Menu

Resultado de busqueda

Tiró la piedra y escondió la mano

¡De Ripley! Marco Arana, líder de Tierra y Libertad, afirma que su partido no ha tenido nada que ver con la violencia en Islay.

LEER MÁS
¡De Ripley! Marco Arana, líder de Tierra y Libertad, afirma que su partido no ha tenido nada que ver con la violencia en Islay.
LEER MÁS

Tiró la piedra y escondió la mano

¡De Ripley! Marco Arana, líder de Tierra y Libertad, afirma que su partido no ha tenido nada que ver con la violencia en Islay.

LEER MÁS

Es increíble lo que uno lee en los periódicos. Ahora resulta que el excura Marco Arana es una figura en la línea de Ghandi o Martin Luther King, los símbolos históricos de la No Violencia como mecanismo de protesta contra las injusticias políticas y sociales. En una entrevista con El Comercio, el líder del Movimiento Tierra y Libertad sostuvo que su partido no ha formado parte del conflicto, pues los principales interlocutores de este eran los alcaldes de la provincia de Islay, Richard Hitler Ale y de los distritos de Cocachacra, Deán Valdivia y Punta de Bombón: Herald Valencia, Jaime de la Cruz y José Ramos, respectivamente. "En el caso de Pepe Julio Gutiérrez, el Frente de Defensa fue el que lo eligió, no Tierra y Libertad", concluyó rotundo.


En otras palabras, ni los corruptos ni los violentistas ni los delincuentes son responsabilidad suya porque, “como todos sabemos”, él ha sido el primero en dejarse morir de hambre hasta que concluya la violencia, o en intermediar para que cese el conflicto poniéndose en medio de las piedras y las bombas lacrimógenas, o apelando a través de los diversos medios de comunicación para que se pusiera fin al paro sangriento y las partes se sentasen a dialogar para buscar una solución equitativa. ¡Cómo no!


¿Y de qué partido es Herald Valencia, alcalde de Cocachacra, epicentro mismo de la violencia en Islay? ¿Del Tea Party? ¿Y de qué movimiento salió “Pepe Julio”, el corrupto que se presentó a regidor provincial? ¿De Mani Puliti? ¿Y quién estuvo en la juramentación del alcalde de Deán Valdivia? ¿El hermano gemelo de Arana? ¡Por favor!


Lo que resulta indignante es que el señor Arana tome a la opinión pública por estúpida y afirme sin sangre en la cara que su partido no ha tenido nada que ver con las protestas, visto que justamente cuando el señor Arana ha ido allí han empezado las protestas en las que nunca hemos visto nada más que violencia y más violencia.


¿Y así Rocío Silva Santiesteban presidente de la CNDDHHacusa a Humala de “telonero de la Southern” cuando  su novio es de esos titiriteros que lanzan la piedra y esconden la mano? ¡Con qué cara, digo yo!


"Si vas para China"

El anunciado tren bioceánico alterará la geopolítica sudamericana.

LEER MÁS
El anunciado tren bioceánico alterará la geopolítica sudamericana.
LEER MÁS

"Si vas para China"

El anunciado tren bioceánico alterará la geopolítica sudamericana.

LEER MÁS

Pasa a veces en el archivo. Uno va explorando viejos testimonios de la vida cotidiana, especialmente en la prensa escrita, y descubre, ahogada por notas de supuesta actualidad, alguna novedad, giro o emprendimiento verdaderamente importante. Algo destinado a cambiar la vida de los peruanos de este tiempo que, sin embargo, todavía lo ignoran olímpicamente por estar obsesionados con otros temas.


Y pasa también en la vida real. De manera que prefiero ilustrar la situación echando mano de un caso actual, un caso de este presente que usted y yo, lector, transitamos, saturados de Tía María, hartos de ataques a la Comisaría de Cocachacra y enfermos con tanto sicariato y extorsión.


Junto con esas noticias ha venido el anuncio de la construcción del ferrocarril interoceánico, una iniciativa que unirá los mercados de Brasil y China atravesando el territorio peruano desde Bayóvar hasta la estación final de Sao Paulo, donde se centrará el 80% de la industria pesada de Latinoamérica. Entonces, el alma de historiador siente que felizmente empezó a moverse el nuevo siglo y, de pronto, el reciente siglo XX se ve por fin tan antiguo como el XIX.


Dejo a los economistas el cálculo de las ganancias que pueden devenir si servimos de puente directo entre la economía del Atlántico y la del Pacífico Sur. Supongo que algún colega reflexionará pronto sobre las hondas consecuencias de poder por fin vencer lo que por tanto tiempo se ha llamado vacío amazónico, esto es, una incapacidad para dominar el reto de la Amazonia y ponerla a la par del resto del país. No lo logramos durante toda la República, los españoles tampoco pudieron vencer el vacío amazónico y, la verdad sea dicha, el Inca menos. Eso cambiará por fin.


Termino señalando la que será probablemente la consecuencia geopolítica inmediata de este nuevo ordenamiento: ya sabemos que para armar su flota Chile tiene una capacidad de la que nosotros carecemos. Pues bien, de consagrarse el proyecto bioceánico, esa brecha de capacidad marina ya no será un tema de dólares más o dólares menos.

Es más, a lo mejor no siquiera es sensato seguir hablando de brecha, desde el momento que quien pretenda chocar con nuestros puertos, estará, en el fondo, chocando con los puertos de Brasil y China… ¡y ahí quiero ver a los chilenitos, po!


Los reservistas de la violencia

¡Cuidado con los etnocaceristas de Antauro en Tía María!

LEER MÁS
¡Cuidado con los etnocaceristas de Antauro en Tía María!
LEER MÁS

Los reservistas de la violencia

¡Cuidado con los etnocaceristas de Antauro en Tía María!

LEER MÁS

En el año 2003 escribí una crónica sobre los reservistas etnocaceristas de Antauro Humala Tasso: personajes marcados por la carencia a todo nivel. Un contingente de jóvenes que representaba a una población desterrada de todo proyecto de desarrollo y que fue captada por el amparo de un fanatismo político que hasta hoy es vigente.

El ‘Andahuaylazo’, ocurrido los primeros días de enero del año 2005, concretó lo que muchos sospechaban sobre este singular grupo militarizado y  liderado por Antauro Humala: surgieron para violentar a la sociedad y crear caos desde un dogmatismo político insurrecto.

Y esa visión irracional está gozando de vigencia: se desplaza y actúa con libertad en las protestas antimineras de Islay. Protestas insufladas por un ímpetu violentista que arrasa a todo aquello que representa el orden. Una situación que debe ser neutralizada, pues grupos radicales como estos impiden que los ánimos se serenen y que se hallen soluciones razonables.

Una agenda política propia mueve a los etnocaceristas, empujados por su decepción del gobierno de Ollanta Humala Tasso. Aquellas promesas primigenias  de ‘La gran transformación’ fueron relevadas por la ‘Hoja de ruta’: la daga de la traición para ellos. Paradójico resulta que el presidente Ollanta Humala Tasso, hermano de Antauro, persiga apagar incendios avalados por gente de su propia sangre. Y no solo me refiero a Antauro que se encuentra preso, pero que desde su encierro anima este tipo de movilizaciones.

Isaac Humala, el padre, deja entrever en los medios de comunicación su apoyo a estas expresiones de caos. Y define a Antauro como el representante del Perú profundo. O sea, es el hijo que él ha elegido, el que está preso por asesinato. El otro, el presidente, el que representa la legalidad, ha sido expulsado de su paraíso.

Solo queda pensar que, frente a esto, el psicoanálisis asumiría un enorme desafío.