Menu

Resultado de busqueda

Tía María, Conga, Tambo Grande, etc.

El Perú necesita líderes para enfrentar con eficiencia a los comunistas disfrazados de ecologistas.

LEER MÁS
El Perú necesita líderes para enfrentar con eficiencia a los comunistas disfrazados de ecologistas.
LEER MÁS

Tía María, Conga, Tambo Grande, etc.

El Perú necesita líderes para enfrentar con eficiencia a los comunistas disfrazados de ecologistas.

LEER MÁS

“El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”.


Esa frasecita la he escuchado desde niño, y a estas alturas me da igual si fue Raimondi o Humbolt quien la acuñó, pero cualquiera de ellos se quedó corto. Así como los árabes tienen en el petróleo a “la bendición de Alá”, nosotros tenemos múltiples bendiciones: nuestro mar es riquísimo no solo en anchoveta sino en casi todas las especies; somos uno de los 15 países con más agua en el mundo, nuestra frontera agrícola —costera y amazónica— es inconmensurable (solo Piura tiene más tierras cultivables que todo Chile) y en las cumbres y quebradas de nuestros Andes los incas cultivaron ¡cientos de variedades de papa! 


Y no queda ahí. Tenemos una selva prácticamente virgen en desarrollo forestal y transformación para la industria del mueble que ya quisiera tener Japón, nuestro cacao no lo tienen los suizos y la calidad de nuestro café no podrían ni soñarla los italianos. Ojo: y eso que no he mencionado el turismo siquiera. Ese sería un artículo aparte,


Entonces, ¿por qué estamos jodidos o frenados económicamente?


Creo firmemente que nos hallamos frente a un problema de decisión política. En buen romance: el Perú necesita líderes con coraje y visión de futuro para enfrentar con eficiencia a los comunistas disfrazados de ecologistas que no solo son antimineros, sino que están contra la inversión. Si seguimos poniéndole a la cobardía la máscara del prostituido diálogo, nunca saldremos del subdesarrollo económico y mental.


Este gobierno —o, mejor dicho, el que viene— debe fortalecer REALMENTE a los ministerios de Energía y Minas, de Transportes y Comunicaciones, del Interior, de Defensa y del Ambiente, y luego de cumplir con todos los requisitos, permisos de ley —muy simplificados— y estudios de impacto ambiental, estos deben CONSTRUIR YA cada obra imprescindible para nuestro desarrollo.


Para ello, debemos usar el mecanismo constitucional de DECLARATORIA DE EMERGENCIA, sacar a la FUERZAS ARMADAS de los cuarteles para que tomen el territorio peruano y, de la mano del Ministerio Público y Poder Judicial, meter preso a cuanto peruano viole la ley y ataque a un policía o civil. ¡Hagamos nuevas cárceles, si es necesario!


El mensaje debe ser claro: sin nuevas minas, carreteras, hidroeléctricas, carreteras, puentes, puertos, aeropuertos y vías ferrocarrileras, el Perú se detendrá. Tía María, Conga y Tambo Grande constituyen solamente el punto de partida para nuestro desarrollo en el siglo XXI.



El superministerio de PPK

No es mala idea pensar en un ministerio de obras públicas si no aumenta el número de ministerios.

LEER MÁS
No es mala idea pensar en un ministerio de obras públicas si no aumenta el número de ministerios.
LEER MÁS

El superministerio de PPK

No es mala idea pensar en un ministerio de obras públicas si no aumenta el número de ministerios.

LEER MÁS

En palabras que su vicepresidente Martín Vizcarra, Kuczynski lanza la idea de un ministerio que aglutine toda la infraestructura. Se constituiría por la fusión básica de dos ministerios: Transportes y Comunicaciones, por un lado, y Vivienda, Construcción y Saneamiento, por el otro. Con algún añadido de la parte de infraestructura de riego del Ministerio de Agricultura.

No es mala idea si se implementa bien. Si va a tomar la parte de transportes que tiene que ver con construcción, dejando el MTC solo para cuestiones normativas, y absorbiendo todo el MVCS, no aumentaría el número de ministerios. Sería algo así como el antiguo Ministerio de Fomento aunque, en realidad, más propio sería llamarlo un Ministerio de Obras Públicas, que también debería incorporar la parte constructiva que hoy recae en ministerios como los de Educación y Salud. Con esto se liberaría a estas entidades de responsabilidades constructivas para enfocarse en los aspectos normativos y de calidad de servicio.

Habría que pensar si con este superministerio sigue siendo necesario el Ministerio de Apoyo a las Regiones, pues la inversión en infraestructura tiene carácter territorial y, de por sí, tiende a ser descentralizada e impacta en el desarrollo regional. En todo caso, que se abra el debate técnico.