Menu

Resultado de busqueda

¿Qué tal un cambio de aliados?

Ante la sombra de una vacancia, Pedro Pablo podría considerar la posibilidad de apoyarse en Keiko y su bancada para llegar al 2021.

LEER MÁS
Ante la sombra de una vacancia, Pedro Pablo podría considerar la posibilidad de apoyarse en Keiko y su bancada para llegar al 2021.
LEER MÁS

¿Qué tal un cambio de aliados?

Ante la sombra de una vacancia, Pedro Pablo podría considerar la posibilidad de apoyarse en Keiko y su bancada para llegar al 2021.

LEER MÁS

Arenas movedizas por doquier. Así está el terreno por el que transita el destino de la república en la hora actual, cuando ya no se sabe quién es quién. Crearon las nuevas procuradurías a salvo de la presión del Ejecutivo y apenas las procuradoras aletean encausan de una a Pedro Pablo, por haber recibido dinero de Odebrecht alguna empresa vinculada a él, y a Vizcarra por haber firmado una adenda lesiva a los intereses del Estado en el caso del aeropuerto de Chinchero.

Semejante iniciativa pone en riesgo la línea de sucesión presidencial en caso de vacancia y levanta una luz de alerta en torno a una sola pregunta: ¿quiénes son los más interesados en una vacancia presidencial y adelanto de elecciones? Y la respuesta se sostiene en esa arena movediza que es la escena política cotidiana, en la que nadie sabe para quién trabaja.

El empoderamiento de los procuradores se dio al interior del Ministerio de Justicia. Es como la sabrosa canción de Celia Cruz en la que Songo le daba a Bolondrón. Así, la ministra Marisol nombró a Julia Príncipe y Julia nombró a Muchilanga y a los demás. Hay opinantes que sostienen que el ministerio de Justicia ha sido el refugio de la caviarada pero, muy al margen, ¿cuál es el beneficio que la izquierda empoderada en las procuradurías pueda obtener de un adelanto de nuevas elecciones?

El tema de la vacancia o la sucesión ya se va volviendo parte del habla cotidiana y los cargos insinuados por los procuradores son graves y dan pie a todo. Leo con asombro que, según algunos, estaríamos ante el conglomerado antifujimorista buscando forzar un adelanto de elecciones. Me cuesta creerlo, solo que nada se puede descartar en este páramo de arenas movedizas.

A otro plano. ¿Le conviene al fujimorismo de esta hora la vacancia presidencial? No, si está cerca al caído y lo deja caer. Tampoco si se constituye en una fuerza motriz para pedir esa supuesta vacancia en caso se confirmasen las acusaciones levantadas por los procuradores.

¿Puede el fujimorismo sostener el gobierno y llegar al 2021 con esas credenciales democráticas? Sí, pero solamente si el principal interesado, PPK, hace un verdadero giro.

¿Se acuerdan de los mensajitos tras la segunda vuelta? "Siga usted con sus aliados", le decía Keiko a PPK. El primero en dar ahora la señal de un cambio de aliados debiera ser Pedro Pablo, pero como decimos a orillas del Chumbao: manan canchu (no hay)


Los ovarios no están en cuestión

Toca a cualquier procurador evitar la tentación de los reflectores y presentar oportunamente un trabajo documentado.

LEER MÁS
Toca a cualquier procurador evitar la tentación de los reflectores y presentar oportunamente un trabajo documentado.
LEER MÁS

Los ovarios no están en cuestión

Toca a cualquier procurador evitar la tentación de los reflectores y presentar oportunamente un trabajo documentado.

LEER MÁS

Katherine Ampuero y Liliana Meza son defensoras del Estado para la reparación civil que pudiera corresponder en el caso Lava Jato. Han sido nombradas por la presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado. Julia Príncipe, gracias a su confianza. No deben sentirse digitadas ni presionadas pero la autonomía que les corresponde no significa carta libre para decir o hacer lo que quieran.

Independencia sí pero no figuretismo. Seriedad y rigor para no caer en excesos. Las procuradoras deben tener todas las garantías para la autonomía que viene con el encargo, pero el respeto y la autoridad deben ganarlos. Y no precisamente con los ovarios, mal mencionados al momento en que se deciden a denunciar y llegan hasta a tocar al presidente de la Republica, quien personifica a la nación y merece por tanto más de una reserva.

