Menu

Tendencias

La hora de la revolución

La hora de la revolución

La informalidad en el Perú es, en muchos casos, la causa principal de grandes tragedias. 

LEER MÁS
La informalidad en el Perú es, en muchos casos, la causa principal de grandes tragedias. 
LEER MÁS

La hora de la revolución

La informalidad en el Perú es, en muchos casos, la causa principal de grandes tragedias. 

LEER MÁS

Antes de imputar responsabilidades y así determinar el correspondiente castigo a los verdaderos culpables, de emitir una opinión, de repartir culpas a diestra y siniestra agraviando a las autoridades (se trate de quien se trate), se debe investigar las causas del terrible y dantesco incendio que ya lleva cinco días y cuyo fuego aún se reaviva periódicamente— en el centro comercial Nicolini de Las Malvinas.

Sobre todo, debemos lamentar las trágicas muertes de compatriotas que quedaron atrapados en el inmueble, así como agradecer a los siempre sacrificados bomberos que trabajan en condiciones muy precarias arriesgando inclusive sus propias vidas. Desgracias como esta ocurren en todo el mundo: justamente hace unos días vimos que en Londres un enorme edificio de viviendas de un distrito de clase media ardió en llamas causando la muerte de 79 personas.

Lo que sí debemos puntualizar hoy más que nunca es la necesidad de una verdadera revolución que involucre a toda la sociedad, para erradicar de una vez por todas esa lacra llamada informalidad. Los peruanos casi la hemos asumido como costumbre en varios aspectos de nuestra vida y resulta, en muchos casos, la causa principal de grandes desgracias que se podrían evitar fácilmente si la gente cumpliera fielmente las normas.

Bonos de la Reforma Agraria: ¿sentencia firme?

Bonos de la Reforma Agraria: ¿sentencia firme?

Aquellos que vieron sus propiedades confiscadas han ganado sus casos judiciales en la Corte Suprema, pero el Ministerio de Economía sigue sin honrar los pagos.

LEER MÁS
Aquellos que vieron sus propiedades confiscadas han ganado sus casos judiciales en la Corte Suprema, pero el Ministerio de Economía sigue sin honrar los pagos.
LEER MÁS

Bonos de la Reforma Agraria: ¿sentencia firme?

Aquellos que vieron sus propiedades confiscadas han ganado sus casos judiciales en la Corte Suprema, pero el Ministerio de Economía sigue sin honrar los pagos.

LEER MÁS

Durante el proceso de Reforma Agraria (24 de junio 1969) hubo dos tipos de propietarios afectados: 1) aquellos a los cuales se les entregó bonos con madurez a 20, 25 y 30 años de acuerdo con la caprichosa valoración realizada por el síndico de reforma agraria; y b) aquellos que vieron sus propiedades confiscadas (toma forzosa de las tierras sin ningún pago). Los primeros tienen un documento financiero que les permite negociar con el Ministerio de Economía (MEF), mientras que los segundos tuvieron que hacer largos procesos judiciales frente al Estado Peruano, representado por el Ministerio de Agricultura.

Luego de décadas de batallar judicialmente, el grupo de los ‘confiscados’ (alrededor de cincuenta) han ganado sus casos judiciales en la Corte Suprema de Justicia. En cualquier país civilizado, todo indicaría que podrían embargar al Estado peruano... error: estamos en el país de las maravillas.

Un caso es el de la familia Plaza y la sucesión de herederos. A ellos, liderados por Octavio Plaza Bernal (representante de su madre, Nelly María Teresa Bernal Durand viuda de Plaza, copropietaria del 36.66% del desaparecido Complejo Agroindustrial Vichaycoto y anexos (en el departamento de Huánuco, sobre una extensión de 5,316 Ha.), hasta ahora no se les paga la sentencia por S/. 11'455,312.48 más S/. 2 millones de intereses y moras legales desde el 6 de julio de 2008, gracias las triquiñuelas jurídicas de los procuradores del MEF, que hacían más largos los procesos.

