toggle menu

Opinión


28 Diciembre, 2014.

¿Pico a pico con un terruco?

No olvidemos que Sendero Luminoso también busca exposición.

Liliana Carrasco

| Columnista

Nadie puede negar que Urresti es figuretti y escandaloso. Por formación y por convicción, busca titulares con reacciones y respuestas disparatadas y ofensivas. Y está claro que puede verse ridículo poniéndose “pico a pico” con un terruco.

 

Pero está claro también que hay quienes necesitan ingentes dosis de Memorex. ¿Acaso alguien puede creer que Sendero Luminoso hace exposiciones solo por el derecho a la resocialización de sus huestes o por promover el arte y la cultura en el país? ¿Acaso es necesario que pinten el estallido de coches bomba y ajusticiamientos para confirmar recién que hacen apología? ¡Por favor!

 

Estas exposiciones no son sino una fachada más del MOVADEF, una de las tantas tribunas que necesita SL para disfrazarse de legalidad y lavar cerebros de ingenuos, olvidadizos, débiles mentales y desubicados. Ya se encuentran infiltrados en universidades y colegios… y quizá pronto vuelvan a atacar comunidades lejanas (y los consideremos “abigeos”, como en épocas de Belaunde). 

 

Por supuesto que hace falta una política de Estado clara para enfrentar a SL, aunque la responsabilidad trascienda este gobierno. Hace quince años (incluyendo el periodo de transición democrática) que nos creímos el cuento de que SL “había sido vencido” y se flexibilizaron condiciones carcelarias, se produjeron liberaciones selectivas y se promovió internacionalmente “el derecho a un juicio justo”. 

 

Entonces, si ya estaban afuera, ¿qué esperaban que hicieran? 


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,