganadera. Todo ello en un listado detalladísimo casa por casa y pueblo por pueblo. Era tan sensacional esa info que, dos años después y con la ayuda de la Ford Foundation, Franklin Pease y David Cook lograron montar un sensacional proyecto interdisciplinario que incluyó profesores y estudiantes de Lima y Arequipa.

Corría noviembre de 1974 y para llegar a Yanque había que tomar un bus que no bajaba las seis horas hasta Chivay y de ahí era preciso tirar pata o montar caballo. Llegamos a caballo y se nos abrió un mundo. En la parroquia de Yanque nomás había como tres visitas igual de detalladas y muchos otros documentos del XVII. Nada volvió a ser igual.

Franklin sorprendió con estudios sobre los curacas en el siglo XVII. Vuelvan los ojos a "Los Incas de la Colonia”, incrédulos. Ahí tenemos la imagen de indígenas totalmente empoderados en plena sociedad colonial. No solo tributarios con familia, ganado y tierras. La élite indígena del XVII podía poseer viñedos, haciendas, grandes hatos de ganado y, llegado el caso, obrajes, minas  y hasta algún barco.  

Un Perú de indígenas empoderados. Al siglo siguiente, algunos de esos indígenas ya tenían títulos de nobleza y en 1812 las Cortes de Cádiz les dieron el derecho al voto. El mismo voto que ejercían los naturales de Madrid. Y lo ejercieron. Después llegaron los llamados libertadores, todos foráneos,  se perdieron los derechos y el mundo se volvió ancho y ajeno.

Pero ese Perú de indígenas empoderados, que adelantó el maestro Franklin Pease, representa hoy el atisbo de un futuro que ojalá volvamos a alcanzar.

Purgante contra las purgas

Purgante contra las purgas

A raíz de la renuncia de Juan Díaz Dios: descalificaciones laborales por ideas políticas o pertenencias partidarias son inadmisibles.

LEER MÁS
A raíz de la renuncia de Juan Díaz Dios: descalificaciones laborales por ideas políticas o pertenencias partidarias son inadmisibles.
LEER MÁS

Purgante contra las purgas

A raíz de la renuncia de Juan Díaz Dios: descalificaciones laborales por ideas políticas o pertenencias partidarias son inadmisibles.

LEER MÁS

La renuncia del excongresista Juan Díaz Dios a su cargo de coordinador parlamentario de la Contraloría es lamentable —aparentemente, cumplió con todos los requisitos de un concurso público, pero su retiro forzoso no puede ser criticado por nadie de la bancada de Fuerza Popular, su expartido político. 

Resulta que a Díaz Dios el hecho de ser fujimorista o haberlo sido le ha costado el puesto, algo que también los de la bancada de Fuerza Popular han venido reclamando que se haga con la tecnocracia supérstite del gobierno de Ollanta Humala. 

Los fujimoristas, en efecto, están pidiendo a PPK que los funcionarios que se sometieron a las injerencias de Nadine Heredia en el Estado sean expectorados, ya sea porque son "topos" del gobierno anterior o porque fueron colocados allí por la señora Heredia. El asunto es que no se le puede reclamar a un tecnócrata nada más allá de que haga bien su trabajo, independientemente de por quién fue colocado o si se hizo de la vista gorda con la hueleguiso de Nadine Heredia. Esas eran, en todo caso, las cartas con las que ellos habrían de jugar.

Si el fujimorismo ha abierto la puerta de la discriminación laboral en razón de la pertenencia a un gobierno determinado, no puede después quejarse de que discriminen laboralmente a un profesional en razón de la pertenencia a Fuerza Popular pues DONDE EXISTE LA MISMA RAZÓN, EXISTE EL MISMO DERECHO.

La intolerancia es un veneno en el Perú de nuestros días. Por ejemplo, la izquierda de las redes sociales criticó no hace mucho y con histerismo que el muy competente profesional José Chirito columnista de esta casa sea contratado en el Midis como jefe de comunicaciones. El "pero" es que había trabajado con Alan García en el mismo cargo, pero en Palacio. ¿Acaso el que puede lo más no puede lo menos? También, en su caso, la chusma profirió que era un "topo".

Este tipo de descalificaciones laborales por las ideas políticas o las pertenencias partidarias es inadmisible. Ayer nomás, un aviso pagado de la Federación de Trabajadores de Construcción Civil, publicado en un diario local de nula credibilidad,  "alertaba" y "exigía" que determinados profesionales de altísimas cualidades académicas y laborales no fuesen contratados por el gobierno de PPK en el Ministerio de Trabajo porque eran "fujimoristas". ¿Qué es esto? ¿Macartismo rojo?

Amigos políticos de todos los pelajes: el Perú no es la Venezuela de Maduro ni la Cuba de los Castro. ¡Basta de discriminar laboralmente a quienes no piensan como uno!

¿Y los otros? ¿Cuándo renunciarán?

¿Y los otros? ¿Cuándo renunciarán?

El gobierno insiste en dispararse a los pies.

LEER MÁS
El gobierno insiste en dispararse a los pies.
LEER MÁS

¿Y los otros? ¿Cuándo renunciarán?

