Connect with us

Opinión

Vizcarra hasta el cuello

Publicado

el

Tenemos un presidente cuya integridad esta en absoluta tela de juicio. Cada día se descubren nuevos episodios (negados u omitidos) de su vida anterior, que van deshilachando lentamente su imagen. 



Tenemos un presidente cuya integridad esta en absoluta tela de juicio. Cada día se descubren nuevos episodios (negados u omitidos) de su vida anterior, que van deshilachando lentamente su imagen y van dejando lejos la época en la que Martín Vizcarra era una estrella.

El actual mandatario brilló con fuerza en el firmamento moqueguano. Símbolo de provinciano exitoso, pasó de próspero constructor a ser uno de los gobernadores regionales más populares por su gran contribución a la educación y nivel de escolaridad de Moquegua. Todavía puedo recordar los invariables aplausos empresariales en CADE 2014: parecía indiscutiblemente querido y admirado.

Durante varios años la vida le sonrió a este “emprendedor”, que hoy ha resultado ser ejemplo perfecto de las falsas percepciones.

El olor a triunfo que lo persiguió luego de concluir su mandato regional le permitió encajar a la perfección en el perfil de primer vicepresidente. Su arrastre en el sur era un bien demasiado codiciado. Imagino, sin embargo, que por la edad de Kuczynski muchos y muchas hubieran literalmente “matado” por ese puesto. ¿Quién hubiera podido anticipar que la edad avanzada es lo único que no le jugó en contra?

La innegable contribución de Vizcarra en las urnas fue premiada con un súper ministerio. Sin embargo, a ojos de la mayoría más bien lo conducían al matadero, víctima de PPK y de su inexplicable capricho por Chinchero, proyecto que Kuczynski defendió –con pizarrón en mano– hasta las últimas consecuencias. Digamos que a Vizcarra le costó un ministerio valioso, con amplio presupuesto y cercano a sus amigos constructores, para terminar cuasi exiliado en Canadá, donde uno de sus momentos más encumbrados debió haber sido su notable participación en el PDAC y, posiblemente, algunas reuniones conspiratorias a inicios del 2018 que quizás algún día saldrán a luz (dependerá de su capacidad de negociación, porque audios existen de todas maneras).

Me pregunto por qué Vizcarra, siendo constructor y conociendo el teje y maneje del Club de la Construcción en las licitaciones del Estado, no le puso un pare a esta corruptela inagotable que tanto daño le hace al país. ¿Por no traicionar a su gremio? ¿Porque sabe que el poder es efímero y que algún día regresará a sus cuarteles de invierno? ¡Si la traición en nuestro país es un bien absolutamente valorado! Los delatores y colaboradores eficaces son los que dictan las reglas de juego de la legalidad en el Perú! Es clarísimo que el presidente ha dado prioridad a su entorno, y que se ha aprovechado de una sociedad desilusionada y empobrecida que se aferraba a la esperanza de que se hiciera justicia.

Martín Vizcarra fue jefe de campaña de Peruanos por el Kambio, y dice ignorar absolutamente el origen y monto de los recursos. Si los fondos son ESENCIALES para sacar adelante una candidatura electoral, es imposible que no lo supiera. ¿Qué ocurre, presidente? ¿Se va a exponer a que Salvador Heresi sea tan duro con usted como lo ha sido con Alfonso Grados, tesorero del partido, a quien ha acusado de MENTIR descaradamente?

La propia Mercedes Aráoz ha señalado en el programa de Mávila Huertas que tanto ella como el actual presidente estaban directamente involucrados en las finanzas del partido. ¿La va a desmentir? Jorge Villacorta, en entrevista con Correo, asegura que Alfonso Grados –en su calidad de gerente administrativo del partido– reportaba al actual jefe de Estado sobre los ingresos y gastos de la campaña presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

Y pensar que, inicialmente, Martín Vizcarra parecía un excelente reemplazo en la presidencia ante la ominosa debacle de PPK. El Perú cifró sus esperanzas en él, pero en menos de un año de gestión podría decirse que se está convirtiendo en uno de los hombres más cuestionados del país. Si se prueba fehacientemente que ha estado involucrado en todo ese tráfico de adjudicaciones oprobiosas, ni su investidura podrá protegerlo. Ya está sufriendo una dolorosa e instantánea pérdida de aliados, y se quedará en la misma soledad que sus delincuentes predecesores.

Hoy el diálogo entre los responsables es falso y mezquino. ¡Todos se lavan las manos, cuando se saben absolutamente cómplices! Me pregunto, parafraseando a Samuel Beckett: “¿Acabó, se acabó, acabará o quizás acabe?” ¡El Perú es un país lleno de sorpresas!

 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

De su propio chocolate

Seguir leyendo

Opinión

Gasoducto: ¿Por qué es tan difícil caminar derecho?

Seguir leyendo

Opinión

#ESCÁNDALO: Informe internacional identifica 34 funcionarios del Gobierno cómplices de lavado de madera producto de tala ilegal

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo