toggle menu

Opinión


17 Mayo, 2018.

Publicidad estatal: no a la prohibición, sí a la regulación

La inversión publicitaria del Estado debe ser regulada y toda inversión (por más pequeña que sea) tiene que arrojar resultados. ¡El Estado no puede pagar favores editoriales con el dinero de todos los peruanos!

Aaron Salomón

| Periodista

El congresista Mauricio Mulder viene desatando controversia ya hace varios meses con su iniciativa (hoy autógrafa de ley observada por el Ejecutivo) que pretende cortar de raíz la publicidad estatal en los medios de comunicación privados. El aprista alega que los millones de soles destinados para este fin no se utilizan precisamente para informar sobre campañas de salud o educación, por ejemplo, sino para que las autoridades hagan proselitismo político en el peor de los casos.

Y para no quedarme en la afilada prosa del legislador del partido de la estrella, revisé el Portal de Transparencia del Ministerio de Economía, en el que comprobé que el gobierno del renunciante expresidente Pedro Pablo Kuczynski no fue para nada austero. Desde el año 2016 hasta lo que va de mayo del 2018, la Compañía Peruana de Radiodifusión, razón social del canal América Televisión, ha recibido más de 49 millones de soles por publicidad.

Con relación a otras casas televisivas, en tiempos de Kuczynski Panamericana y Latina, por intermedio de la empresa Latina Media SAC, se hicieron ambas de más de 43 millones de soles; mientras que Andina de Radiodifusión SAC, dueña del conglomerado de los canales de ATV, absorbió una tajada de más de 21 millones de soles.

Respecto a los diarios impresos, durante el mandato de PPK el Grupo El Comercio recibió unos 19 millones de soles y el Grupo La República al menos 14 millones de soles. El anterior gobierno también destinó millones en publicitar en la radio. Así, siempre de acuedo al MEF, casi 54 millones de soles se sumaron a las arcas del Grupo RPP en la era PPK.

Al ver estas exorbitantes cifras, inmediatamente consulté con el premier César Villanueva para saber cuáles serían las acciones que tomaría el actual gobierno del mandatario Martín Vizcarra, puesto que se ha dicho hasta el cansancio que se recortarían gastos superfluos. “Ha habido un carnaval de gasto publicitario en los gobiernos anteriores y yo mismo lo estoy cortando y me estoy quedando con lo estrictamente necesario”, me respondió.

Villanueva, quien a la vista de todos está en contra de la ley Mulder, detalla que lo “estrictamente necesario” es comunicar a través de los medios privados temas relevantes como “las campanas de lucha contra la anemia y la desnutrición, y los avances en la reconstrucción del país”.

En este punto estoy totalmente de acuerdo con el primer ministro: los gastos en publicidad deben ser regulados y toda inversión –por más pequeña que sea– tiene que arrojar resultados ostensibles.

Evidentemente no podemos pasarnos de exagerados –y dictatoriales– y eliminar por completo la publicidad estatal en los medios privados (que corren riesgo de desaparecer si esta ley se consolida), pero lo que también es cierto es que… ¡el Estado no puede pagar favores editoriales a algunos medios amigos con el dinero de todos los peruanos!


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,