El gobierno insiste en dispararse a los pies.

LEER MÁS

Fue un error contratar esta semana al excongresista fujimorista Juan José Díaz Dios como funcionario de enlace de la Contraloría con el Congreso. Por eso fue un gran acierto de Díaz Dios renunciar ayer a ese cargo. No por un cuestionamiento profesional, sino por transparencia política. Su presencia debilitaba a la Contraloría al darle munición política a quienes quieren debilitarla aduciendo un interés del contralor en ganarse las avemarías naranjas.

Pero si por un lado renunciaba el ex congresista fujimorista, el gobierno incorporaba a la ex ministra humalista Carolina Trivelli en una selecta comisión consultiva del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social.  

Esto se suma al hecho de que más de una decena de exministros y ex viceministros de la administración de Humala se han reinsertado en el actual gobierno. Sin mencionar a los muchos funcionarios humalistas que han sido reciclados como directores en el ministerio de origen o en otros.

Lo peor es que varios de ellos han sido reciclados en sectores altamente cuestionados, como el propio de Desarrollo e Inclusión Social y cómo no, los de Transportes y Comunicaciones y Defensa. Sectores sobre los que la Contraloría ha puesto los ojos por indicios más que evidentes de malos manejos durante la administración anterior. Y que, por lo mismo, su presencia es contraproducente para la transparencia de las investigaciones a que haya lugar, por la sospecha de encubrimientos que pudieran producirse.

Igual que en el caso de Díaz Dios, es un cuestionamiento que no surge necesariamente de cuestionar capacidades profesionales. Es cuestión de no generar sombras de duda sobre poderes del Estado que no deben deteriorar la confianza que la ciudadanía ha puesto sobre ellos.

Aunque parece que también esto lo toma a broma el presidente. Y abona con entusiasmo el terreno de sospechas del pago de favores a la dupla Humala-Heredia que la oposición le endilga.  

El gobierno se sigue disparando a los pies, pero quien perderá será la gobernabilidad. Cuidado, no es para reírse.

En el error, ¡hermanos!

En el error, ¡hermanos!

Tanto Alfredo Thorne como Edgar Alarcón han gatillado un papelón absurdo que ha mellado la dignidad de sus cargos.

LEER MÁS
Tanto Alfredo Thorne como Edgar Alarcón han gatillado un papelón absurdo que ha mellado la dignidad de sus cargos.
LEER MÁS

En el error, ¡hermanos!

Tanto Alfredo Thorne como Edgar Alarcón han gatillado un papelón absurdo que ha mellado la dignidad de sus cargos.

LEER MÁS

¿Qué puede llevar a personas inteligentes y académicamente bien preparadas a protagonizar monumentales metidas de pata? La respuesta es simple: la falta de un mínimo criterio político. ¿Pero acaso lo político no es algo "secundario" cuando se trata de administrar con eficiencia y honestidad la cosa pública? En efecto, a muchos les puede parecer "secundario", algo accesible.

Sin embargo, resulta ESENCIAL si se trata de conservar el poder desde el que se actúa políticamente. ¿Exagero? No lo creo.

Veamos el caso del ministro de Economía Alfredo Thorne: ¿era necesario que luego de las declaraciones del premier Zavala ante el Congreso, reconociendo lo mal que habían heredado el Ejecutivo al término de la administración Humala, él ampliara los cuestionamientos sobre Nadine Heredia y algunos exfuncionarios del MEF, todo ello sin alguna evidencia que avalara sus declaraciones? ¿No era mejor hablar de sus propios objetivos a mediano y largo plazo antes que enredarse en dimes y diretes sobre los que debió luego desdecirse?

Como ha quedado demostrado, para Thorne no existe aquel mandamiento básico de la comunicación política que aconseja declarar sobre lo que se conoce y domina (y llegar a cada entrevista periodística con un objetivo de comunicación definido) y no caer en terrenos inciertos donde la prensa obtiene titulares —¡cómo no!—, pero nunca se termina fijando un mensaje. En ese sentido, el ministro Thorne más calichín, ¡imposible!

Ese ha sido el mismo caso del contralor Edgar Alarcón, quien acaba de aceptarle la renuncia al ex congresista fujimorista Juan Díaz Dios al cargo de coordinador parlamentario. Es increíble que antes de proceder con este nombramiento Alarcón y sus asesores no hubieran sopesado los pro y contras alrededor del designado: un operador identificado con una línea política, es cierto, pero con llegada a la bancada que domina abrumadoramente el Parlamento. ¿No es esa la función básica de un "coordinador" parlamentario? Claro que sí.

El problema es que que falló en sus cálculos (si acaso hubo alguno): era obvio que dicho personaje generaría una ola de rechazo en cierto sector de los medios, por lo que Alarcón y compañía debieron haber estado preparados para contrapesarlo. No lo estuvieron y "arrugaron" a la primera de bastos (Díaz Dios renunció menos de 24 horas después de que se conociera su designación en el cargo).

¿Tan ligera es la Contraloría General de la República y su titular a la hora de decidir asuntos esenciales para su función y objetivos?

