Connect with us

Opinión

¿Y si miramos a Lourdes con los ojos de Pérez?

Publicado

el

¡Podríamos decir que habría liderado "una organización criminal enquistada en el PPC destinada a lavar dinero de Odebrecht"!



Si –como se hizo desde este espacio en ocasiones anteriores con los casos de las campañas de PPK y Villarán– miramos con los ojos del díscolo fiscal José Domingo Pérez la situación escabrosa en la que se ha visto involucrada Lourdes Flores, podríamos decir, entonces, que al igual que Keiko Fujimori la abogada habría liderado una organización criminal enquistada en el PPC que lavó dinero sucio de Odebrecht.

El Yoshiyama de Lourdes sería nada menos que Horacio Cánepa, quien es investigado por favorecer a la corrupta constructora en arbitrajes y en su intento de acogerse a la colaboración eficaz habría delatado a Flores Nano.

Las pruebas en contra de la pepecista son contundentes, así que, por favor, no se esfuerce tanto, señora Flores. En vano está argumentar que si bien sí se reunió con exfuncionarios de Odebrecht varias veces, jamás solicitó inyecciones de dinero para sus campañas electorales (¡200 mil dólares para la campaña municipal del 2010 y donaciones también para la presidencial del 2006!). El audio publicado por el dominical Panorama –que viene realizando un trabajo encomiable (no como el otro programa vizcarrista del canal de la competencia)– la ha dejado sin piso: ¡estaba muy preocupada por saber qué dirían Jorge Barata y Raymundo Serra (exrepresentantes de la firma carioca en el país) ante los fiscales peruanos y jamás negó ningún aporte!

En extractos del diálogo que sostiene Flores con Cánepa, por ejemplo, pregunta si Barata puede cambiar de versión y, tal vez, contar sobre la donación irregular al PPC: “Barata tampoco puede variar tanto su versión ¿no?”. Además, la excandidata presidencial se muestra contrariada ante la posibilidad de que Serra se haya acogido a la delación premiada y le pide a su interlocutor información al respecto: “Pero tú cuando habías hablado con él, ¿él no estaba en nada?”. Y como broche de oro, en esta charla se acuerda el argumento que usaría Flores Nano si, tal como ocurrió finalmente en los últimos días, todo llegase a estallar: los aportes de campaña no son delitos.

En efecto, señora Flores, los aportes irregulares en el país –aún– no son delitos, sino meras faltas administrativas. Ojo: diferente situación es si el aporte configura una precoima, como es el caso de varios expresidentes y una exalcaldesa. Pero, como usted bien recordará, la lideresa de Fuerza Popular –quien jamás gobernó y está exactamente en su misma situación– ha sido enviada a la cárcel preventivamente al habérsele achacado (previo apanado mediático, por supuesto) el delito de lavado de activos. Los leones quieren carne, señora: acá la cárcel provisoria es la regla y no la excepción.

Señora Flores, tras la firma del acuerdo entreguista con la corrupta constructora brasileña se tiene programado que cante primero Serra y luego Barata. Así que vaya preocupándose y aliste su DEFENSA POLÍTICA, porque si cree que solo con el Derecho puede sortear su destino está sumamente equivocada.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Transparencia” nada transparente

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de febrero y expectativas de marzo

Seguir leyendo

Opinión

China baja 280 mil millones de impuestos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo