toggle menu

Opinión


9 Enero, 2018.

¡Periodistas!

En el Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional me pongo al día en la lectura de la prensa de opinión política y no me queda más que sonreír: ¡vaya qué audacia la de algunos coleguitas!

La “confidente” de PPK, la que decía que se “comunicaba” directamente con el presidente, la que lo “preparaba” para los debates presidenciales (mientras fungía de panelista independiente) y para las entrevistas (en la última sobre Odebrecht su cliente terminó como palo de gallinero), la que le dictaba la “estrategia” para no ser vacado por lobista truhán y embustero, en fin: esa misma ahora dice que su asesorado es un “mentiroso más”.

O sea, PPK no era un farsante después de sus idas y venidas con respecto a sus relaciones directas e indirectas con Odebrecht mientras fue el ministro que facilitó la concesión de la Interoceánica y otras más a la empresa brasileña, pero sí es mentiroso cuando indulta a Fujimori y la deja a ella como tonta da capirote. Más claro: cuando a la periodista la mentira le convenía, PPK era un un abuelito bonachón tal como pretendía su abogado antifujimorista en el Congreso; cuando a la periodista la mentira ya no le conviene, PPK es un viejo mentiroso. ¡Qué tal línea!

El que sí es consecuente entre el dicho y el hecho es Augusto Álvarez Rodrich. No da su brazo a torcer respecto a que PPK no debía ser vacado por usar al Estado (ministro de Economía, primer ministro y presidente de Proinversión) para su beneficio privado (Westfield Capital, First Capital y Odebrecht) en el caso de las IRSA. ¡Y no va a ser! ¡Si AAR hizo lo mismo en los 90, en plena “dictadura” del chino, cuando desde el Consejo Directivo de Osiptel le adjudicó a dedo la buena pro de la privatización de acciones de la Telefónica al Consorcio APOYO CONSULTORÍA-ARGENTARIA para el cual también trabajaba! ¡Y hasta él mismo firmó el contrato! ¡Eso sí que es caminar derecho!

Leo una ¿crónica de investigación? de Ángel Páez en la República sobre “la historia secreta de la pelea dinástica de los Fujimori” ¡y es como si a David Irwing —el patético negacionista británico del holocausto— le encargaran una nota periodística sobre el holocausto! ¿Qué podría salir de cierto de esa crónica? Lo mismo aplica para los antifujimoristas “corresponsales” en Lima de los diarios El País, ABC, The Economist y The New York Times. Tienen, como el farsante David Irwing, ¡crédito cero!

La del estribo. ¡Mario Vargas Llosa dice que el fujimorismo controla casi todos los medios de comunicación! ¡Este sí que se quedó anclado en los 90! Conexión con el Perú y su realidad: ¡cero!


Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,