toggle menu

Opinión


14 Diciembre, 2017.

PPK: la mentira tiene patas cortas

Mauricio Cruz ha remitido documentos en los que consta que Westfield Capital, empresa de PPK ha hecho siete asesorías a favor de Odebrecht mientras era ministro de Economía y luego premier de Alejandro Toledo. Ojo: en febrero de 2005 se exoneró a la IIRSA Sur del SNIP.

La mentira tiene patas cortas, especialmente cuando todos tratan de salvar el cuello y la verdad llega a salir a luz esclareciendo culpas y responsabilidades. Las piezas perdidas del rompecabezas van saliendo debajo de la alfombra y las conciencias de los autores se van encapotando hasta la más absoluta tiniebla.

Mauricio Cruz ha remitido documentos a la Comisión Lava Jato en los que consta que la empresa Westfield Capital, cuya cabeza era el presidente de la República, ha hecho siete asesorías en favor de Odebrecht entre noviembre del 2004 y diciembre del 2007; vale decir, mientras PPK era ministro de Economía y luego presidente del Consejo de Ministros. Dejó este último cargo el 28 de julio de 2006, a la conclusión del gobierno de Alejandro Toledo.

En el mes de febrero de 2005, se exoneró del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) al Corredor Vial Interoceánico Perú Brasil, tramos 2, 3 y 4 IIRSA Sur. Lo increíble es que la firma la puso el señor Javier Sota Nadal, en ese entonces ministro de Educación encargado de la cartera de Economía. ¿Por qué? Porque el señor Kuczynski —oportunamente— programó un viaje al exterior, quizás para monitorear desde sus oficinas en Miami que todos los documentos estuvieran en orden e iniciar con celeridad el proceso de adjudicación al Consorcio liderado por Odebrecht. Un tema tan delicado y confidencial seguramente requería una gestión “intuito personae” del socio principal de la consultora.

En mayo del 2013, el señor Sota Nadal fue designado por la exalcaldesa Susana Villarán como presidente de EMAPE (Empresa Municipal Administradora del Peaje de Lima), por lo que ha seguido dando vueltas por el Estado con cargos de relevancia y patrimonialmente significativos que pronto darán mucho que hablar.

Por ello, nos queda la duda de si lo agarraron desprevenido con la firma o si no se hacía problema en avalar esa infame exoneración y hoy se rasga las vestiduras clamando inocencia. En todo caso, no es admisible que diga que fue engañado o que firmó a ciegas: el encargo de la cartera ministerial está regulado por el articulo 127 de la Constitución e implica asumir íntegramente los deberes y obligaciones que competen al ministro ausente. ¡La lavada de manos es inaceptable!

Mediante Decreto de Urgencia 016-2005-MEF —vale decir, cuando PPK seguía ocupando el MEF y su empresa Westfield brindaba asesorías a Odebrecht— se modificó el artículo 55 de la Ley 28563, Ley General del Sistema Nacional de Endeudamiento, referido a “Regla de Prudencia y Registro de Pasivos”, para exonerar a la IIRSA Sur del limite del 1% del PBI previsto en la norma. Esta “apertura” estuvo vigente hasta el mes de abril de 2006: alguien debería tomarse la molestia de revisar que otros proyectos pasaron por esta coladera.

En aquel momento nadie recordó que los Decretos de Urgencia son normas excepcionales que no pueden responder a intereses particulares y cuyo fin último es revertir situaciones extraordinarias e imprevisibles. ¡Nadie! Se violaron todos los principios constitucionales que regulan esta normativa y que han sido convalidados por el Tribunal Constitucional.

Lo increíble es que este proyecto tenía muchísimos alabarderos. En julio del 2005, ADEX hizo un informe concluyendo que la IIRSA beneficiaría a mas de diez millones de peruanos, que contribuiría en 1,5% al crecimiento anual del país y que Madre de Dios renacería, igualando el área agrícola de Piura y Lambayeque juntos. Sería responsable del 25% de producción de caña de azúcar, 55% cítricos, 20% plátanos y 7% del arroz que se produce en el Perú. Por supuesto que todo era una farsa: nada de ello se ha hecho realidad.

La IIRSA es hoy un elefante blanco que ha costado millones al Estado y al pueblo peruano, y Madre de Dios sigue siendo uno de los departamentos más pobres del Perú, solo conocido por su minería ilegal, explotación de niños y trata de personas.

Señor presidente, no puede seguir sumergiéndose en más mentiras: la evidencia lo desborda y todo calza, menos su versión.

 


Etiquetas: , , , , , , , , , ,