Menu

Resultado de busqueda

Perú, el costo de tu sobrevivencia

Si este gobierno cae por sus vínculos con la corrupción, seremos presa fácil del primer advenedizo con vocación disruptora.

LEER MÁS
Si este gobierno cae por sus vínculos con la corrupción, seremos presa fácil del primer advenedizo con vocación disruptora.
LEER MÁS

Perú, el costo de tu sobrevivencia

Si este gobierno cae por sus vínculos con la corrupción, seremos presa fácil del primer advenedizo con vocación disruptora.

LEER MÁS

¡Cuidado! Si este gobierno cae por sus vínculos con la corrupción, nuestro sistema político va a estar tan debilitado que seremos presa fácil del primer advenedizo con vocación disruptora... y hay muchos rondando. Antauro sale el próximo año: ¿queremos otro Humala desgraciando nuestras vidas? ¿No nos han expoliado lo suficiente?

Pena que un hombre con una trayectoria percibida como honesta y exitosa incursionara en la política sin ninguna previsión y vea esfumarse su buen prestigio —que no es materia de discusión en este artículo, la presunción de inocencia debe prevalecer— por su cercanía con Toledo y su responsabilidad en las cuestionadas IIRSAs. La lista de inculpados y posibles involucrados parece interminable; cada hallazgo descubre nuevos personajes. Los peces chicos y testaferros son los primeros en caer.

¿Cómo comprobar que realmente están declarando todo lo que saben o solo lo estrictamente necesario? ¿Por qué lloran? ¿Por arrepentimiento? ¿Miedo? ¿O porque saben que la mentira tiene patas cortas y el "miente, miente que algo queda" no funciona en estos casos?

¿Qué pasará por la mente de PPK? ¿Buscará explicaciones con humor inglés o evadirá verdades en español? Cualquiera sea el escenario, esperemos que logre salir airoso de las investigaciones y fortalezca al gobierno. Hemos estado peor económicamente, pero nunca sumidos en esta pobreza moral.

Los más pesimistas dicen que siempre quedarán rezagos y la corrupción renacerá de las cenizas cual ave fénix. ¿Estaremos condenados? ¿Una vez más atados a una historia de fracasos y errores? ¡Demasiadas preguntas sin soluciones!

Acemoglu y Robinson, dos de los más prestigiados expertos en desarrollo a nivel mundial, intentan explicar a través de su libro "Why nations fail" los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza. Entre sus múltiples conclusiones establecen que no es la geografía, la enfermedad o la cultura lo que explica porqué algunas naciones son ricas y otras pobres, sino las instituciones y la política.

Quisiera extrapolar esos estudios al Perú. Si generamos institucionalidad, ¿habremos logrado solucionar todos nuestros problemas? Quizás, pero la gran pregunta es ¿Cómo construimos esa institucionalidad? ¿El pueblo peruano está capacitado para ello? Hay leyes y no se cumplen.

Las autoridades no respetan la investidura de sus cargos. La complejidad de los problemas hace que no exista una única solución, pero necesitamos encaminarnos. La juventud, esa que sale a las calles a protestar, debería asumir seriamente la responsabilidad de construir una nueva sociedad: empecemos por comprometer a nuestros hijos y que la respuesta a estos vacíos y necesidades sea positivamente exponencial.


¿Es tan difícil legislar derecho?

Una desgracia deja su lección, pero en el Perú nos empecinamos en no aprenderla.

LEER MÁS
Una desgracia deja su lección, pero en el Perú nos empecinamos en no aprenderla.
LEER MÁS

¿Es tan difícil legislar derecho?

Una desgracia deja su lección, pero en el Perú nos empecinamos en no aprenderla.

LEER MÁS

Una desgracia —natural o provocada— debería tener su consecuente lección, pero en el caso del Perú la lección siempre es la misma y nos empecinamos en no aprenderla.

Tras los desastres originados por el llamado Niño Costero, inescrupulosos comerciantes han retenido sus productos con el propósito de provocar una escasez artificial y aprovechar el estado de necesidad y desesperación de la población para poder alterar los precios. Es lo que legalmente se denomina “delito de acaparamiento”, pero nos topamos conque no está sancionado en el Perú. En cuanto a la adulteración y el acaparamiento, estos delitos serán aplicables cuando se traten de productos de primera necesidad (artículo 234 del Código Penal); sin embargo, ¡oh, sorpresa! Ningún ente normativo nos señala cuáles son precisamente estos “productos de primera necesidad”.    

En el caso de la inseguridad ciudadana, el artículo 279 de nuestro Código Penal sanciona la posesión de armas sin contar con la autorización administrativa correspondiente. Lo paradójico es que las gestiones para obtener la licencia de portar armas se realiza en Dicscamec y el requisito para su tramitación es haber adquirido previamente un arma de fuego, lo que implica que toda persona por el solo hecho de haberla comprado sería autor del referido delito. Todo un contrasentido al que debemos sumar que las empresas vinculadas al rubro de la armería permiten que cualquier persona con DNI pueda realizar disparos a granel a cambio de una suma de dinero, lo que implica proporcionar facilidades a cualquier individuo para que se especialice en el uso de armas de fuego sin una regulación estricta.

Es cierto que una de las atribuciones de nuestros congresistas es fiscalizar, pero pareciera que fuera la única que da réditos mediáticos aunque los resultados sean paupérrimos (por ejemplo, la megacomisión). Se olvida que el Congreso es el PODER LEGISLATIVO DEL ESTADO: por ende, su principal labor es generar leyes que permitan que nuestra sociedad funcione mejor y que pueda hacer frente tanto a los desastres naturales como al flagelo de la delincuencia, por citar solo dos casos.

Ante los actos de acaparamiento que pueden volver a repetirse por nuevos desastres naturales, ¿no se podría fijar precios para los productos de primera necesidad? Y si acaso esta acción dañara el principio de oferta y demanda, ¿acaso no podría modificarse la normativa de Indecopi sobre protección al consumidor?        

Y ante la delincuencia rampante a nivel nacional, ¿no sería mejor retomar el proyecto del Código Penal de 1985 el cual señalaba que “para que una conducta sea punible se requiere que lesione o ponga en peligro, sin causa justa, el bien jurídico tutelado”? Con ello no sería ilegal comprar un arma de fuego, pero si sería necesaria la autorización de la Dicscamec para su uso. Igualmente, como medida preventiva, debe exigir un certificado de salud mental o registro de antecedentes penales a las personas que vayan a las diferentes armerías a especializarse en el uso de armas de fuego. Son requisitos mínimos para tener al menos cierta certeza de que no hemos abierto una puerta para que los cabecillas de bandas criminales envíen a sus sicarios a profesionalizarse, a mejorar su puntería, con la pérdida de numerosas vidas de efectivos policiales y civiles.

No creo equivocarme en que lo expuesto es un razonamiento lógico para el común de las personas, excepto para nuestros congresistas. Por eso termino preguntándome con perplejidad: ¿ES TAN DIFÍCIL LEGISLAR DERECHO?


Reconstrucción y política

Las acciones de recuperación luego del desastre determinarán una importante influencia sobre los damnificados, la cual se reflejará en las preferencias electorales.

LEER MÁS
Las acciones de recuperación luego del desastre determinarán una importante influencia sobre los damnificados, la cual se reflejará en las preferencias electorales.
LEER MÁS

Reconstrucción y política

Las acciones de recuperación luego del desastre determinarán una importante influencia sobre los damnificados, la cual se reflejará en las preferencias electorales.

LEER MÁS

El impacto del drama de las ciudades arrasadas, de los hogares desparecidos y de las multitudes implorantes va pasando. Ahora estamos en otra etapa, en la que se enseñorean los cálculos económicos y políticos con riesgo de postergar el compromiso social.

Y la inquietud de los políticos es comprensible. La reconstrucción determinará una importante influencia sobre las poblaciones damnificadas que se reflejará en preferencias electorales, como sucedió hace muy poco en Ecuador. La popularidad de Rafael Correa creció por la forma como atendió la reconstrucción por los daños del sismo y, por supuesto, se reflejó en la victoria de su candidato Lenin Moreno.

El fujimorismo tiene grandes intereses en el norte afectado, de donde recibió sustantivos votos en el 2016, y desea preservar ese capital. Tiene que considerar lo necesario para no dejar toda la torta de la reconstrucción en manos del oficialismo.

Cálculos más o menos pueden no funcionar si no se contempla el ideal de la unidad. Una catástrofe de estas dimensiones obliga a hacer política en el mejor sentido, mirando el momento pero sin perder de vista la historia. Y para ello la única vía es unir fuerzas, prohijar consensos vitales para que la práctica de la reconstrucción no esté fuera de la política sino dentro de esa gran política que considera el porvenir como construcción social.

El lema de una sola fuerza ha calado positivamente. Y si se quiere mantener este espíritu necesitamos un gabinete multipartidario, de verdadera unidad nacional. Una instancia que permitirá concretar políticas públicas y leyes que todos respaldaremos. Porque la hora del desastre no es para elucidar de qué tamaño será la torta económica y política que podrían repartirse, sino la dimensión de la tarea que comienza.

A PPK le tocaba cambiar gabinete desde antes del desastre del norte, cuando su caída de popularidad era enorme; hoy las cifras cambiaron pero es solo una foto del momento. Si se tienden los puentes para que todas las fuerzas políticas puedan en conjunto evaluar la situación de lo que toca hacer, no solo en arquitectura sino también en recuperación moral de la clase política. El régimen podría mantener su popularidad, los políticos recuperar la confianza y todos juntos cumplir con el rescate del millón y medio de peruanos que espera una acción efectiva y eficiente.

La ciudadanía rechaza la polarización y aprueba la unidad como marco de la política necesaria que no podrá ser beligerante ni obstruccionista, menos aún calculadora o aprovechadora del drama que viven nuestros hermanos en su propio país.