toggle menu

Opinión


6 Noviembre, 2014.

Yo soy el que soy

Urresti, felizmente, no sabe de maquillajes.

Si algo debemos de agradecer en el ministro Urresti es su transparencia. En sus declaraciones a la prensa no engaña ni cuando trata. Aparece tal cual es; digamos, en bruto. La muestra más reciente de esta ausencia de doblez suya ha sido la ‘invitación’ que le ha hecho a Martín Belaunde Lossio –personaje incómodo para el gobierno por su conocida cercanía a la señora Heredia y a su esposo- para que siga dando entrevistas telefónicas desde la clandestinidad porque ello “suma para la captura” (a través del rastreo de la llamada, se supone). Esto, como es obvio, equivale a decirle al prófugo: cállate la boca (es decir, deja de poner en aprietos a mis jefes) que si no, te pesco. Más claro, agua.


Etiquetas: , , , , , , , ,