toggle menu

Opinión


11 Mayo, 2018.

¡Todos contra Concepción!

La verdad es que la resolución de incautación fue informada al abogado de los Humala y este solicitó un plazo prudencial para que sus clientes pudiesen dejar el inmueble. El plazo otorgado fue de treinta días pero la casa fue desalojada el mismo día, motivo por el cual el plazo quedó extinguido y se procedió a ejecutar la orden judicial.

Germán Jiménez Borra

| Columnista invitado

La noticia de la semana ha sido sin lugar a dudas la orden de incautación del inmueble que ocupaban Ollanta Humala y familia por parte de juez Richard Concepción Carhuancho. Ese día, los Humala-Heredia al lado de sus menores hijos se victimizaron por la decisión judicial y sostuvieron que se trataba den una venganza política.

Todo lo anterior motivó que tendenciosamente, a través de sus editoriales, diversos diarios iniciaran ataques contra Concepción llegando a afirmar que todo se trataba de un ardid entre el fiscal y el juez debido al fallo del TC que ordenaba la libertad de los Humala. Como colofón, el presidente del Poder Judicial declaró que la resolución de incautación carecía de coherencia por sus “marchas y contramarchas”.

¿Es esto cierto? NO, NO LO ES. La verdad es que la resolución de incautación fue informada formalmente al abogado de los Humala y este solicito un plazo prudencial para que sus clientes pudiesen dejar el inmueble. El plazo otorgado fue de 30 días pero el inmueble fue desalojado por los Humala el mismo día, motivo por el cual el plazo quedó extinguido y se procedió a ejecutar la orden judicial.

¿Y la incautación del inmueble es ilegal? NO, NO LO ES. Puede que sea considerada una medida drástica y de hecho había otras opciones, pero fue realizada en marco de la ley.

No olvidemos que la población está harta de una justicia blanda e ineficaz. El juez Concepción Carhuancho ha sido uno de los pocos magistrados que tomó al toro por las astas: en el caso Odebrecht ordenó prisión preventiva contra esos señorones que hasta hace poco se creían intocables, encrespando a varios. ¿Alguno se ha preguntado por qué los medios dan tantas primeras planas al señor Mamani pero ninguno menciona al señor Giufra?

Tengamos cuidado en creerle a cierto sector de la prensa que en muchas ocasiones sostiene de manera dolosa medias verdades para salvaguardar intereses ajenos. La expresión de que el periodismo puede ser “la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios” no es ajena a nuestra realidad. El denominado cuarto poder muchas veces se comporta como un poder de cuarta, y actualmente pareciese que la consigna solo es: ¡Todos contra Concepción!


Etiquetas: , , , , , , , ,