toggle menu

Opinión


21 Agosto, 2018.

¡Popupopupopulismo!

El populismo ha enfermado a toda nuestra menesterosa clase política. Pues bien, si las autoridades tanto quieren caerle bien a la tribuna, ¡que cierren el Congreso!, ¡que subsidien a los sindicatos!, ¡que eliminen cualquier tipo de inmunidad presidencial, congresal o la que fuere! ¡Y que se joda el Perú!

Aaron Salomón

| Periodista

El gobierno del presidente Martín Vizcarra se mantiene en sus trece y apuesta todas sus fichas por el referéndum para que el pueblo peruano sea partícipe de la reforma política (¿con la que acaso se pretende soslayar la urgente reforma judicial?). Según opina el congresista acciopopulista Víctor Andrés García Belaunde, Vizcarra ha hallado una fórmula populachera que –valgan verdades– le está generando réditos ostensibles: pechar al Congreso para subir en las encuestas (10 puntos más en promedio ante el anuncio de someter a consulta popular la prohibición para reelegir parlamentarios).

Es de esperarse –en medio de tanto ataque mediático con y sin razón– que cualquier iniciativa que le ponga la soga al cuello al Parlamento recibirá el aplauso de la calle que exige su cierre definitivo, quebrando inconscientemente la democracia y recordándonos el sórdido 5 de abril de 1992. Así lo entendió el mandatario y a eso es a lo que juega con su asesor argentino. ¿Hasta cuándo le durará este hipo estadístico que se parece al de PPK tras el Fenómeno El Niño Costero?

El premier César Villanueva, mientras tanto, ha dicho el último domingo en una entrevista con el diario El Comercio que cree que la consulta ciudadanía podría darse “si hay esfuerzo y voluntad del Congreso de acelerar los procesos” en octubre. No obstante, parece que el primer ministro no contempla que los proyectos de reforma constitucional presentados personalmente por el jefe de Estado al Legislativo requieren de hartos ajustes, pues, como evidenciamos en una columna anterior, muestran graves incongruencias que deberán ser resueltas por la Comisión de Constitución. ¡Y eso tomará su tiempo!

Por su parte, el pleno del Congreso (menos uno que otro legislador oficialista para ser justos) no se quiso quedar atrás y en lo que a todas luces es una propuesta inconstitucional, pero sí bastante populachera, aprobó modificar el pago de la CTS a los trabajadores de EsSalud pertenecientes al régimen laboral del DL 276,. Ello, de acuerdo con la presidenta ejecutiva Fiorella Molinelli, generaría un gasto al indigente Seguro Social de nada menos que… ¡700 millones de soles!

La mayoría de legisladores está pensando solamente en unos 12 mil potenciales votantes, que es el número de trabajadores que se verían favorecidos con la onerosa ley, y omite increíblemente que dicho fuero no tiene iniciativa de gasto, que los fondos de EsSalud son intangibles y que no se puede legislar con nombre propio para un grupo de personas.

Otro que se subió al coche de propuestas populacheras fue el presidente interino del Poder Judicial, Víctor Prado Saldarriaga, quien sostuvo que debería eliminarse la inmunidad de la que gozan los altos funcionarios como congresistas, jueces y fiscales supremos. Prado Saldarriaga –y tampoco César Villanueva– no sabe (o no le conviene saber) que existe la división de poderes y que excluir ese “privilegio” abre el camino a denuncias sinsentido por montones, entorpeciendo de la peor manera la libre función pública.

Como vemos, el populismo ha enfermado a toda nuestra pobre clase política. Pues bien, si las autoridades tanto quieren caerle bien a la tribuna: ¡que cierren el Congreso!, ¡que subsidien a los sindicatos!, ¡que eliminen cualquier tipo de inmunidad presidencial, congresal o la que fuere! ¡Que se joda el Perú!


Etiquetas: , , , , , , ,