toggle menu

Opinión


26 Julio, 2018.

¡Que les caiga todo el peso de la ley!

Los hermanos Lenin Alexander y Claudia Rocío Benites Aguirre dejaron dos mochilas repletas de explosivos en la clínica Ricardo Palma. Son criminales y deben recibir la condena que les corresponde.

Invitado

| Columnista invitado

Quien hace estallar explosivos en el sótano de una clínica por cualquier motivo poniendo en riesgo vidas humanas solo merece nuestro más profundo rechazo y condena. Es un acto de terror que pudo acabar en una tragedia de incalculables consecuencias y, por tanto, debe ser severamente sancionado.

Los hermanos Lenin Alexander y Claudia Rocío Benites Aguirre dejaron dos mochilas repletas de explosivos en la puerta del laboratorio y el estacionamiento de la clínica. Sin embargo, por increíble que parezca hay gente que trata de relativizar el hecho buscando la explicación o quizás la justificación para esta barbaridad: ya sea culpando a la sociedad, a los médicos, a la clínica, al Poder Judicial o a quien sea. Y, lo que es peor, ¡se manifiestan muy preocupados por la salud y la situación familiar de los perpetradores de este hecho criminal y no por la de las veinte inocentes víctimas que casualmente estaban en el sitio y hora equivocada!

Lamentablemente, desde un punto netamente jurídico el tipo penal de terrorismo no se ajusta a los hechos pero de que es una acción terrorista no hay la menor duda. Así que a estos criminales debe caerles todo el peso de la ley. Es lo que corresponde.


Etiquetas: , , , , ,