Menu

Resultado de busqueda

El traje de astronauta

¿Cuántos de esos trajes le vendieron al Perú durante los últimos lustros?

LEER MÁS
¿Cuántos de esos trajes le vendieron al Perú durante los últimos lustros?
LEER MÁS

El traje de astronauta

¿Cuántos de esos trajes le vendieron al Perú durante los últimos lustros?

LEER MÁS

Imagínese que un conocido suyo le quiere regalar un traje de astronauta. Este es muy llamativo, voluminoso, espectacular y curioso, pero no entra en su casa, no va con la decoración y, muy probablemente, a su esposa les disguste tamaño presente. Este, además, es inútil y, sumado a ello, a usted no le gustan los cohetes ni la ciencia ficción, por lo cual agradece la deferencia de ese aparente bien intencionado sujeto y no lo acepta. Hasta ahí usted habría actuado con buenos modales y racionalidad.

Un tiempo después este individuo lo llama y le propone venderle el traje de astronauta. Y no solo se lo quiere vender: la dichosa armadura estelar es carísima, va a tener que gastar en mantenimiento, seguridad y además se tendría que endeudar con intereses carísimos para comprar el peculiar objeto. Para colmo, usted tendría que hipotecar su casa y exigirle a su madre jubilada que avale la operación.

Ciertamente, el vendedor de este proyecto ha llegado con un staff de abogados muy bien preparados y con contratos enrevesados de difícil entendimiento. Extrañamente, en esta ocasión usted no se niega, sino que le dice al extraño sujeto que lo va a pensar. Luego de meses de cavilación… ¡usted firma! ¿Conclusión? Se volvió imbécil o es tan traidor, miserable y maldito que ha optado por traicionar a su familia, a su sangre, con tal de recibir una coima, abandonar su hogar e irse a vivir al exterior para gozar de ese dinero mal habido y maldito.

A la luz de los hechos ya conocidos, ¿cuántos trajes de astronautas le vendieron al Perú en los últimos lustros? La Interoceánica firmada por Toledo, PPK y el actual premier Zavala no la necesitábamos; tal es así que hasta hoy no lleva ni trae carga y hay que pagar peajes y mantenimientos. Luego, durante el gobierno de García, con Meche Aráoz, Cornejo, y Verónica Zavala hermana del segundo de este régimen se firman adendas y se continúa con esa obra. Se suman el Tren Eléctrico de Lima, Olmos y diversas carreteras y construcciones como la de Huachipa. De ahí vino Humala y Nadine; con el ministro Castilla y Segura en el MEF se firman el Gasoducto del Sur y no tenemos gas, la Línea II del Metro —con costos superiores a los europeos, la ampliación de la Refinería de Talara y no tenemos petróleo que refinar—, más cemento y concesiones viales.

Recordemos que premier fue René Cornejo y Eleodoro Mayorga, ministro de Energía y Minas, ambos conocidos lobbistas. Que a la danza se sumó Susana Villarán, quien entregó los peajes más grandes del país a Odebrecht y obras absurdas como Río Verde a OAS, otra empresa brasilera estructuralmente corrupta.

Ahora se duda del necesario aeropuerto de Chinchero (¿firmado por Nadine u Ollanta?), en donde están involucrados intereses de Cecilia Blume (exasesora de PPK durante el toledismo), de Carolina Castilla (hermana del exministro favorito de la señora Heredia) y de Jimena Zavala (¡hermana menor del vacilante premier!). ¿Escenario felliniano o dantesco?

Momento desolador y triste vive nuestro Perú. Con un presidente preso y cuatro haciendo cola de la mano de dos primeras damas, pregunto: ¿Habrán decorado sus casas con trajes de astronautas multicolores o solo de color verde dólar?

* Publicado en Expreso el 1 de febrero de 2017


Morir de risa

PPK, ¿usted tuvo que ver con el proyecto de la Interoceánica o no? ¿Eliminó el SNIP o no? ¿Y encima tiene la tupé de mandar a callar a alguien?

LEER MÁS
PPK, ¿usted tuvo que ver con el proyecto de la Interoceánica o no? ¿Eliminó el SNIP o no? ¿Y encima tiene la tupé de mandar a callar a alguien?
LEER MÁS

Morir de risa

PPK, ¿usted tuvo que ver con el proyecto de la Interoceánica o no? ¿Eliminó el SNIP o no? ¿Y encima tiene la tupé de mandar a callar a alguien?

LEER MÁS

A estas alturas ya no viene a cuento opinar sobre Alejandro Toledo y su caída estrepitosa luego de las revelaciones que lo involucran en un soborno de 20 millones de dólares por facilitar el ordenamiento legal necesario para la adjudicación y contratación de la Interoceánica Sur al consorcio Odebrecht. Lo que diga Toledo en su defensa está tan devaluado que legitima ante la opinión pública la palabra de sus delatores Barata y Odebrecht, que lo involucran con hechos fundados en un tinglado de cuentas millonarias con Joseph Maiman, el dueño oculto de Ecoteva, el off shore de la abuelita de los "diamantes del holocausto".

Que Toledo diga "¡Qué tengo yo que ver con Maiman!" es de antología para un estudio interdisciplinario sobre la mentira y el mentiroso.

