Menu

Resultado de busqueda

PPK, ¡recuerde que no solo de publicidad se alimenta la popularidad!

Es un gran desafío mantener la tendencia: la sociedad está expectante.

LEER MÁS
Es un gran desafío mantener la tendencia: la sociedad está expectante.
LEER MÁS

PPK, ¡recuerde que no solo de publicidad se alimenta la popularidad!

Es un gran desafío mantener la tendencia: la sociedad está expectante.

LEER MÁS

Imposible que no subiera la tasa de aprobación del presidente si ha dejado sus descansos en el Golf de San Isidro y ha pasado su radio de acción (Lima Metropolitana) para visitar las zonas afectadas por la tragedia, solidarizarse con las víctimas, conocer los daños de primera mano y constatar que sus ministros están haciendo una excelente labor. PPK cumplió y ha sido premiado.

¡Pero no debe bajar la guardia! La gente es muy ingrata, sobre todo cuando las expectativas son altas y hay casos emblemáticos como el de Evangelina Chamorro, cuya fuerza para sobrevivir la colocó, a nivel internacional, como la imagen victoriosa de la gran tragedia peruana. Hace unos días le fue obsequiada una nueva casa, fabricada con tecnología modular e instalada en zona segura. No obstante, ¡cuidado! Podrían sonar las alarmas de las altas expectativas y promesas sobredimensionadas, o las de la simple y tenebrosa envidia...

Como menciona Juan José Garrido en su columna de Perú 21, del lunes pasado: “Esta recuperación es muy significativa en cuanto a magnitud, pero clave en cuanto a gobernabilidad [...] Alta popularidad legitima casi cualquier medida, tanto como una baja popularidad pone en riesgo hasta la continuidad del régimen”.

Si excesiva publicidad es el costo de la gobernabilidad, ¡enhorabuena! De acuerdo con una definición del Banco Mundial, la gobernabilidad se refiere a un estilo de gobierno caracterizado por un mayor grado de cooperación e interacción entre el Estado y los actores no estatales, en el interior de redes de decisiones mixtas públicas y privadas. Esa relación fluida y de apoyo es la que tiene que lograr el Gobierno, en especial con la oposición, para conseguir los resultados ofrecidos.

El congresista Galarreta, vocero de Fuerza Popular, sostiene que este incremento es poco significativo. Dice: "Para mí no sé si le resulte interesante al Gobierno este resultado de la encuesta, porque es poca la subida comparada con la inversión que se ha hecho en publicidad”. Existen diversas hipótesis sobre el monto gastado. Con la osadía que lo caracteriza, en el mes de noviembre pasado, Hildebrandt en sus Trece hizo referencia a la exorbitante suma de 47 millones de soles, siendo inmediatamente aclarado por Palacio, en el sentido de que solo serían 2 millones.

No es mucho si la cifra es real y si se hace una corrida a valor presente por los cinco años de gobierno; en especial, si se compara con los exorbitantes 400 millones que se gastaron en el gobierno anterior. ¡Lo importante es invertirlo con eficiencia!

En todo caso, hay una gran cantidad de publicidad estatal en las redes sociales. El Facebook del presidente cubriendo todos sus viajes e inauguraciones. Lo vemos en tiempo real y otorga la clásica percepción de ejecución y soluciones. Muy bien jugado por parte de la Oficina de Comunicaciones: utilizar la tecnología como principal herramienta de información y “publicidad” es lo más exitoso y rentable en la relación costo-beneficio.

¡Es un gran desafío mantener la tendencia! Si vuelve a bajar, será evidente que el alza fue reflejo de unas cuantas semanas de visibilidad, aunada a la confianza de la gente que se aferra a la expectativa de conseguir una mejor calidad de vida y oportunidades.

No será real si no pueden verlo y tocarlo. La sociedad está expectante. El inicio de la reconstrucción no puede esperar y sería aconsejable que sea participativa. Por ello, digno de aplauso que el ministro Zavala ya haya anunciado dos programas: El Cole Contigo, para que los niños puedan regresar a las escuelas lo más rápido posible y la creación de trabajos temporales para que los ciudadanos puedan laborar en la reconstrucción de sus viviendas y,  en general, en la rehabilitación de las zonas que se han visto afectadas.

