Connect with us

Opinión

¡Sin partidos ni congresistas!

Publicado

el

Desobediencia civil contra peajes vinculados a la corrupción. Todos volverán a las calles: los miles de ciudadanos y el grupito de violentistas.



Hemos asistido a otra escena indeseada pero altamente reveladora transmitida por todos los medios desde ese campo de batalla social en que se ha convertido el entorno del peaje de Puente Piedra. El fastidio popular ha cuajado y la corrupción, vinculada al beneficiario de un peaje que ya lleva años, ha llevado a la desobediencia civil que se volvió a expresar por miles.

¿Cuántos manifestantes había? Eran bastantes, Policías nomás… había dos mil. El previsible malestar ciudadano que generan las noticias específicas de corrupción generan la desobediencia civil y una masa —sin partidos ni políticos habituales— no encuentra mejor elemento galvanizador que ir a protestar ante los peajes, monumentos al dinero que cuestionadas empresas extraen a los peruanos.

Eso es lo que hay que entender porque es solamente el comienzo. Estamos en otro terreno; este es otro partido. Las fuerzas del oficialismo jugaron la misma carta: advertir la presencia de elementos proterroristas en la marcha. Se dijo por aire, mar y tierra que la Onagi no había autorizado la marcha. Como si el papel fuera hoy capaz de controlar la indignación.

Entonces amaneció el jueves y miles y miles de ciudadanos peruanos acudieron a la marcha más allá de todo. Ni siquiera la suspensión del peaje, decretada por el alcalde Castañeda como medida transitoria, pudo menguar la necesidad de salir a las calles a expresar lo que a estas alturas parece un inevitable grito de insurgencia civil ante la dimensión de la corrupción.

Sí: hubo seguramente infiltrados que se quedaron guerreando con la policía y la mayoría se retiró tras los gases lacrimógenos. Pero los dos segmentos de esta escena, la gentita violenta y la masa ciudadana, volverán a las calles nuevamente y no atenderán razones hasta ver desaparecido el peaje.

Ojalá nomás que cuando esa hora llegue y los sabios de la tribu hayan abierto los ojos por fin, a ninguna luminaria del oficialismo se le ocurra abolir ese peaje y que la empresa recolectora reciba un fondo compensatorio, porque sigue siendo nuestra plata. Hubo mucho intercambio previo pero el jefe del operativo sostenía que era difícil porque no habia con quién negociar. El mando era colectivo.

El viejo Hugo Blanco decía en 1980: ¡Sin patrones ni generales! Este nuevo mix del XXI podría haber dicho: ¡sin partidos ni congresistas! El que fue terminó sobrando.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

#ENTREVISTA a Galarreta: “Si en el Gobierno de Vizcarra se ha suicidado García, y Keiko y PPK están en prisión preventiva, uno se pregunta si es algo ideológico”

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de abril: partida impactante

Seguir leyendo

Opinión

Alan García: la carta del adiós

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo