toggle menu

Opinión


4 Julio, 2018.

¡Soy muchacho provinciano!

Al gobierno de Martín Vizcarra le conviene con máxima urgencia estar representado en la Mesa Directiva liderada por el keikismo, precisamente para hacer valer los derechos que nunca podrá conseguir desde el Pleno. Si quiere control político y resultados legislativos solo desde la Mesa los podrá lograr.

Una excelente noticia recorre los Pasos Perdidos del Congreso de la República. Es más que un rumor teniendo en cuenta las reacciones un tanto subidas de tono de algunos honorables miembros de la bancada oficialista engreídos de los medios de prensa (básicamente por oponerse a la ley antimermelada y a Keiko Fujimori). El hecho que tendría que confirmarse es que se habrían iniciado las conversaciones para que integrantes provincianos de la bancada de PPK se sumen a la futura lista postulante presidida por Fuerza Popular para la Mesa Directiva del periodo legislativo agosto 2018-agosto 2019.

Por obvias razones, la noticia no ha caído bien a aquellos cuya agenda es oponerse por intereses personales y proyecciones electorales al partido mayoritario en el Congreso. Sin embargo, el equilibrio del poder parlamentario y la estabilidad del gobierno de Martín Vizcarra lo reclaman. Nunca podrá haber un contrapeso a Fuerza Popular en el parlamento que surja del Pleno. Allí, Fuerza Popular ha vuelto a ser mayoría absoluta por lo que es simplemente una cuestión de números lo que revelan los hechos.

Así que aquellos que argumentan que el partido de gobierno no debería integrar la Mesa Directiva presidida por Fuerza Popular para hacer contrapeso desde el Pleno no hablan con la verdad. Por otro lado, una bancada en la que cada cual dispara por su lado de acuerdo a lo que sople el viento, sin cohesión mínima y con apenas 15 miembros (se han ido 4 y se sumó una), no puede tener ninguna relevancia numérica para sopesar nada. Mi tesis es que la única forma de influir concretamente en el manejo del parlamento es integrando la Mesa Directiva. Es desde allí que quienes no pertenezcan a Fuerza Popular pueden negociar para obtener resultados más equilibrados. Todo lo demás es cuento chino.

Por otro lado, al gobierno de Martín Vizcarra le conviene con máxima urgencia estar representado en la Mesa Directiva precisamente para hacer valer los derechos que nunca podrá conseguir desde el Pleno. Si quiere control político y resultados legislativos, solo desde la Mesa los podrá lograr. Al país también le conviene, en el marco de lo que es posible, equilibrar de cierta forma el poder que la mayoría tiene como consecuencia de la voluntad popular.

Finalmente le conviene a los provincianos de PPK que busquen tener protagonismo político asumir las vicepresidencias del Congreso. Tendrán las cámaras, micrófonos y tribuna aseguradas, esas que hoy en su bancada tienen los que no quieren que sean competencia.

¡Alas y buen viento, muchachos provincianos!


Etiquetas: , , , , ,