toggle menu

Opinión


10 Julio, 2018.

Un sistema podrido

Diversas autoridades piden que el Congreso agilice la reforma del CNM, pero los minúsculos cambios procedimentales del predictamen que acumula todas las iniciativas legislativas no ataca el problema de fondo. Que los juristas probos están en extinción.

Aaron Salomón

| Periodista

Los deleznables audios difundidos por IDL-Reporteros y protagonizados por los jueces superior Walter Ríos y supremo César Hinostroza, junto a los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) Guido Aguila, Iván Noguera y Julio Gutiérrez, dejan en evidencia la existencia de un esquema de tráfico de influencias y corrupción para contrabandear favores, manipular sentencias, entre varios otros delitos para beneficiarse. Ante esta situación corresponde, evidentemente, exigir la inmediata renuncia de estas cuestionadas –por decir lo menos– autoridades.

Sin embargo, como los mencionados tienen piel de chancho está claro que ello no ocurrirá.

De modo que –desafortunadamente– solo resta ponerle velitas a la Fiscalía, que ya abrió una investigación previa a todos los aludidos; a la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA), que ha hecho lo propio con el juez Ríos; y –aunque resulte paradójico– al propio CNM, que tiene en sus manos el destino del juez Hinostroza, para que logren llegar al meollo del asunto y sancionar con todo el peso de la ley a los malos funcionarios.

Mientras tanto, desde diversos poderes del Estado alzan (¡recién!) la bandera anticorrupción y promocionan la supuesta panacea para nuestro sistema putrefacto. El presidente de la República, Martín Vizcarra, ha exigido al Congreso que aplique el artículo 157 de la Constitución y remueva a los consejeros Aguila, Noguera y Gutiérrez “por causa grave”, para lo que se necesitaría que el titular del Parlamento, el fujimorista Luis Galarreta, convoque al Pleno y este respalde la medida con 87 votos (dos tercios del número legal de miembros).

En paralelo, las bancadas de Peruanos por el Kambio y el Frente Amplio han presentado sendas acusaciones constitucionales contra los integrantes del CNM. De acuerdo con el abogado constitucionalista Domingo García Belaunde, la primera es “una alternativa más difícil de consensuar, pero requiere mucho menos tiempo” que la segunda.

Además, el jefe de Estado Vizcarra –acorde a lo deslizado también por los parlamentarios oficialistas Gilbert Violeta, Juan Sheput y el izquierdista Marco Arana– ha exigido que el Legislativo no deje en el rincón de los olvidados (ergo, en la Comisión de Constitución) los proyectos de ley presentados por el Ejecutivo y por PpK para “mejorar la composición y el funcionamiento” del CNM. En el mismo sentido ha opinado el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde, para quien esta crisis es una oportunidad para concretar “la reforma” de la entidad encargada de nombrar y ratificar a jueces y fiscales.

No obstante, a pesar de la (esperamos) buena voluntad de nuestras autoridades, hay que mencionar que las iniciativas expuestas solo varían en la designación y reducción de los consejeros: la del Ejecutivo y la de PpK proponen, por ejemplo, que dos de los cinco (a la fecha son siete) sean elegidos por el presidente y el Congreso… ¡como si el Parlamento, una entidad totalmente política, estuviera en la capacidad de elegir a los integrantes del CNM sin ser pasible de críticas!

Es más, según el predictamen del grupo de trabajo liderado por Úrsula Letona –que acumula todos los proyectos para la tan anhelada reforma del CNM– los consejeros seguirán siendo siete y estos serían elegidos por el Poder Judicial, la Fiscalía, el Colegio de Abogados de Lima, por los otros colegios de abogados del país, los demás colegios profesionales, las facultades de derecho de las universidades públicas y de las universidades privadas. Aquí la única variación a considerar es que los consejeros no podrán ser reelegidos tras cumplir su único periodo de cinco años, pero más allá de eso todo seguiría prácticamente igual.

“Creo que sí [habrá una sesión extraordinaria para revisar el tema del CNM]. Estoy coordinando para ver si hay quórum, apuntó Letona a Político.pe ante el cargamontón mediático que era de esperarse.

No hay que engañarnos: para nuestro sistema corrupto –donde prima el amiguismo y el pago de favores en el CNM y su círculo– una modificación procedimental tan minúscula no soluciona el problema de fondo. ¿Acaso será la única opción importar juristas extranjeros probos? Parece que sí porque aquí están en extinción. ¿O tendremos que ser los ciudadanos los que elijamos a los consejeros en las urnas?


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,