Menu

Resultado de busqueda

Aquí no hay lugar para conspiraciones

No caigamos en el juego de quienes pretender viciar el proceso de extradición de Toledo con teorías delirantes.

LEER MÁS
No caigamos en el juego de quienes pretender viciar el proceso de extradición de Toledo con teorías delirantes.
LEER MÁS

Aquí no hay lugar para conspiraciones

No caigamos en el juego de quienes pretender viciar el proceso de extradición de Toledo con teorías delirantes.

LEER MÁS

Resulta un tanto idiota (disculpen el francés) pensar que el viaje del presidente de la República a los Estados Unidos de América puede tener algo que ver con el caso Toledo. Este tipo de viajes se planifican con mucha antelación y en este particular caso, mucho antes que la pareja Toledo-Karp pisara suelo americano y por supuesto mucho antes también de la orden de prisión preventiva emitida por el juez contra Toledo.

Pedro Pablo Kuczynski viaja para conversar temas bilaterales con su homólogo Donald Trump y para recibir una distinción de la Universidad de Princeton. Viaja entonces a Washington y a New Jersey seguramente; y el expresidente —hoy prófugo de la justicia— hasta donde se sabe se encuentra en San Francisco y la policía norteamericana persigue su rastro. ¿En qué momento se van a encontrar para elucubrar alguna estrategia común?

¿O qué le puede pedir Kuczynski a Trump en una visita oficial sobre un escandaloso caso de megacorrupción a nivel mundial, judicializado por lo demás, respecto al exmandatario peruano, acusado de haber recibido sobornos de la multinacional Odebrecht?

Hoy el tema está en manos de la justicia peruana, la cual deberá preparar el correspondiente cuaderno de extradición para que Alejandro Toledo regrese al país y responda por los delitos imputados. No caigamos en el juego de los que quieren viciar ese proceso con estrambóticas teorías conspirativas.


Bitácora de febrero

¿Estamos ante un gobierno de interinos?

LEER MÁS
¿Estamos ante un gobierno de interinos?
LEER MÁS

Bitácora de febrero

¿Estamos ante un gobierno de interinos?

LEER MÁS

Febrero suele ser un mes políticamente tranquilo; es el mes en el que se activa el presupuesto. El Parlamento todavía no sesiona y por lo tanto las declaraciones políticas todavía están a medio tono.

Por lo mismo es un mes de respiro y aire para el gobierno. Siempre ha sido así.

Pero febrero es también un mes de huaicos. De huaicos y de cambios en la temperatura que impactan en la economía, en las cosechas, en las viviendas más humildes. Eso también siempre ha sido así. Felizmente se actuó con preocupación y de manera rápida. Y, en líneas generales, se está atendiendo la emergencia. Ahora lo que vendrá serán modificaciones en las estrategias futuras de prevención.

Y entre los huaicos y escándalos mediáticos, el gobierno encontró una posición que le ha dado respiro. Todo esto le resultó oportuno para ubicarse en un perfil bajo.

Además algo empieza a cambiar en el aspecto comunicacional de PPK. La estrategia varía y posiblemente para mejor: el presidente visita comisarías, sale a la calle y respira el ambiente. Y está bien que sea así. Ojalá haga lo propio con hospitales y mercados. Empieza, pues, a tener rumbo su precaria estrategia comunicacional. Igual sigue y seguirá bajando en las encuestas, pero por lo menos en febrero deja una sensación diferente.

La medalla olímpica en materia de comunicación se la ha llevado Alejandro Toledo. A estas alturas (da pena decirlo) convertido prácticamente en un prófugo de la justicia o al menos de la verdad: la verdad ética, jurídica, comunicacional. Pesa sobre él una vergonzosa acusación y el expresidente está como oculto, escondido, viviendo casi de incógnito en Estados Unidos. Un triste final que estaba anunciado desde que se le vio salir del Congreso —de la comisión investigadora— repartiendo rosas y besos volados. Aquella vez estaba como ido, como ignorante de lo que le estaba pasando, desfasado.

Ya es costumbre que la prensa hable de él como el “prófugo Toledo” y es una lástima mirarlo así, saberlo de esa manera. Ignora el expresidente que si no vuelve por cuenta propia, quedará también prófugo de los sentimientos de otredad, de solidaridad social, de lucha por ese respeto ciudadano por el que millones de personas le dieron su apoyo. A este escándalo hay que añadirle los (por lo menos) tres millones de dólares que recibió Nadine Heredia, la mujer que llevó a su esposo a la presidencia para hacer de su condición de candidato y/o presidente una oportunidad de negocios, para canalizar dinero fácil, a cambio de ilusiones y enarbolando una mística falsa que en realidad maquillaba un deseo intruso de poder. Ella sigue ahora en más de lo mismo, jugando con la verdad desde su Twitter.

Y estos temas (que el país está siguiendo como telenovela)  son a su vez lo mejor que le ha podido pasar a PPK para desviar la atención pública. Le cayeron como regalo de los Reyes Magos. Y así, entre historias de este tipo, escándalos, allanamientos, cuadernos de extradición, sarcasmo y asombro de la gente, trascurrió febrero.

En materia económica se anunció que todo lo dicho impactará un punto del PBI, aunque se prepara un paquete complementario para reactivar la economía. Por algo es un gobierno de economistas. Enhorabuena.

El plano internacional está ocupado entre el caso Lava Jato, el cuaderno de extradición y la visita de PPK a Donald Trump. Las tres cosas todavía darán que hablar.

De todas maneras, habrá subibajas. Sobre todo por la agenda Chinchero y la muy posible censura del ministro. Esto impulsará cambios en el gabinete y la salida de Zavala. A estas alturas, ya parece cuestión de tiempo.

Y es que todo indica que se empieza a cerrar el primer ciclo del gobierno. Y se cerrará con las dificultades propias del Perú, con buenas intenciones, con desgastes inevitables, con frustración y cierto desencanto. Así es la gestión pública en este país.

PPK ya está en 29% en las encuestas y muy probablemente solo reaccionará cuando se acerque al 15%. A este paso será en dos o tres meses. Y ahí habrá un giro y mayor apertura para el Ejecutivo, más aún si Vizcarra llega a ser censurado. Radio Nacional, TV Perú, la Biblioteca Nacional y muchos otros puestos de otros sectores están ahí, en inercia automática, sin nombramientos. Solo hay interinos, lo que impide una política de cambio.

A estas alturas esto parece ser una característica en el actual mandato: estamos ante un gobierno de interinos. Y quizás de ministros pasajeros.


Butters, amigo: ¡presente!

Durante años, los mismos empresarios que lo auspiciaron y le dieron tribuna hoy supuestamente lo condenan, quitándole el avisaje y botándolo de la radio. 

LEER MÁS
Durante años, los mismos empresarios que lo auspiciaron y le dieron tribuna hoy supuestamente lo condenan, quitándole el avisaje y botándolo de la radio. 
LEER MÁS

Butters, amigo: ¡presente!

Durante años, los mismos empresarios que lo auspiciaron y le dieron tribuna hoy supuestamente lo condenan, quitándole el avisaje y botándolo de la radio. 

LEER MÁS

Nadie va a discutir el derecho que tiene un medio de comunicación a prescindir de los servicios de un periodista si la línea de ambos es incompatible. Durante varios años el periodista Phillip Butters un querido y buen amigo— condujo y comunicó sus opiniones en un programa de Radio Capital, del Grupo RPP. La línea de esas opiniones siempre tuvieron el mismo tenor con referencia a una serie de temas sin que la administración de la radio manifestara su disconformidad.

Así pues, no es que la línea del medio de comunicación y la del periodista fuera cada una por su lado. El hecho de que Radio Capital despidiera al periodista por haber "comprometido" su imagen y la del medio participando de una marcha cívica el último sábado es, en realidad, un engañamuchachos. La realidad es que el medio ha cedido ante un chantaje de redes sociales así como también lo han hecho algunos anunciantes que acompañaron a Butters durante los años que estuvo en el aire diciendo exactamente lo mismo que dijo el último sábado en la marcha #ConMisHijosNoTeMetas. En simple: Phillip no los ha comprometido en nada que no los haya comprometido conduciendo su programa radial hace ya varios años.

Si hay algo que me repugna en su censura es la absoluta cobardía del grupo radial que lo cobijó, así como la de los anunciantes que ante la primera chilla de unos cuantos han salido corriendo como si estuvieran en contra de lo que dijo Butters, cuando durante años auspiciaron y dieron tribuna a los mismos dichos e ideas que hoy supuestamente condenan quitándole el avisaje y botándolo de la radio.

Los boicots —es decir, los chantajes— funcionan SOLO cuando hay un cobarde que se deja intimidar. Cuando la campaña electoral de Estados Unidos estaba en sus inicios y un excéntrico Donald Trump peleaba por liderar la nominación republicana, una chilla de la misma naturaleza que la que hoy botó a Butters pretendió intimidar a Trump boicoteando sus negocios en todo el país. El magnate no se dejó intimidar y siguió adelante hasta convertirse en el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos. Eso es ser un EMPRESARIO y un LÍDER con mayúsculas.

Las personas CON principios no se dejan intimidar ni amenazar ni chantajear por pocos ni por muchos y, cuando lo hacen, sus "negocios" siguen la suerte de su conducta, esto es, se convierten en empresas de medio pelo. Esa es mi impresión hoy de Entel, Passarela, Artesco, BBVA, Backus, Verisure y otras más.

En cuanto a Phillip, hoy más que nunca le reafirmo mi amistad. Rescato su valor por sostener sus opiniones, virtud de la que carecen muchas "empresas" y "empresarios" del Perú.