toggle menu

Opinión


5 Agosto, 2018.

Pongamos el cascabel al gato

“El precio de desentenderse de la política es ser gobernado por los peores hombres”. Platón

Germán Jiménez Borra

| Columnista invitado

Un Ministerio Público liderado por un fiscal mentiroso, jueces supremos asfixiándose en sus malolientes acciones, un Poder Judicial que se cae a pedazos por su falta de capacidad para autofiscalizarse y cuatro alcaldes detenidos por mafiosos es el saldo que por el momento nos va dando la dramática coyuntura política que estamos viviendo.

En las aulas universitarias me enseñaron que la finalidad del Derecho y las leyes era impedir que campee la injusticia. Sin embargo, cuando los encargados de impartirla actúan impunemente y sin un ápice de vergüenza abren una ventana para que la delincuencia prolifere, esa falta de legitimidad origina que quienes deberían acatar el orden establecido se subleven y pierdan no solo la fe sino también el respeto a las instituciones.

De esto se ha percatado Martín Vizcarra cuando en su mensaje presidencial ha puesto sobre el tapete la posibilidad de un referéndum para iniciar una reforma política que involucre a todos los poderes del Estado. Y es que, sintiéndose un gobierno débil al carecer de una bancada representativa en el Congreso, ha optado por conseguir el apoyo de una ciudadanía descontenta con toda la clase política. Temas como la reelección congresal o el financiamiento de los partidos políticos serán materia de debate las próximas semanas: veremos si el Congreso decide apoyar estas iniciativas o, por el contrario, las obstaculizan con el fin de mantener el status quo. Ello podría terminar conduciéndonos a consecuencias impredecibles por esa olla de presión en la que nos estamos convirtiendo.

Pareciera que para algunos congresistas no es importante tener la razón sino que se las den: con ese razonamiento simplón y egoísta será difícil avizorar el futuro con optimismo. Nadie duda de que necesitamos reformas estructurales en los partidos políticos, Poder Judicial y Ministerio Público; por ello es que como sociedad tenemos la responsabilidad de intervenir activa y decididamente en la toma de decisiones de este gobierno.

Recordemos a Platón: “El precio de desentenderse de la política es ser gobernado por los peores hombres”. Apoyemos el referéndum y pongamos el cascabel al gato.


Etiquetas: , , , , , , ,