Connect with us

Opinión

Vizcarra: zar o rey sueco

Publicado

el

Según las propias palabras del presidente, él hace honor a su juramento de cumplir y hacer cumplir la Constitución cuando le conviene.



“Presidente Martín Vizcarra espera se revierta prisión preventiva a policía Elvis Miranda”, publica el diario El Comercio el 25/01/2019. “Vizcarra sobre Fujimori: se debe respetar decisión del PJ”, imprime el diario Perú 21 el 26/01/2019.

Como podrá apreciar el lector, con apenas un día de diferencia entre ambas publicaciones, el jefe del Estado tiene opiniones completamente distintas sobre dos hechos que atañen al cumplimiento de las sentencias del Poder Judicial.

En efecto, en el primer caso, el primer mandatario de la nación viajó a Piura con el ministro del Interior para respaldar expresamente al suboficial PNP Elvis Yoel Miranda Rojas “acusado de los delitos de homicidio y abuso de autoridad por abatir a un presunto delincuente el domingo 13 de enero”. El policía viene cumpliendo por este hecho siete meses de prisión preventiva en el penal de Río Seco. Independientemente de lo que podamos pensar sobre el fallo judicial contra el suboficial Miranda Rojas –en lo personal, estoy como la mayoría de peruanos completamente en contra– es claro que el presidente está usando todo su poder político para interferir en una decisión judicial que no es de su agrado. En otras palabras, un Vizcarra –convertido en zar– ha presionado sin ambages al colegiado a cargo de la audiencia de apelación presidido por el juez Andrés Ernesto Villalta Pulache e integrado por los vocales Edwin Culquicóndor Bardales y Manuel Arrieta Ramírez. Culmina la interferencia presidencial en las decisiones de la judicatura con este clisé al que nos tiene acostumbrados:”Respetamos la independencia de poderes. Respetamos las decisiones del Poder Judicial y del Ministerio Público pero cuando a nuestro juicio no son las más adecuadas lo decimos”. ¿”Respetamos”?

En el segundo caso, el del retorno a la prisión del fundo Barbadillo de Alberto Fujimori (declarado nulo por el Poder Judicial el indulto otorgado por el presidente de la República en uso de sus atribuciones constitucionales), Martín Vizcarra  tiene una actitud bien distinta a la del primer caso y dice lo siguiente: “Aquí lo que hay es una disposición del PJ y nosotros, como Poder Ejecutivo, a través del INPE, tenemos que cumplirla (…) Cuando asumí el cargo, juré cumplir y hacer cumplir la ley y la Constitución”. Todo esto lo expresó desde Piura, el mismo día en el que hizo las declaraciones de apoyo al suboficial Miranda Rojas contra la sentencia del Poder Judicial y en pleno curso de la audiencia de apelación.

Es decir, según las propias palabras del presidente, este cumple su juramento de cumplir y hacer cumplir la Constitución cuando le conviene. Cuando no corresponde con sus intereses, entonces el presidente utiliza todo el peso político de su cargo para interferir en los otros poderes del Estado porque como él dice “cuando a nuestro juicio las decisiones del Poder Judicial y del Ministerio Público no son las más adecuadas lo decimos (léase: presionamos, hacemos cuestión de Estado)”. Por otro lado, cuando conviene a sus propósitos políticos el presidente se transforma en rey sueco, acatando sin expresión alguna lo que emana de una sentencia judicial o una ley del Congreso.

Que juzgue el lector si en el Perú la ley es igual para todos según los designios del presidente.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Demoledor informe de Contraloría: trafaza en el Hospital de Moquegua durante gestión de Vizcarra

Seguir leyendo

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo