Menu

Resultado de busqueda

El indulto no moverá la economía

Nuevos ministros no pueden andar persiguiendo un solo proyecto, favorable a los amigotes, como si de este dependieran todas las finanzas del Estado.

LEER MÁS
Nuevos ministros no pueden andar persiguiendo un solo proyecto, favorable a los amigotes, como si de este dependieran todas las finanzas del Estado.
LEER MÁS

El indulto no moverá la economía

Nuevos ministros no pueden andar persiguiendo un solo proyecto, favorable a los amigotes, como si de este dependieran todas las finanzas del Estado.

LEER MÁS

Es muy problemático permanecer demasiado tiempo en el limbo, en el claroscuro, en el sí pero no. Ya el propio presidente ha deslizado un par de cambios ministeriales y al no dar nombres pone en trompo todos los despachos. Los ministros hoy por hoy ya no toman decisiones o si salen en los medios es para reforzar su permanencia y nada más. 

Así se hace relaciones públicas, pero así no se gobierna.

Tampoco es saludable seguir manoseando el tema del indulto, un maltrato comunicacional de PPK del cual el fujimorismo propiamente dicho no tiene la culpa. Hablar de "perdón médico" y decir que se esperará a fin de año es de una crueldad o de un grado de tontería cantinflesca en el que ni Humala hubiese incurrido.

La indecisión tiñe el perfil del presidente y sus consecuencias las padecemos todos. Hasta la imagen de PPK aprovechando su estadía en Madrid poco menos que para pedir a Mario Vargas Llosa permiso para indultar a Fujimori ofende la investidura presidencial.

El indulto a Fujimori no va a hacer subir la tasa de crecimiento, ha dicho un sabio criollo de partido moradito. Lo primero que habría que preguntar es quién ha dicho que el indulto de Fujimori debería mover las agujas de la economía. ¿Por dónde? Sí va a servir para desterrar el desencuentro y pasar la página del encono. Si va a ser importante para que los peruanos caminemos al bicentenario empujando la misma causa.

Pero la urgencia de la hora es otra. En esa urgencia hay que mover la economía de inmediato. A lo mejor Zavala es la mejor opción para el despacho de Economía, pero si es así debe nombrarse otro primer ministro: y eso renueva todo el gabinete.

Los nombres no interesan. Lo que es absolutamente imprescindible es que los nuevos ministros (o los que permanezcan) entiendan que no se puede andar correteado ahora arriba a abajo persiguiendo un solo proyecto, la malhadada adenda, como si de él dependieran todas las finanzas del estado.

Ya se dieron el gusto de jugar al lobby pretendiendo asegurar el interés particular. Ya pusieron a todo el país contra la pared con tal de ayudar a los amigotes. Ya pasó también. Ahora váyanse a casa. Y los que permanezcan con el fajín, ¡entiendan que estamos en otra realidad!

De ahí en más Keiko y Peter Paul podrían quedarse hablando del clima o de sus mascotas, si las tienen.