toggle menu

Opinión


20 Octubre, 2017.

Peruanidad

Cuando me pregunten diré que soy PERUANO, porque ser peruano es ser un poco de todo: blanco, negro, chino, cholo, costeño, serrano y amazónico. Y a mucha honra.

Jorge Villena

| Columnista invitado

A principios del siglo pasado, José Carlos Mariátegui, Víctor Raúl Haya de la Torre y Víctor Andrés Belaunde realizaron un debate sobre el Perú que marcó las siguientes décadas. Este esfuerzo intelectual tuvo expresiones políticas: Mariátegui, desde la izquierda peruana y todas sus subdivisiones, tuvo un análisis de la realidad bajo la perspectiva de las ciencias sociales (particularmente la influencia del comunista italiano Antonio Gramsci). Y su visión quedo plasmada en los Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana. Haya de la Torre con su obra El Antimperialismo y el APRA desarrolló su visión del Perú y con ella fundó y condujo a su partido. Víctor Andrés Belaunde, por su parte, interpretó la realidad peruana desde la perspectiva social cristiana en el libro La Realidad Nacional, en el que responde a cada uno de los siete ensayos de Mariátegui. Así, la visión de la peruanidad de Belaunde quedó resumida como una “Síntesis viviente”

Un siglo después, la peruanidad es un concepto subjetivo, inacabado e inconcluso. Solo estoy seguro de una cosa: todo lo peruano es aquello que nos es propio y común, que nos identifica y une. Por ejemplo, cuando sufrimos con nuestra selección, disfrutamos de nuestra comida, de nuestro folclore en sus diversas expresiones, manifestamos amor por la patria, inmensa fe, y valoramos la tradición de nuestro pueblo.

Falsas ideologías, dedicadas a resaltar las divisiones y a segmentarnos con fines políticos, nos alejan de aquello que nos integra. El propósito es segregar al país en distintas categorías, con el fin de construir una oferta política para cada grupo de interés.Esta demagogia viene unida a la construcción de discursos políticos que inventan neoderechos, basados en subjetivismos, como uno de los que hace poco el Congreso de la República aprobó: “el derecho humano al agua” (sic).

Por ello considero racista la pregunta 25 del cuestionario del próximo censo nacional: “Por sus costumbres y sus antepasados, ¿usted se siente o considera? 1. quechua; 2. aimara; 3. nativo o indígena de la Amazonía; 4. perteneciente o parte de otro pueblo indígena originario; 5. negro, moreno, zambo, mulato/pueblo afroperuano o afrodescendiente; 6. blanco; 7. mestizo; 8. otro”. Para estos teóricos del progresismo, la raza es una construcción social y está en función a como uno la percibe.

No caeré en el juego de quienes nos quieren segregar. Cuando me pregunten diré que soy PERUANO, porque ser peruano es ser un poco de todo: blanco, negro, chino, cholo, costeño, serrano y amazónico. Y a mucha honra.


Etiquetas: , , , , , , , ,