Alcémonos de hombros con la suerte de Toledo. Está echada. Miremos más bien a quienes lo acompañan en el arte del desparpajo más natural del mundo.

Popy Olivera: se presenta en el programa de Christian Hudtwalcker para pontificar sobre lucha anticorrupción y se siente lo suficientemente legitimado como para decir que Toledo es un asco. Que Toledo no tiene perdón de Dios. Un ratito, hermanito. Tú fuiste el gestor legal de la Interoceánica en la que como ministro de Justicia, presionaste al contralor para que retirara las objeciones que impedían que Odebrecht volviera a contratar con el Estado. ¿No fuiste tú mismo el que lo hizo conocer en conferencia de prensa echándote los jamones? O sea, es la Interoceánica de 20 millones de dólares en coimas, Popy; la que tú apadrinaste. No te hagas el gracioso y no nos hagas morir de risa.

PPK: el presidente lanza un tuit en el que después de manifestar su vergüenza, y con la suya la de la nación que él representa ("verguenza nacional"), dice que pondrá el gobierno a disposición de las investigaciones para chapar a Toledo."El gobierno colaborará en todo lo necesario para que esta investigación sea eficaz", es el enunciado. Ok. ¿Del mismo modo como cuando fue primer ministro "colaboró en todo lo necesario" para que Odebrecht pudiera contratar sin SNIP?, o ya lo olvidó, señor presidente. O sea, ¿yuju? Es la Interoceánica de los 20 millones de dólares en coimas a la que le eliminaron el SNIP para que pudiera proceder. ¿Y usted tuvo que ver en que vaya el proyecto o no? ¿Y encima tiene la tupé de mandar callar a alguien?

Y Zavalita dice en Twitter: "Si son ciertos los actos delictivos, maxima sancion penal. Total compromiso para luchar contra la corrupción, venga de donde venga" (sic). Le tomamos la palabra al ministro de Economía de la Interoceánica y al primer ministro de Chinchero.


Cambio en el gabinete

No debería ser la solución al desgaste, pero es.

LEER MÁS
No debería ser la solución al desgaste, pero es.
LEER MÁS

Cambio en el gabinete

No debería ser la solución al desgaste, pero es.

LEER MÁS

A veces un cambio de gabinete marca un antes y un después, aparece como una manera de corregir las cosas, da fin a un desgaste, oxigena al gobierno y al país, corrige una situación, modifica una percepción. No debería ser así, pero lo es. Es como una característica en nuestro país.

Y el desgaste político tiene que ver con la operatividad, los errores, la relación con la prensa, la incapacidad, el cansancio, la gente que participa, la omisión, el descredito, etc. Varias de esas características se están cumpliendo, lamentablemente.

El ministro Zavala ha causado asombro al no participar en la negociación del proyecto Chinchero porque en la parte privada estaba su hermana (¿?). Eso es inaudito. Inaudito además por el nivel de disconformidad que  hay entre los especialistas y la población. Solo la noticia del allanamiento de la casa de Toledo, las declaraciones amenazantes de su esposa, la acusación formal de la fiscalía, etc. han logrado desviar la atención.

Y es bastante probable que, pasada la conmoción, Vizcarra sea interpelado. Además hay fastidio por algunos nombramientos de Cancillería.

Es tan delicada la situación y el gobierno parece no darse cuenta que se está avanzando hacia un desborde popula, pero de indignación y de rabia. Las últimas decisiones del Ejecutivo hasta parecen una provocación.

Zavala ha sido un buen ministro, pero su silencio ante el caso Chinchero lo ha desacreditado. Confundió la ética con lavarse las manos y eso le resultará un lastre, una carga que lo perseguirá por años. Le dio gobernabilidad al país, pero a estas alturas cabe la pregunta de si su ciclo está llegando a su fin. Las chicas offshore lo terminaron hundiendo.

Tal vez haya llegado la hora de hacer cambios, y hablar de cambios implicará evaluar varios sectores: el Interior, Agricultura e Inclusión Social seguramente pasarán por ese scanner. La ministra de la Mujer tendrá que irse por haber liderado una asociación que funcionó con fondos de Odebrecht. Los ministros de Justicia y Defensa podrían pasar a nuevos cargos. Parece obvio que del actual Ejecutivo salga el nuevo primer ministro.  

Y será la última oportunidad del presidente para enrumbar al país. PPK no parece darse cuenta que a diferencia de los gobiernos anteriores en su caso la vacancia sí es viable. Un simple involucramiento administrativo en cualquiera de los destapes que se viene dando… y quizás ya fue.

Con él naufragaría un sector que apostó por un país distinto, un electorado que creyó en una gerencia diferente, que admiraba su preparación y capacidad. La mirada excluyente de una cerrada cúpula gobernante lo aisló y hoy la gente lo empieza a ver con decepción y hasta con frustración.

En este contexto, un cambio de gabinete es lo aconsejable. No podrá haber una lucha frontal contra la corrupción mientras persistan lobbies como los de Chinchero, mientras no haya un trabajo inteligente en comunicaciones, mientras se den nombramientos diplomáticos como pago de favores, mientras haya un primer ministro que se abstenga públicamente de participar en decisiones de interés de su hermana. Así de elemental y sencillo.