toggle menu

Opinión


1 Agosto, 2015.

Y tiró la toalla en economía

Para Ollanta Humala todos menos su propio gobierno son culpables del enfriamiento económico.

Guillermo Palomino

| Columnista

Existen universitarios que ante la inminente desaprobación de un curso se apuran en retirarse de él antes del examen final. Tal ha sido el caso del presidente Humala.

Probó sin convicción el piloto automático e intentó —sin éxito, afortunadamente— el intervencionismo. Sus infantiles esfuerzos reactivadores han fracasado escandalosamente y, en consecuencia, sus optimistas anuncios de crecimiento de 5 y 6 % han quedado en el ridículo. Resultados: enfriamiento, desconfianza y una disminución en la recaudación, que hacen insostenible el inflado gasto en programas sociales.

Y no se han perdido cinco años —como muchos dicen— sino siete, porque tomará dos más recuperar el ritmo siempre y cuando sea un gobierno real el que se inicie en el 2016. 

El ministro Segura ya busca culpables: los empresarios, China, las regiones, el precio del cobre y, recientemente, “los espíritus animales” que no se comportan como él ingenuamente esperó.

El cuento es, entonces: “Yo fui a clases, estudié, pero el profesor malvado me jaló”. Solo quedarán los selfies frente a Palacio de recuerdo. 


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,