Connect with us

Opinión

Perú la romperá en Milán (¡salud!)

Publicado

el

"El restaurante soñado"



Para esta edición de “A la Carta”, la primera columna de gastronomía política del Perú, hemos considerado la noticia que es, de lejos, ¡la más importante del año! Y usted probablemente no esté enterado de ella: en 31 días —sí, un mes exacto, ¡no falta nada!—, Perú abrirá ante el mundo el restaurante soñado. Por cinco meses la cocina peruana, que por tanto tiempo ha venido promocionando Gastón Acurio y demás portentos de la cacerola— brillará en Milán durante la Exposición Universal que, cada cinco años, reúne a las naciones más importantes del mundo y a las que aspiran a serlo, cuando menos en un determinado rubro.

Y dado que su tema central será “Alimentar al planeta, energía para la vida”, quién mejor que el Perú para aprovechar esta vitrina global y afirmar su papel como vedette gastronómica, tal como insisten tantos reputados chefs que no cesan de viajar presentando festivales y sorprendiendo paladares.

Image title

Así, se da por descontado que en 31 días veremos al presidente ruso Vladimir Putin saboreando un carpaccio de alpaca, a la canciller alemana Angela Merkel deleitándose con el imbatible arroz con pato y su concolón del Fiesta, y a Barack Obama entre papas a la huancaína y un festival de pallares al estilo de El Rincón que no conoces. A ellos, súmenles los miles de periodistas que visitarán la exposición durante sus cinco meses para ver al histriónico Javier Wong fileteando lenguados y sirviendo cebiches como ya lo hiciera en Madrid Fusión de la mano de Gastón Acurio.

Asimismo, tendríamos en acción a la “Pandilla Leche de Tigre”, cofradía formada por el propio Acurio y sus amigos, donde destacan Héctor Solís (Fiesta), el multipremiado Virgilio Martínez (Central), Rafael Piqueras (Maras) y Mitsuharu Tsumuda (Maido), entre muchos otros, quienes el año pasado hicieron de las suyas en París.

Como se ve, el stand peruano dejará relegados a sus similares de Brasil, México y Chile, y hasta es probable que rivalice de tú a tú con España, esa potencia gastronómica a la que venimos zamaqueando —por lo menos, así lo cuenta la prensa— hace buen tiempo.

¡Y qué se puede decir de nuestros productos originarios! Si el tema central de esta cita es “Alimentar el planeta, energía para la vida”, doy por descontado que la quinua será nuestro principal atractivo. No en vano hace un par de años la FAO designó a Nadine Heredia como su embajadora mundial. Con esto se abren nuevas oportunidades para los miles de productores de quinua en todo el Perú. Y le seguirá sin duda la nutritiva kiwicha, como decenas de frutas exóticas de la selva y las casi 4.000 variedades de papa que se cultivan en el territorio.

Podríamos seguir y seguir con esta feliz enumeración sino fuera por un pequeño detalle: aunque le suene absurdo, Perú NO ESTARÁ en la Exposición Universal de Milán. Como lo lee: NO IRÁ, NO TENDREMOS STAND NI NADA PARECIDO y la parafernalia antes descrita no pasará de ser solo lo que podría haber sido y nunca será.

La Expo Milano 2015 que abrirá en 31 días con toda la pompa y publicidad jamás soñada no nos incluirá. ¿Por qué sucedió esto? ¿Por qué nadie avisó a los “embajadores” de la cocina peruana que algo pudieron hacer por corregir este desastre?

Va a ser muy interesante escuchar a los funcionarios de Promperú y del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), quienes por ley de este Gobierno tienen a su cargo las oficinas comerciales (y que bien pudieron ocuparse de que la presencia peruana se diera), las “razones” —¿las hay más allá de la mera incompetencia?— por las que el país y su tan cacareada suma gastronómica no estarán en Milán.

¿La “embajadora” Nadine tampoco se enteró? ¿Y Gastón —si bien no es su obligación— por qué no anduvo atento para lanzarnos un “¡Hummm…!” de alerta?Image title

Qué pena, qué gran desilusión y qué descomunal metida de pata. No nos quejemos cuando, en 31 días, Chile reciba a los visitantes de su stand con pisco sour Valdivia e invite a degustar cebiches y leches de tigre de Viña del Mar, con su chirimoya alegre o un turrón de doña Pepa “santiaguino” de postre. Después de todo, su lema de presentación es “Chile, un país rico en variedad”.

Image title

Y no se diga menos de Bolivia, cuya punta de lanza está anunciada desde la entrada: “Quinua, un futuro sembrado hace miles de años”.

En el Perú somos de mamey: gastamos cerca de US$100 millones en la COP20 y destinamos otros US$6 millones para asistir a la Feria del Libro de Bogotá donde Mario Vargas Llosa era el gran homenajeado. Se trataba de eventos de notoria relevancia, ¿pero no era también importante presentarnos en Milán con lo que se supone es, hoy en día, el gran imán del país hacia el mundo, es decir nuestra despensa alimentaria?

Estamos indigestados, pero de incompetencia oficial: ayudará mucho identificar a los responsables y discutir si no sería conveniente regresar al esquema en que los profesionales de Torre Tagle tenían la última palabra en materia de representación comercial.

Hemos quedado como la gran estrella gastronómica de Latinoamérica solo de la boca para afuera.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Bachelet denunciará al tirano?

Seguir leyendo

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo