toggle menu

Opinión


25 Junio, 2018.

¡Qué desgastante es tanta incompetencia!

¿Puede usted adivinar lo que sería el Perú si estas inversiones se multiplicarán por tres? Solo imagínelo porque es casi imposible que se haga realidad; al menos con este Gobierno y este primer ministro.

En 2017, más del 30% de nuestras exportaciones (ascendentes a cerca de US$14 mil millones) fueron de cobre producido principalmente por cuatro grandes compañías. Sí, SOLO CUATRO… todas hostilizadas ya sea por la Sunat o por las ONG antimineras.

¿Puede usted adivinar lo que sería el Perú si estas inversiones se multiplicarán por tres? Solo imagínelo porque es casi imposible que se haga realidad; al menos con este Gobierno y este primer ministro, cuya última entrevista resultó bastante decepcionante por decir lo menos. ¿Qué les costaba mantener a Angela Grossheim o poner a otro tigre en ese despacho, tan esencial para el país?

¡El paso de tortuga es impresionante! El Fondo de Adelanto Social se creó con bombos y platillos a inicios del 2017; unos meses después le asignaron un presupuesto casi simbólico de S/.50 millones (poco menos de lo gastado en publicidad estatal en RPP o América Televisión) pero recién en marzo último se reglamentó la ley y se empezó a implementar en Tía María. ¡De locos! En esa zona el principal interesado es Southern –una empresa en operación y rentable– cuando todo el propósito del FAS es invertir en zonas alto andinas (donde la ausencia del Estado es clamorosa) que cuenten con proyectos mineros en exploración temprana y que no hayan sido captados por los centros de adoctrinamiento antiminero (las ONG). Todo ello precisamente para prevenir el conflicto.

Como milagro caído del cielo, Anglo American ha logrado vender un importante paquete de acciones a Mitsubishi –socio minoritario en Quellaveco– lo que hará posible la construcción del proyecto con una inversión cercana a los US$6 mil millones. Se estima que tome unos tres años e impacte en el PBI muy positivamente. Recordemos que el presidente Vizcarra, siendo gobernador regional de Moquegua, cumplió un rol esencial para lograr la “licencia social” de este proyecto. ¡Qué mejor regalo que se haga realidad durante su Gobierno!

Hace unos días se firmó el contrato de Michiquillay, que recién entrara en operación en el 2025. Fue un hito histórico porque desde hace 7 años no se concesionaba un proyecto de esta magnitud: hoy la cartera está casi vacía. Proinversión ha gastado muchísimo dinero durante demasiado tiempo para promocionar los prospectos Colca y Jalaoca, ubicados en zonas altamente mineralizadas cercanas a Las Bambas.

En marzo último, Proinversión estuvo en el PDAC –la feria minera más grande del mundo– y logró convocar a cerca de veinte bancos de inversión. Ofrecieron subastar Colca y Jalaoca en julio y setiembre respectivamente; sin embargo, he sido informada de que no cuentan con ningún tipo de “licencia social”, que las comunidades aledañas están cerradas en su negativa y que así lo habrían manifestado, in situ, a algunos inversionistas interesados.

¡Simplemente es desgastante tanta incompetencia!


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,