toggle menu

Opinión


30 Julio, 2017.

¿Qué significa Nadine para Ollanta?

En el aislamiento en el que se metieron por su propia mano, solo se tienen a ellos mismos.

Lesly Shica

| Columnista invitada

Puede que numerosos personajes la presenten como la peor asesora del expresidente Ollanta Humala Tasso —la peor consejera que este haya podido tener—, sin embargo, parecería que Nadine Heredia es más bien la imagen de la fortaleza y perseverancia, de cierta “incondicionalidad” de las que muy pocos pueden jactarse.

Habiendo transcurrido más de dos semanas de un suceso histórico (la expareja presidencial Humala Heredia, aparentemente más unida que nunca y tratando de demostrar valentía, ingresaron a la carceleta del Poder Judicial luego de que el juez Concepción Carhuancho determinase dieciocho meses de prisión preventiva), cuesta imaginar las palabras que intercambiaron durante el trayecto a entregarse a la “justicia” peruana.

Y es que la brillante señora, quien posó sin ningún recato para la revista Cosas en una edición de antología, siempre fue una mala asesora, precisamente porque se resistió a aceptar ese lugar. A-S-E-S-O-R-A-R se hace desde atrás, a espaldas, sin cámaras, sin tomar lugares que no corresponden y, por qué no decir, sin obnubilarse por la inmensidad del poder y pensar que este es infinito. Peor aún: olvidó que siempre estamos bajo la lupa, que mil ojos que nos observan y juzgan… ¡olvidó lo esencial!

Lo cierto es que actualmente el comandante no tiene quien le escriba: peleado con el padre, enfrentado con el hermano, incomunicado con la madre (solo una visita) y con un pueblo resentido a sus espaldas porque nunca cumplió con la tan esperada “gran transformación”. Y luego de haber representado a una fuerza política retumbante en su época, alcanzado el poder y disfrutado de grandes lujos como los que con sorpresa pudimos conocer después, hoy son personas —madre, padre, con hijos aún púberes—, son familia que en la soledad del aislamiento solo se tiene a sí misma.

¿Por lo menos habrá rendido fruto la campaña de “misericordia” promovida por algunos medios y adláteres?

Cualquiera fuere el resultado siempre los veremos juntos, con una actitud distante, aguerrida y fuerte a pesar del nefasto futuro que se avizora. La pregunta queda: ¿Nadine sigue siendo la mejor aliada de Ollanta o, quizás, la peor?


Etiquetas: , ,