Ahora, se amparan en la Ley N° 30317 (diciembre 2013) y su reglamento (aprobado por Decreto Supremo N° 001-2014-JUS) para limitar los pagos. Además se echan la pelota entre MINAG y el MEF sobre quién debe realizar el pago (ver nota anterior en Gestión sobre la norma de marras). Para el año fiscal 2014 se le asignó a MINAG S/. 5'940,082 (entre el 3 al 5% de su presupuesto anual) para realizar pagos a más de 50 personas o sucesiones que tenían sentencias de cosa juzgada.

A la sucesión Durand se les abonó S/. 1475.45 (mil cuatrocientos setenta y cinco soles) el 13 de julio del 2016, es decir casi cero de la deuda sentenciada en el 2012. Queda claro que de seguirse esta política ni los tataranietos de la sucesión cobrarán el adeudo.

Pero lo más grave y delictivo es que los ministros de Economía de Ollanta Humala (Luis Miguel Castilla y Alonso Segura) sabían del problema e incumplieron con las sentencias judiciales. El oficio N° 569-2014-MINAGRI-DM firmado por el ministro de Agricultura de entonces, Juan Manuel Benítez Campos, se dirige al ministro Castilla sobre los casos que tienen “carácter de cosa juzgada” vencidos hacia el 2013 (S/. 109’031,371.79) y los casos por vencer en el 2014 (S/. 44’212,354.5 más restantes pagos requeridos por S/. 194’227,615.81), que sumarían un gran total de S/. 347’ 316,456.1 para el 2015. El 12 de febrero del 2015 el mismo ministro de Agricultura le informa al ministro Alonso Segura del problema mediante oficio N°170-2015-MINAGRI-DM. Peor aún, le informa que las deudas impagas en el período 2009-2014 son de S/. 413’338,871.73 y que el monto ajustado por pagar el año 2015 sería de S/.1’ 442,338.7 millones.

Toda esta información por supuesto que la tuvo el exministro Alfredo Thorne, quien en 2013 publicó un artículo en la Revista Poder denunciando la expropiación y que existe el deber de honrar los bonos. Pero durante su gestión se hizo el loco y no dio ninguna importancia al tema.

Debe tener un doble dolor de cabeza, pues estos montos corresponden a los “confiscados” que tuvieron un reconocimiento luego de un largo proceso judicial. Faltan ahora los que tienen bonos agrarios y quieren cobrar utilizando el Tratado de Libre Comercio con EE.UU. y el arbitraje que se tiene en estos momentos en Nueva York. Esto, además de la censura que será inevitable.

Indulto humanitario, no político

Indulto humanitario, no político

Si alguien piensa que con Fujimori indultado se podrá destrabar cualquier proyecto favoreciendo a los amigotes, está muy equivocado.

LEER MÁS
Si alguien piensa que con Fujimori indultado se podrá destrabar cualquier proyecto favoreciendo a los amigotes, está muy equivocado.
LEER MÁS

Indulto humanitario, no político

Si alguien piensa que con Fujimori indultado se podrá destrabar cualquier proyecto favoreciendo a los amigotes, está muy equivocado.

LEER MÁS

Resulta sorprendente la reacción de cierta prensa de opinión con marcado acento contrario al fujimorismo. Unos anuncian con pesar que el indulto es ya un hecho y se preguntan si valdrá la pena, si el fujimorismo estará en condiciones tras el indulto de darle a PPK la estabilidad necesaria. Sea por la vía de una alianza, sea por la vía de apoyarse en los veintitantos congresistas que dicen abandonarían la bankada con Kenji una vez libre Alberto Fujimori.

Otras plumas opinantes hacen un desesperado llamado a responder fuego con fuego lindo titular para una semana de incendios y llaman a PPK a despertar. Lo conminan a aplicar la cuestión de confianza de una vez, a llevar la Constitución al límite, a despedir asesores, trasladar al expresidente a la Base Naval y dar de una vez la guerra total al fujimorismo. No son palabras que se las lleve el viento.

Toda opinión es respetable. Solamente me permitiré citar la de Martín Tanaka, ni alineado con el sector antifujimorista ni proclive a defender el fujimorismo. Atentos: “La relación con el fujimorismo hoy es complicada no porque Alberto F. esté preso (al punto que FP no es el que pide el indulto, es el gobierno el que pone el tema en la agenda), y su liberación no solucionaría el problema”.

