toggle menu

Opinión


14 Noviembre, 2017.

¿Quién es Budian?

No sabemos cuál será el final de la novela de Gabriel Prado Ramos, funcionario de confianza de Villarán, pero sí podemos estar seguros de que hará llorar a Charito.

Jorge Villena

| Columnista invitado

Esta historia comienza en mayo último: una funcionaria de Odebrecht en Brasil se acogió a la colaboración eficaz y entregó información sobre el departamento de coimas organizado por dicha empresa. El libro contable donde registraban las coimas llamado Caja 2 mostraba distintos pagos vinculados a obras y concesiones de la empresa en varios países.

En el caso del Perú, llamó la atención el pago hecho por la obra Costa Verde Callao que condujo a Félix Moreno a la cárcel. En ese mismo libro, aparecen otros dos pagos de coimas relacionados a la concesión “Rutas de Lima”: uno realizado el 26 de febrero del 2014 por 420 mil dólares y otro, en octubre del 2014 por 291 mil dólares (este último, días después de la fallida reelección de Villarán). Ambos pagos suman un total de 711 mil dólares y fueron entregados a una persona cuyo nombre clave es “Budian”.

Mientras tanto, toda la gran prensa está dedicada a confirmar la especulación sobre las anotaciones relacionadas con Keiko Fujimori y  Alan García en la libreta electrónica de Marcelo Odebrecht; aunque existen excepciones como las de Panorama y un par de medios digitales y escritos, que han hecho seguimiento al registro contable de coimas de la empresa, es decir, donde el pago de la coima es un hecho.

Sin embargo, aún falta conocer a cual funcionario de Villarán le dieron la coima,  la pregunta del millón (o de los 711 mil dólares) ¿Quién es Budian?

Hace unas semanas, a través del diario El País de España, se conoció las cuentas de peruanos en la Banca Privada de Andorra-BPA en la que Odebrecht depositaba los sobornos. Un nombre casi pasó desapercibido: Gabriel Parado Ramos. Este era en realidad Gabriel Prado Ramos: ex gerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Lima, brazo derecho y ahijado de Susana Villarán y ex consultor en Seguridad Ciudadana del Instituto de Defensa Legal. Este abrió una empresa offshore en Panamá que luego fue presentada a BPA por Aeon Group —empresa fachada de Odebrecht— para abrirle una cuenta en la que Prado planeaba recibir 800 mil euros producto de “consultorías”.

Finalmente, no se concretó el depósito a esa cuenta. ¿Dónde fue a parar la coima? ¿A otra cuenta? ¿Llegaría en efectivo? ¿Prado es Budian?

Prado negó ser el propietario de la cuenta, negó tener una offshore en Panamá y negó participar en las negociaciones con Odebrecht. Mas hoy se ha demostrado lo contrario. Susana Villarán tiene mucho que explicar: durante años los regidores de oposición le dijimos que su entorno no solo era ineficiente sino además cuestionado y poco transparente. Se le pidió cambios y ella en todo momento los blindó (y aún es desconocida la clase de compromisos que tiene con ellos).

Debemos aceptar que nuestro sistema de justicia está diseñado para promover la impunidad: si no puede resolver casos locales y sencillos menos tendrá la capacidad para enfrentar el caso más grande de corrupción transnacional que infiltró nuestro país al más alto nivel. Los peajes más rentables del Perú fueron entregados por Susana Villarán a empresas transnacionales brasileras corruptas; tanto Odebrecht como OAS han aceptado haber pagado coimas para obtener sus concesiones… entonces, ¿cuándo investigarán a los responsables de esos contratos?

No sabemos cuál será el final de esta novela, pero sí podemos estar seguros de que hará llorar a Charito.


Etiquetas: , , , , , , ,