Igualmente, se consagrarían si logran que las empresas que van a invertir en la infraestructura de los pueblos afectados empleen a gente de la zona. Y si se trata de mano de obra poco calificada, que realicen tareas menores. Tendría el doble beneficio de generarles un sustento y apoyarlos emocionalmente para vencer los estragos de su desgracia.

Es importante que los políticos, sobre todo aquellos que gobiernan, recuerden estas premonitorias palabras de George Orwell en su clásica novela "1984", aunque sea para para evidenciar que en el caso de Perú estaba equivocado: “Pero siempre, no olvides esto, siempre existirá la intoxicación de poder, que crecerá constantemente y se volverá cada vez más sutil. Siempre, y en cada momento, existirá la emoción de la victoria y la sensación de pisotear al enemigo indefenso".


Norma Antisoborno: acción es lo que se necesita

Que el compromiso de los discursos no quede solo en palabras para los aplausos.

LEER MÁS
Que el compromiso de los discursos no quede solo en palabras para los aplausos.
LEER MÁS

Norma Antisoborno: acción es lo que se necesita

Que el compromiso de los discursos no quede solo en palabras para los aplausos.

LEER MÁS

Tremendo reto el que se le viene al gobierno tras las lluvias y los huaicos: la reconstrucción del país. Y el premier ha iniciado las coordinaciones con expertos en estas labores, contactando a quienes las efectuaron en Colombia y Chile.

Zavala busca a profesionales para hacer un trabajo pensado y planificado, y el apoyo de organismos internacionales. Todo muy bien, pero no debe olvidar el flanco interno, ese que mayores problemas trae y que es motivo de los titulares de los últimos años: la corrupción a todo nivel. Sin candados para evitarla, estamos condenados a continuar padeciendo sus nefastas consecuencias.

La corrupción deja podredumbre en nuestras vidas, en nuestras relaciones sociales, económicas y políticas. Descompone la administración pública y de justicia desde sus bases; hiere de muerte la ética y la moral de la nación; encarece las negociaciones comerciales; y, lo más triste, empobrece aún más a los pobres.

El mundo la padece y busca formas de enfrentarla y prevenirla. La ISO (organismo que fija los estándares internacionales), por ejemplo, ha creado la norma ISO 37001 “Sistema de Gestión Antisoborno”, que el Perú ha adoptado como Norma Técnica Peruana (NTP) a través del Instituto Nacional de Calidad (INACAL), al igual que diversos países del orbe. Esta NTP ISO 37001 permite a las organizaciones —indistintamente de si son públicas o privadas— contar con procedimientos para prevenir y establecer controles durante todo el proceso de sus transacciones comerciales, haciendo más difícil la posibilidad del desvío de dinero. Una “División de Operaciones Estructuradas”, como fue la de Odebrecht, no podría existir en una empresa certificada con esta Norma Antisoborno.

En la conferencia de presentación participaron como panelistas los máximos representantes de instituciones públicas y gremios privados. Todos de acuerdo en que se trata de un instrumento que si se implementa haría muy difícil el desvío de fondos para corruptela y sobornos.

El presidente del Poder Judicial manifestó, por su parte, “estar dispuesto a implementarla para desterrar la corrupción de su institución e identificar así a las áreas y personas habituadas a pedir propinas para agilizar expedientes”. El contralor general de la república señaló que la norma se sumaría "al modelo de gestión que está impulsando y es una herramienta para reducir la corrupción en el país".

CAPECO, ASBANC y ADEX, desde el frente privado, halagaron y destacaron los beneficios que conlleva para las empresas del país. Y el fiscal de la nación, como secretario técnico de la comisión que estudió y adoptó la norma para el Perú, y en su calidad de presidente de la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción (CAN), señaló en su discurso de clausura que “desde la CAN trabajaremos  para que esta normas e constituya  en estándar de las instituciones públicas, con el fin de propiciar mayores niveles de calidad en los servicios púbicos”.

La NTP ISO 37001, como todas las de su género, es voluntaria: por eso la importancia del “compromiso” de adoptarla e implementarla. No es lo que se dice sino lo que se hace. La acción.

El momento es propicio para que el gobierno promueva esta NTP ISO 37001 y tome la palabra a quienes tiene voluntad de adoptarla. De animar al sector privado a que busque esos controles previos. De dar libertad a las instituciones públicas para buscar maneras creativas de premiar a las empresas que lo hagan, considerándola tal vez como un requisito para contratar con el Estado a partir de un determinado monto, como propuso la presidenta del INACAL. Habrá muchas formas para promoverla;  es momento de tomar la decisión de enfrentar el problema.

Mientras más controles haya, más difícil será sobornar o pedir coimas. El reto es que los compromisos de los discursos no se queden en palabras bonitas para los aplausos. Confiemos que así sea.


¡Zavalita, yo también quiero trabajar para la PCM!

Hace veintiún días, cuando el jefe de Estado estaba con el agua al cuello, decidió convocar a su despacho a un importante y venerable político de viejo cuño para ofrecerle el premierato.

LEER MÁS
Hace veintiún días, cuando el jefe de Estado estaba con el agua al cuello, decidió convocar a su despacho a un importante y venerable político de viejo cuño para ofrecerle el premierato.
LEER MÁS

¡Zavalita, yo también quiero trabajar para la PCM!

Hace veintiún días, cuando el jefe de Estado estaba con el agua al cuello, decidió convocar a su despacho a un importante y venerable político de viejo cuño para ofrecerle el premierato.

LEER MÁS

Hace 21 días, cuando el jefe del Estado estaba con el agua al cuello, decidió convocar a su despacho a un importante y venerable político de viejo cuño para ofrecerle el premierato. El venerable político, cazurro como él solo, le dijo que lo iba a pensar, y el presidente le habría dicho que necesitaba una respuesta urgente.

El jefe del Estado, por lo visto, estaba urgido de cambiar a su premier, Fernando Zavala, que a esas alturas del partido había desaparecido del mapa y no sumaba ni un punto en las encuestas ni en la agenda pública por muchas razones; la principal: porque su peso político se había convertido en cero. El jefe del Estado, que no por nada no ha nacido ayer, había tenido las tratativas con el venerable político de viejo cuño a espaldas de su premier, lo que no impidió que este terminara enterándose de la reunión en la que se cocinaba su expectoración.

Entonces empezó una ofensiva mediática y publicitaria sin precedentes más que del premier a punto de irse a su casa, de su entorno que evidentemente no tenía ninguna intención de acompañarlo en su partida. El hecho es que con el venerable político de viejo cuño varios se hubieran visto obligados a buscar chamba de nuevo, por la sencilla razón de que el "premier en ciernes" es absolutamente reticente a dejarse llevar de las narices por los caviares que rodean a Zavala.

La maquinaria para salvar el cuello del premier y de su entorno caviar tuvo un rotundo éxito que podemos apreciar en las encuestas, fruto de una inversión millonaria en publicidad, operaciones en las redes sociales, y contratos a diestra y siniestra para gente que trabaja en agencias de relaciones públicas, que dupletean en la PCM y en diversos medios de comunicación. Así, por ejemplo, cuándo según la última encuesta de IPSOS la ciudadanía es preguntada por "¿quién o quiénes de las siguientes autoridades considera usted que tuvieron el mejor desempeño en la atención a los desastres naturales?", la respuesta pone a Zavala en segundo lugar (después del presidente) con 14%, seguido con un escuálido 11% del ministro de Defensa, Jorge Nieto Montesinos, al que si los sentidos no me engañan se le ha visto como el más activo en la atención de la emergencia climática.

Es curioso que Nieto, voceado en algún momento para suceder a Zavala o de conspirar contra él, tenga una percepción tan baja en el desempeño en la atención de los desastres naturales. Curioso, digo, porque las Fuerzas Armadas que lidera Nieto como ministro tienen la más alta aprobación en la atención de la emergencia con 54%. En fin, las encuestas ya nos tienen acostumbrados a ese tipo de curiosidades.

Así las cosas, Zavala pasó de ser un muerto viviente con 26% de aprobación en marzo a  35% de aprobación en abril, o sea una subida de 9% solo comparable a la del mismísimo jefe del Estado, cuya aprobación se incrementó en 11%.

La carta del venerable político de viejo cuño fue archivada hasta nuevo aviso por el jefe del Estado mientras que en la PCM (y sus filiales en las agencias de relaciones públicas) siguen festejando que la lluvia de millones seguirá mojándolos por un buen tiempo.