¿Ustedes creen que si Alberto Fujimori hubiera sido indultado el Congreso hubiera aprobado la lesiva adenda de Chinchero, que favorecía de manera indebida a Kuntur Wasi? Para empezar el cuestionamiento frontal a esa adenda partió de una agrupación, AP, para la cual la libertad o encierro de Alberto Fujimori nunca ha sido un parteaguas.

En verdad, el indulto a Alberto Fujimori es un tema humanitario y no de agenda política. Si alguien, con todo derecho, pretende igual colocar el tema del indulto en perspectiva política deberá empezar por entender que Alberto Fujimori, con once años de cárcel encima, resulta bastante más indultable en un panorama en el que Alejandro Toledo, Ollanta Humala y Nadine se encuentren con acusaciones formales y documentada de alta corrupción y gozan de plena libertad.

Todos miran al fujimorismo y se preguntan qué podría ofrecerle al gobierno a cambio de un indulto no pedido. Es válido. Pero también resulta lícito establecer la interrogante contraria: ¿qué busca el gobierno indultando a Alberto Fujimori? Y no está claro.

Porque si alguien piensa que con Fujimori indultado se podrá destrabar cualquier proyecto favoreciendo a los amigotes… está muy equivocado.

Amiguismo y tentaciones mundanas

Amiguismo y tentaciones mundanas

El problema de trabajar con gente amiga, como evidentemente le sucede a PPK, es que se da prioridad a la estima personal sobre las responsabilidades o riesgos del cargo.

LEER MÁS
El problema de trabajar con gente amiga, como evidentemente le sucede a PPK, es que se da prioridad a la estima personal sobre las responsabilidades o riesgos del cargo.
LEER MÁS

Amiguismo y tentaciones mundanas

El problema de trabajar con gente amiga, como evidentemente le sucede a PPK, es que se da prioridad a la estima personal sobre las responsabilidades o riesgos del cargo.

LEER MÁS

Empecemos por Europa: ¡la política española está plagada de joyitas! Según artículo publicado por The Economist, “los españoles están acostumbrados a que sus representantes públicos se llenen los bolsillos haciendo negocios a través de la Administración". Los casos son innumerables: Luis Bárcenas, tesorero del Partido Popular; Rodrigo Rato, político imputado por irregularidades en la gestión de Bankia por citar dos ejemplos recientes y emblemáticos.

¿Quién no recuerda el caso Enron? Aquella empresa norteamericana que gracias al amiguismo entre el presidente Bush y su fundador Ken Lay (fue importante contribuyente en sus campañas) pasó de ser una pequeña compañía texana a una megaempresa de construcción y operación de plantas de energía a nivel mundial, de renombre internacional. El caso fue tan grave que determinó la caída de Arthur Andersen, una de empresas auditoras más prestigiosas del mundo y la promulgación del Sarbanes-Oxley Act en el año 2002, cuya finalidad fue incluir mecanismos precautorios en la contabilidad de las empresas para intentar evitar el fraude empresarial.

El amiguismo o el “enchufe” existe en el mundo desde siempre y rodea la administración pública a todo nivel. Es una forma de pagar favores, aportes de campaña o colusiones que siempre terminan poniendo en juego los intereses del país.  Desafortunadamente, nunca es un win-win.

El problema de trabajar con gente amiga, como evidentemente le sucede a PPK, es que se da prioridad a la estima personal sobre las responsabilidades y riesgos del cargo. Alfredo Thorne fue su aliado y gran apoyo a través de toda la campaña, su compañero de lucha cuando las encuestas le daban un dígito de preferencia. Defendió la reducción del IGV a capa y espada frente a Elmer Cuba y todos los economistas y especialistas que lo confrontaron con evidencia; nunca cedió acogiendo el caprichito de su líder como propio y a cualquier costo. Entonces cuando fue cuestionado (aunque haya sido válidamente), ¿cómo no iba a apoyarlo hasta el final? ¿Cómo no iba a darle oxígeno hasta el último minuto, a pesar del desgaste que ello ha significado para el país?

En enero de este año, Fernando Zavala designó a David Rivera como asesor de comunicaciones de la PCM. Muchas personas cuestionaron el perfil. Fernando Vivas, en artículo publicado por El Comercio en mayo pasado, se refería a Rivera, Godoy y León Moya como "gente seria y correcta, aunque sí es cierto que Zavala erró en el perfil. Debió rodearse de un ‘think tank’ de expertos sectoriales sin onda ‘naker’, y no dar pie a esa teoría del complot". Hace algunos días, los dos últimos fueron retirados, pero David se mantiene firme en el cargo (esas amistades/lealtades incomprensibles) y ahora con Zavala asumiendo la cartera del MEF, sobre la base de una “temporalidad” que como todo en el Perú tiene visos de prolongada, le faltarán manos aunque no sean las más adecuadas. ¡Le esperan larga vida y prosperidad a Rivera en el Gobierno!

Rudecindo Vega, exministro de Vivienda y Construcción de Toledo y compañero de gabinete de PPK en ese entonces, se unió a su campaña en agosto de 2015. Se trata de una adhesión que le ha rendido jugosos frutos, por cuanto fue nombrado presidente de Sedapal, entidad emblemática para este Gobierno cuya bandera principal es el “Agua para Todos”. Don Rudecindo, fortalecido por la “exitosa” (o cuestionable para muchos) emisión de US$2000 para el PMRT, ha anunciado que seguirán el mismo camino para colectar S/. 20 000 millones en el mercado internacional que serán destinados a obras de infraestructura.

Es un monto inmenso que debe invertirse con responsabilidad y honestidad. Esperemos que Vega, quien tiene una variopinta trayectoria (ministro de Trabajo en el gabinete de Salomón Lerner, a inicios del gobierno de Humala y embajador del Perú en Nicaragua), esté a la altura del encargo en todo sentido. Que las nefastas historias de corrupción de los gobiernos anteriores no se repitan. Que sea capaz de honrar el “Compromiso por la Integridad” suscrito por Sedapal con la Cámara Peruana de la Construcción en el mes de mayo pasado, para evitar actos de corrupción y que el amiguismo (porque amigo, amigo no creo que sea) no lo confunda a PPK.

Marisol Pérez Tello fue candidata a la segunda vicepresidencia por Alianza por el Gran Cambio (liderada entonces por PPK) y elegida congresista de la República para el periodo 2011-2016. Es otra amiga del presidente que sigue en su puesto a pesar de los excesos de la procuradora Katherine Ampuero o del incontrolable caos que reina en las cárceles del país, de los cuales somos testigos a través de distintos reportajes televisivos dominicales.

Pérez Tello rechaza el indulto humanitario a Alberto Fujimori, simplemente porque teme firmar la Resolución Suprema: no quiere perennizarse en la historia como la ministra de Justicia que refrendó el indulto más controvertido de nuestra vida republicana. Son gajes del oficio, señora ministra, y además estaba cantado que era un “riesgo” antes que usted asumiera el cargo. Pero como el deseo de usar un fajín ministerial pudo más...

Como reza una conocida expresión popular, “el que no tiene padrinos no se bautiza”. Difícilmente podremos erradicar el amiguismo, reacomodo y los intereses personales. Necesitamos una sociedad informada y vigilante... y si no hay, ¡pues a llorar al río!

¡Resiliencia y unidad!

¡Resiliencia y unidad!

FP y PPK deben concertar y aplicar la misma realpolitik que, por ejemplo, permitió a Bismarck unir a los diferentes reinos en Alemania y convertirla en la potencia que es hoy.

LEER MÁS
FP y PPK deben concertar y aplicar la misma realpolitik que, por ejemplo, permitió a Bismarck unir a los diferentes reinos en Alemania y convertirla en la potencia que es hoy.
LEER MÁS

¡Resiliencia y unidad!

FP y PPK deben concertar y aplicar la misma realpolitik que, por ejemplo, permitió a Bismarck unir a los diferentes reinos en Alemania y convertirla en la potencia que es hoy.

LEER MÁS

El Perú es un país altamente resiliente[1]. Hemos resistido muchas tragedias y desilusiones colectivas. Ha habido guerras externas poco exitosas y conflictos armados internos que nos han llevado a casi desaparecer como país.

La nación peruana se estira hacia todos lados: de las bombas diarias, falta de agua, luz y final derrota del terrorismo pasamos a la corrupción del gobierno y los whiskies de Toledo. Como si lo tuviéramos en los genes, nos vuelve la criollada, la viveza, la compra de facturas, las coimas para lograr algo, la colada de la fila, el parqueo en la zona azul.

Es como si nos especializáramos en solo querer sacar la cabeza del agua y nos gustara vivir con ella entre la barbilla y la nariz. Nos encanta quedarnos ahí hasta que al agua nos vuelve a llegar al cuello; nos atoramos, tosemos y empezamos a ahogarnos pero otra vez, luego agradecemos y nos sentimos orgullosos de haber sacado la cabeza. Y seguimos así: volvemos a sacar la cabeza y nos hacemos ilusiones para terminar engañándonos a nosotros mismos. Esa es la increíble historia de un país riquísimo que muchos quisieran tener pero que por alguna razón misteriosa nunca salió del subdesarrollo.

A la puerta de nuestro bicentenario, ha llegado el momento de dejar de lado la historia como destino trágico del Perú. ¿Por qué no buscamos la grandeza que como nación la historia nos ha deparado, como cuando fuimos imperio incaico o virreinato? No debemos cejar en el uso de los medios necesarios para lograr volver a ser otra potencia, un Perú firme, feliz  y unido en la diversidad.

Fuerza Popular y el PPKausismo deben concertar y aplicar la misma realpolitik que permitió a Bismarck unir en Alemania a los diferentes reinos  independientes hasta convertirla en la potencia que es hoy. Organizaciones intermedias de la sociedad peruana, llámese CONFIEP, Iglesia, universidades u otros, deberían fomentar ese nuevo diálogo con compromiso mandatorio de acuerdo. Un gabinete multipartidario, el indulto de Fujimori padre y un plan de mínimo acuerdo que regrese al país al crecimiento económico deben acompañar el menú de opciones.

[1] Resiliencia: propiedad física que poseen los cuerpos para absorber presión.

 
 

Contenidos relacionados

La hora de la revolución

La informalidad en el Perú es, en muchos casos, la causa principal de grandes tragedias. 

POR: Ricardo León Dueñas

Bonos de la Reforma Agraria: ¿sentencia firme?

Aquellos que vieron sus propiedades confiscadas han ganado sus casos judiciales en la Corte Suprema, pero el Ministerio de Economía sigue sin honrar los pagos.

POR: Miguel Santillana

Indulto humanitario, no político

Si alguien piensa que con Fujimori indultado se podrá destrabar cualquier proyecto favoreciendo a los amigotes, está muy equivocado.

POR: Efraín Trelles

Amiguismo y tentaciones mundanas

El problema de trabajar con gente amiga, como evidentemente le sucede a PPK, es que se da prioridad a la estima personal sobre las responsabilidades o riesgos del cargo.

POR: Madeleine Osterling

¡Resiliencia y unidad!

FP y PPK deben concertar y aplicar la misma realpolitik que, por ejemplo, permitió a Bismarck unir a los diferentes reinos en Alemania y convertirla en la potencia que es hoy.

POR: Oliver Stark

 

Las más compartidas

Indulto: razón de Estado

Todo parece indicar que es inminente el indulto presidencial a Alberto Fujimori, quien lleva recluido once de los veinticinco años a los que fue condenado por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta, entre otros.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

PPK, divide y vencerás

Es el camino intermedio para sortear el asedio fujimorista.

POR: Paolo Benza

Saber matar

El Congreso debería devolverle la pelota al Ejecutivo, presionándolo para que asuma toda su responsabilidad. ¿Cuánto puede durar un ministro en esas condiciones?

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Gobierno hasta las patas

Ni un mínimo manejo político del jefe del Estado ni del ministro de Economía es lo que dejan patente sus actuaciones de hoy.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

"El obstruccionismo"

¿Es este un Parlamento que no deja trabajar a los ministros? Revisemos las cifras.

POR: Ricardo León Dueñas