Por lo visto hasta aquí, tanto Thorne como Alarcón han gatillado un papelón absurdo con la correspondiente merma a la dignidad de sus cargos. Está bien que sean técnicos destacados, pero un poco de criterio político, de anticipación y convicción antes de lanzarse a la piscina nunca está de más.

Después de todo, nada cuesta acatar el mejor consejo de todos: en política como en la vida, la prudencia suele ser la mejor consejera.

¿Y qué fue del celular de Montesinos?

¿Y qué fue del celular de Montesinos?

Han pasado 81 días desde los hechos reportados por La República; se ha ido un gobierno, ha entrado otro... ¡y no hay novedades sobre el tema!

LEER MÁS
Han pasado 81 días desde los hechos reportados por La República; se ha ido un gobierno, ha entrado otro... ¡y no hay novedades sobre el tema!
LEER MÁS

¿Y qué fue del celular de Montesinos?

Han pasado 81 días desde los hechos reportados por La República; se ha ido un gobierno, ha entrado otro... ¡y no hay novedades sobre el tema!

LEER MÁS

El sábado 4 de junio de 2016, un día antes de realizarse la segunda vuelta electoral entre Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuckzynski, el diario La República publicó en su portada, en grandes titulares, que Vladimiro Montesinos tenía un celular en su celda de máxima seguridad de la Base Naval del Callao. Según el diario, la Marina de Guerra dio cuenta a la Fiscalía Penal de turno del Callao que intervino decomisando el teléfono y un cargador, además de establecerse que el exasesor de los 90 habría efectuado dos llamadas con el aparato confiscado.

La República fue el único medio periodístico que tuvo "acceso" a toda la información, documentos y video incluido de la intervención al Doc. El humorista Carlín se dio el tiempo incluso de editorializar a través de una caricatura la "noticia" publicada por su diario, presentando a Montesinos llamando a Keiko Fujimori para darle "consejos".

Pues bien, como es sabido, al día siguiente Keiko Fujimori perdía la elección por 40 000 votos ante Pedro Pablo Kuczynski.

Han pasado 81 días desde los hechos reportados por La República; se ha ido un gobierno, ha entrado otro, y estamos a poco más de una semana para que se cumplan 90 días del episodio y... ¡no hay novedades sobre el tema! 

¿Qué fue del teléfono celular de Montesinos? ¿A quién llamó? ¿Quién se lo entregó? ¿Cómo, quién y por qué se filtraron las diligencias a un diario que utilizó su portada como propaganda política cuando esta estaba prohibida? Digamos que el fiscal penal de turno del Callao ya ha tenido el tiempo suficiente como para que informe sobre estos hechos que sonaban muy graves, ¿verdad?

¿Qué tiene que decir al respecto el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez? ¿Y la ministra de Justicia, Marisol Pérez Tello, de quien depende el INPE? ¿Y el ministro de Defensa, Mariano González, del que dependen políticamente las instalaciones de la Base Naval? ¿No sería bueno que se pronuncien las autoridades aludidas, ahora que se malicia un pago de favores entre el gobierno de PPK con el de Ollanta Humala?

Y si a la prensa no le interesa ya el tema, ¿le interesa al Congreso?   

Digo nomás, como para que no sintamos que nos tomaron el pelo a millones de peruanos.

 
 
 
Las 5 del día Sabado 27 de Agosto
1
placeholder

Juan José Díaz Dios renunció a cargo en la Contraloría por críticas de los diferentes sectores políticos. Contralor aceptó de inmediato.

2
placeholder

Cosapi descarta denuncia de Mulder y presenta pruebas de que ni PPK ni su esposa tiene vínculos con la empresa.

3
placeholder

Basombrío se lava las manos y ahora dice que no acusa a nadie en el caso de supuesto "escuadrón de la muerte".

4
placeholder

Congreso da luz verde para que liquidadores de Doe Run sigan operando dos años más. Fujimorismo y oficialismo fusionaron sus proyectos.

5
placeholder

Secuestran y matan a viceministro del Interior de Bolivia en protesta minera. Cuerpo fue hallado en un cerro.

 
 

Las más compartidas

Flash: ¡Qué pena, Fujimori absuelto!

¿Editorialización chicha de la noticia es la nueva tendencia en el mundo de las comunicaciones?

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Sospechosos comunes

En menos de seis meses, familiares directos del presidente Humala han muerto, han sido desvalijados en su departamento o secuestrados hasta en la pacífica Suiza.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Basombrío habla más de la cuenta

Ministro del Interior se ha abierto solito una serie de problemas de credibilidad, debido a su gran "elocuencia".

POR: Ricardo Vásquez Kunze

El hijo de la huancaína

Si el presi se apellida Kuczynski, ¿por qué nuestro atleta top no puede llamarse Torrence?

POR: Efraín Trelles

¡Qué bodrio!

Zavala se presentó ante el Congreso y no hizo mucho esfuerzo para que le otorguen la confianza. Plétora de generalidades marcaron la pauta de su exposición.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

 
 

Videos