toggle menu

Opinión


1 Diciembre, 2017.

Qué pena, Salvador

El Ministerio de Cultura ha publicado las bases del Concurso Nacional de la Canción para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia del Perú y, hay que decirlo, estas son absurdas.

El simpático ministro y exactor Salvador del Solar no da pie con bola. Resulta que el Ministerio de Cultura ha publicado las bases del Concurso Nacional de la Canción para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia del Perú y, hay que decirlo, estas son absurdas.

Entre otros detalles, obliga a los poetas a ser músicos o a los músicos a ser poetas. Y lo que llama aún más la atención es que fija la edad mínima en dieciocho años para ser considerado compositor en el Perú. Es decir: Wolfgang Amadeus Mozart, quien compuso su Sinfonía N° 1 a la tierna edad de ocho años, sería aquí en el país poco menos que un genio infantil frustrado; y Felipe Pinglo Alva, creador del hermoso vals “Amelia” cuando apenas contaba dieciséis, hubiera quedado descartado de plano.

¿Dónde quedó, entonces, la cacareada política de su jefe sobre darle “oportunidades a los jóvenes”? Con este tipo de señales no podemos sino confirmar que el poder y la política afectan el entendimiento. Una pena, porque como actor de reparto no era malo.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,