Connect with us

Opinión

Un gobierno con doble discurso

Publicado

el

Mientras el premier Villanueva anuncia que no se presentará ninguna cuestión de confianza, el presidente Vizcarra asegura lo contrario y le pone la soga al cuello al Parlamento si es que no convoca a referéndum. Peligro: el poder callejero es adictivo y arma de doble filo para políticos con poco kilometraje como el señor mandatario.



El primer ministro César Villanueva, encargado de afiatar las relaciones con la mayoría congresal para evitar que se repita la historia de desencuentros que terminó con la renuncia de PPK, ha quedado en offside ante las recientes declaraciones del presidente de la República. Martín Vizcarra no tuvo mayor reparo en advertir que no descarta presentar una cuestión de confianza, si es que el Parlamento no somete a consulta popular (¡como máximo en diciembre!) la reforma judicial y la reforma política que propone a través de proyectos de cambios constitucionales conn –vale decir– serias incoherencias en este último apartado.

En entrevista con el diario Perú21, el premier Villanueva, quien en teoría es (o debería ser) el interlocutor del gobierno, aseveró el último domingo que “no estamos pensado plantear una situación de confianza”. Según dijo, confía en que la Representación Nacional le dé luz verde a los proyectos palaciegos. Sin embargo, al día siguiente, el mandatario Vizcarra afirmó en América Televisión que “no descartamos nada que esté en la Constitución (y) si no vemos voluntad en el Congreso actuaremos en su momento”.

Parece que al presidente no le causó gracia que Keiko Fujimori revelara las reuniones que sostuvieron luego de que sucediera a Kuczynski: ¡algo que había negado Vizcarra a la prensa internacional!

En pocas palabras, el jefe de Estado deja en evidencia que ha optado –asesorado por no se sabe qué abogaduchos o marketeros– por un estilo megaconfrontacional y le pone la soga al cuello al Congreso –ya harto descreditado– para seguir aumentando en las encuestas. Peligro: el poder callejero es adictivo y un arma de doble filo para políticos con poco kilometraje como es el caso de nuestro actual presidente. ¿Acaso un desconocido profesor oriental universitario llamado Alberto Fujimori no se valió del aplauso de las masas –que lo volvieron todopoderoso– para montar una burda autocracia? ¡No se puede repetir este capítulo oscuro ad portas del bicentenario!

Sobre lo dicho por Vizcarra, el abogado constitucionalista Domingo García Belaunde explicó a este portal que “solo el gobierno puede presentar una cuestión de confianza a través del primer ministro por una política pública o un proyecto de ley, pero lo que hay acá es un mecanismo constitucional (la vía del referéndum)”. Además, el jurista remarcó que el presidente no puede convocar a consulta popular porque ello es competencia de la ciudadanía –por medio de firmas que se presentan al JNE– o del Congreso. “El presidente solo puede mandar un proyecto de reforma constitucional y ya el Congreso verá si lo aprueba en dos legislaturas o lo manda a referéndum”, remató García Belaunde.

Por su parte, el parlamentario aprista Mauricio Mulder recordó que el Legislativo ha admitido una ley interpretativa que especifica que para que se considere que hay una crisis total del gabinete, luego del rechazo de un pedido de confianza, ningún integrante de este debería retornar en un nuevo equipo de ministros. Por lo tanto, apuntó, la cuestión de confianza negada al gabinete de Fernando Zavala no se trata de una crisis total porque regresaron 14 de los 17 ministros. “Si ahora quieren hacer una cuestión de confianza, recién sería la primera. Pero no se puede hacer cuestión de confianza por cualquier cosa”, expresó Mulder a Político.pe.

Reitero: una solución salomónica ante este quilombo es que la URGENTE reforma judicial (que busca que los miembros del CNM se elijan por concurso público) sea puesta a referéndum en diciembre como espera Vizcarra, mientras que la reforma política (que incluye la no reelección de congresistas, retorno a la bicameralidad y financiamiento privado de partidos) siga el camino de las dos legislaturas y se apruebe tras un vasto debate, consenso y necesarias modificaciones.

De no encontrar una salida, la respuesta naranja ante esta amenaza (anuncio de eventual cuestión de confianza) del presidente Martín Vizcarra podría ser una nueva moción de vacancia por incapacidad moral permanente. Bien sabemos que Kuczynski tuvo que renunciar más por sus MENTIRAS y no tanto por las asesorías brindadas a Odebrecht mientras ejercía cargos públicos. Así que desde aquí exigimos que se calmen los ánimos y se prioricen los verdaderos problemas por el bien del país.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

De su propio chocolate

Seguir leyendo

Opinión

Gasoducto: ¿Por qué es tan difícil caminar derecho?

Seguir leyendo

Opinión

#ESCÁNDALO: Informe internacional identifica 34 funcionarios del Gobierno cómplices de lavado de madera producto de tala ilegal

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo