Menu

Resultado de busqueda

Basombrío habla más de la cuenta

Ministro del Interior se ha abierto solito una serie de problemas de credibilidad, debido a su gran "elocuencia".

LEER MÁS
Ministro del Interior se ha abierto solito una serie de problemas de credibilidad, debido a su gran "elocuencia".
LEER MÁS

Basombrío habla más de la cuenta

Ministro del Interior se ha abierto solito una serie de problemas de credibilidad, debido a su gran "elocuencia".

LEER MÁS

El ministro del Interior corre el riesgo de que se le llene la boca de moscas. Carlos Basombrío habla demasiado sobre una variedad de temas que terminan pasándole una pronta factura. Esto significa que las palabras del ministro, potenciadas por el torrente de su elocuencia, pueden devaluarse muy rápidamente.

Veamos. El ministro a hecho suyo un tema delicado, adelantando opinión sobre el mismo, e involucrando torpemente a otro exministro que le ha respondido, creándole un problema de credibilidad.

El ministro no puede decir alegremente que Daniel Urresti estuvo en uno de los operativos de un presunto escuadrón de la muerte dando a entender que podría estar relacionado con una banda de asesinos uniformados. ¿Qué prueba ha exhibido Basombrío para una insinuación semejante? ¿Y cómo se atreve a dar por sentado una serie de hechos que están en investigación por una comisión que él mismo ha nombrado sin esperar las conclusiones de la misma? ¿Entonces para qué existe la susodicha comisión?

Este desatino ha hecho que Urresti se convierta en el principal crítico de la gestión de Basombrío poniéndolo como un farsante. Urresti ha dicho que mientras Basombrío anuncia como gran novedad que él incrementará en 100 días 500 efectivos para inteligencia policial, el exministro afirma que él dejó 4000 nuevos agentes en el corto lapso de su gestión.

Urresti también pone de relieve que cuando Basombrío lanza un plan de unidades de inteligencia descentralizadas le sigue los pasos a él, que implementó varias en territorios álgidos como Trujillo, por ejemplo. Así que las novedades que va desarrollando el ministro Basombrío terminan siendo quemadas por Urresti.

Pero no solo por él. El ministro en su locuacidad anunció también que el estado de emergencia en el Callao tenía los días contados para fines de agosto. Pero de inmediato se desató una controversia que lo dejó mal parado.

Juan Sotomayor, el alcalde del Callao, si bien habría solicitado la suspensión de la medida, exigía que la Marina saliese a patrullar las calles. Esto obligó al ministro a pronunciarse en contra de que las Fuerzas Armadas formen parte de la política de seguridad ciudadana, un tema que no estaba en agenda y que es espinoso porque la intervención de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen es muy popular.

Y justo cuando el ministro justificaba su anuncio sobre la suspensión del estado de emergencia en el primer puerto "a pedido de las autoridades", sale la alcaldesa de La Perla, Patricia Chirinos, para clamar que no se retire el estado de emergencia porque la seguridad pública así lo exige; y ese mismo día un asesinato más, a plena luz del día, se produjo en una concurrida avenida de la Provincia Constitucional.

¿Cómo queda el ministro? ¿Cómo queda su palabra? ¿Cómo su experiencia sobre el Interior? ¿Cómo la oportunidad de sus medidas?

¿El "escuadrón de la muerte" y la suspensión del estado de emergencia en el Callao son los temas más relevantes en la agenda de seguridad ciudadana del ministro? ¿Esa es su prioridad para abrirse tantos frentes a un par de semanas de iniciada su gestión? ¿O simplemente se fue de boca y entraron las moscas?


Flash: ¡Qué pena, Fujimori absuelto!

¿Editorialización chicha de la noticia es la nueva tendencia en el mundo de las comunicaciones?

LEER MÁS
¿Editorialización chicha de la noticia es la nueva tendencia en el mundo de las comunicaciones?
LEER MÁS

Flash: ¡Qué pena, Fujimori absuelto!

¿Editorialización chicha de la noticia es la nueva tendencia en el mundo de las comunicaciones?

LEER MÁS

Alberto Fujimori ha sido absuelto por unanimidad en el caso "diarios chicha" por la Sala Permanente de la Corte Suprema presidida por el juez Javier Villa Stein. Me entero de la noticia a través de una presentadora en un canal noticioso de cable. Para dar una aproximación del caso a los televidentes, la conductora entrevista al exprocurador Ronald Gamarra quien —aparte de ser enemigo jurado de Alberto Fujimori, al tenor de todas sus intervenciones públicas— no tiene ninguna vela en ese juicio pues no ha participado del proceso.

¿No pudieron hablar con el fiscal del caso, por ejemplo? El señor Gamarra incide en el argumento que ha sido desbaratado en la Suprema de que, en su calidad de comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el expresidente tenía que haber sabido y, por lo tanto, dispuesto el desvío de más de 100 millones de soles de las Fuerzas Armadas al SIN que jefaturaba tras las sombras Vladimiro Montesinos, con el fin de comprar la línea editorial de varios medios de comunicación para favorecer la re-reelección de Fujimori. 

La presentadora de televisión parece entrar entonces en un amigable coloquio con amagues de indignación con el procurador Gamarra a raíz del fallo. Y así, el enemigo de Fujimori pasea sus intervenciones al aire diciendo que como el único que se benefició del hecho imputable fue Fujimori, entonces esa el la prueba de que el culpable es él. 

¿Alguna prueba? Ninguna, pero el exprocurador antifujimorista se expande: ¡es evidente!

La presentadora, sin embargo, duda tímidamente y pregunta: "Pero si la absolución ha sido unánime, ¿cómo se explica eso? ¿Cómo que los cinco jueces lo hayan absuelto y no solo Villa Stein?"

Y el exprocurador, muy suelto de huesos, dice lo indecible. Algo así como que Villa Stein vendría a ser una suerte de prestidigitador, de hipnotista, de mago que ha logrado llevar de las narices a sus pares para que TODOS ellos firmen la absolución del "chino". 

Muy bien, muchas gracias; aplausos para el exprocurador Gamarra. 

Percibimos que tanto la presentadora como su invitado están claramente en contra de la sentencia absolutoria y entonces viene la tarea amarga de presentar al malo de la película: el abogado del absuelto Fujimori, Paco Castillo (puaj, es que hay que "equilibrar" la noticia).

Doctor Castillo, ¿diga usted cómo es verdad que Alberto Fujimori fue el único beneficiario de la compra editorial de los diarios chicha? What? ¿La presentadora se convirtió en procuradora con los argumentos de Gamarra? Doctor Castillo, ¿diga usted cómo es posible que Fujimori no haya sabido nada si él era el comandante supremo de las Fuerzas Armadas?

Are you kiddin' me? ¿O sea que, por ejemplo, Clara Elvira Ospina tendría que saber en qué andan los negocios de todos sus subordinados en Canal N?

Doctor Castillo, ¿o sea que Alberto Fujimori era un inepto? Ya entendimos que no lo quiere, señorita. Pero ese no es el punto: es decir, ¿todos tenemos que compartir como televidentes las opiniones de la presentadora de noticias?

¿O es que su canal tiene un determinado sesgo político y no nos hemos enterado? ¿Es una suerte de Fox News invertido? ¡Es lo menos que puede pensarse si damos crédito a cómo presentan y adornan la noticia algunos de sus periodistas!

Y dicen que a la gente le gusta ese formato... ¿diga, usted?


El escape de los hipócritas

¡Que pasen por caja aquellos que dicen "defender" los derechos humanos!

LEER MÁS
¡Que pasen por caja aquellos que dicen "defender" los derechos humanos!
LEER MÁS

El escape de los hipócritas

¡Que pasen por caja aquellos que dicen "defender" los derechos humanos!

LEER MÁS

La "lucha contra el poder" y el "caiga quien caiga" siempre ha marcado el sesgo de quienes dicen defender los derechos humanos, pues se hace un uso político ideológico de un tema que es universal. Es por eso que hoy están embarrados: no pueden zafarse de sus aliados y preferencias políticas.

Los organismos de dd. hh. en el Perú fueron una creación interesada de Javier Diez Canseco (JDC), quien le ordena a Francisco Soberón fundar APRODEH. Si uno lee el ideario político del PUM, JDC era marxista-leninista y no hacia escarmiento de tomar las armas para llegar al poder, con o sin derechos humanos.

Las ONG de derechos humanos y la CNDDHH se convirtieron en un gran negocio. Se denuncia a las FF. AA. y a las FF. PP., por lo que el Estado debe pagar compensaciones. ¿Quién paga por las víctimas de SL y el MRTA? También el Estado peruano, pues "no los protegieron". De paso las ONG de derechos humanos han participado en menos denuncias contra SL que contra las fuerzas armadas y policiales, a pesar de que la mayoría de víctimas las causó la subversión, de acuerdo con el propio informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación. De paso, ¿cuándo podemos ver las cuentas de gastos y quiénes se beneficiaron? Diez millones de euros por un museo que nadie visita es un desperdicio.

Francisco Soberón de APRODEH ha sido el menos hipócrita de todo el grupo: “Apoyamos a Humala a sabiendas, contra lo que representa el fujimorismo”. ¡O sea, no se hagan los santos ni los de calzón angosto! Sabían que apoyaban a una persona ligada a Montesinos (Locumba) y que desde 2006 impulsaban la candidatura de un asesino. Todo cambió por las instrucciones de Lula Da Silva a la izquierda peruana. Lo comprobamos comparando los editoriales en el Diario La República del propio JDC y de Nicolás Lynch (años 2005-06 vs 2010-11). El cambio es clarísimo: ¡todo el aparato de la izquierda respaldando al Capitán Carlos!

Y durante el fujimorato se cometieron crímenes civiles y penales. Muchos no han pagados sus penas y quieren hacernos olvidar su pasado. Sin embargo, ¿lo peor del régimen fue el secuestro agravado de Dyer y Gorriti o el golpe de Estado? Pongamos las cosas en su real dimensión.

Por otro lado, si las ONG de derechos humanos han traído conceptos nuevos a la legislación penal peruana como la "autoría mediata", por el que se quiso a acusar sin éxito a Alberto Fujimori, ¿por qué no se la practican a Susana Villarán en el caso de La Parada?

Veamos la coherencia del accionar de las ONG de DDHH. Así como dicen apoyar a las víctimas, ¿a cuántos de los secuestrados por el MRTA han defendido? ¿A cuántos familiares de policías y militares masacrados por SL o MRTA?¿A cuántas familias de civiles que no tenían nada que ver con lo que ustedes llaman "el conflicto armado interno"?

Pido cifras por transparencia. De paso, los familiares de los policías víctimas del Baguazo los siguen esperando. El IDL fue el primero en llegar a ofrecer ayuda pero sacó cuerpo al toque. ¿Comparó rentabilidades según cliente?

Y de paso, también por transparencia ¿cuánto es el porcentaje que se quedan los abogados de los casos que ganan en las cortes peruanas o en la Corte Interamericana de DD. HH.? Pasen por caja.