toggle menu

Opinión


3 Diciembre, 2014.

Trata sin trato

En todo el mundo, son casi dos millones y medio de víctimas de esta forma moderna de esclavitud.

Patricia del Río

| Columnista

La trata de personas es una forma moderna de esclavitud. Según la OIT, casi dos millones y medio de personas son víctimas de trata a nivel mundial y esta práctica genera ingresos de 12 mil millones de dólares anuales. En el Perú, no se conoce con exactitud cuántas ganancias deja este delito, dado que es una actividad clandestina. Se sabe, eso sí, que no es una actividad rentable en sí misma sino que sirve para apoyar otros negocios de comida o venta de licor. Es decir, los tratantes suelen ser dueños de restaurantes que ofrecen a sus clientes sexo con niñas, con el fin de retenerlos en sus locales y que sigan consumiendo.

En Madre de Dios, en nuestras fronteras, en todo el Perú, se presentan cada vez más ejemplos atroces de esta lacra social. Pero aún no hay sanciones efectivas. Por eso, hoy que la primera ministra Ana Jara y el ministro Urresti acuden al Congreso para explicar qué está haciendo el Estado para detener este abuso, es el momento de exigir acciones concretas. Es momento de decirles que los s/. 2 963 328 (o sea, 0.0025% del Presupuesto General) que han destinado para esta lucha son una vergüenza. Que los niños esclavos, los bebes mendigos y las adolescentes explotadas sexualmente de nuestro país merecen más. Ellos están esperando mucho más.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,