Ampuero informó que presentó un escrito al fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, para compartir cuestionamientos contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski. Explicó a la prensa que su acción se debe a “supuestas operaciones sospechosas y supuestos aportes de la empresa Odebrecht Latinvest Perú a favor de la empresa Latin America Enterprise, la cual estaría vinculada al señor presidente".

La sospecha viene de una denuncia periodística de un medio hispano en Estados Unidos y es elemental que antes que un magistrado la lance a la opinión pública pase por rigurosa verificación y contraste.

Bien que Julia Príncipe rechace cualquier tipo de injerencia en el trabajo de los procuradores públicos. Pero la discreción es una virtud, aquella que nuestros abuelos llamaban sigilo, y debe informar el accionar de todos los funcionarios obligados a investigar y presentar resultados. No ayuda salir a desafiar cuando nadie las ha desafiado.

Los procuradores tienen que ser absolutamente responsables. Más en una coyuntura en que la desconfianza afecta a todos los políticos. Si se llegara afectar a la presidencia de la republica entraríamos en un verdadero colapso. Entonces a demorarse y pensar antes de pasar a mayores, más cuando se trata de un presidente en funciones.

Se entiende su posición: nadie tiene corona y la decisión de que todo corrupto caiga es respaldada por la ciudadanía. Pero también se entiende el malestar del Ejecutivo, representado por Fernando Zavala, para exigir que el Consejo de Defensa Jurídica del Estado actúe con rigurosidad y profesionalidad.

Los procuradores deben actuar coordinados con la Fiscalía, no pueden imputar delitos cuando la fiscalía no lo ha hecho todavía por estar a la espera de medios probatorios suficientes. No deben ser atropellados pero tampoco pueden atropellar. Muy bien que se resistan a todas las presiones, que de seguro existen, muy mal que usen frases grandilocuentes que no vienen al caso y menos cuando no presentan mayor novedad, ni nuevos indicios que den mayor solidez a su decisión de imputar graves delitos.

Toca a todos los procuradores evitar la tentación de los reflectores y presentar oportunamente un trabajo documentado en el que, de seguro, ni ovarios ni testículos están en cuestión.


Entre huaicos de barro y también de corrupción

Trágica y malhadada situación que tiene que afrontar el gobierno de forma tan inesperada.

LEER MÁS
Trágica y malhadada situación que tiene que afrontar el gobierno de forma tan inesperada.
LEER MÁS

Entre huaicos de barro y también de corrupción

Trágica y malhadada situación que tiene que afrontar el gobierno de forma tan inesperada.

LEER MÁS

Trágica y malhadada situación que tiene que afrontar el gobierno de forma tan inesperada. A la avalancha de destapes que trae el caso de la mega corrupción Lavajato, le ha sobrevenido los huaicos, lluvias e inundaciones producidos por el fenómeno El Niño costero que no deja de castigar de forma inclemente a vastas regiones del país dejando daños irreparables.

En medio de la catástrofe y de los esfuerzos del gobierno destinados a asistir a los cientos de miles de damnificados, acaban de detener a otro ex alto funcionario del segundo gobierno aprista que habría recibido una coima millonaria de la corrupta empresa Odebrecht para ser favorecida en la concesión de la carretera Interoceánica.

Penosa realidad la de nuestro país que sufre las consecuencias de la imprevisión y de la improvisación de sus gobiernos, así como el grave daño ocasionado por los tumores cancerosos enquistados en la estructura del Estado.

Frente a esta realidad que nos ha tocado afrontar, no podemos amilanarnos ni permitir que esto melle la moral de los peruanos. Solo queda actuar con temple, firmeza y liderazgo, sin dar espacio a la indignidad.

La situación ameritará medidas drásticas de emergencia para atender la costosa reconstrucción que habrá de hacerse, asegurando los recursos y las condiciones para que no sigamos siendo tan vulnerables a los castigos de la naturaleza. Pero, al mismo tiempo, se requerirá medidas severas para librarnos de esa lacra de la corrupción que amenaza la integridad del país.