toggle menu

Opinión


1 Noviembre, 2017.

Pena de muerte

Puntos sobre las íes

1.- Si el ministro de Justicia ha sido un “irresponsable sin duda” para abrir un debate sobre la pena de muerte a título personal, siendo vocero de un gobierno que evidentemente está en contra así como su bancada —como afirma el congresista Alberto de Belaunde—, ¿qué espera entonces Belaunde para pedir su renuncia, su interpelación o su censura? ¿Un irresponsable puede seguir siendo ministro? ¿Los dichos van a ir acompañados de los hechos o el “irresponsable” seguirá asesorando al presidente en materia de Justicia?

2.- Si el Defensor del Pueblo considera que de darse un retiro de la CIDH el Perú quedaría desprotegido en materia de derechos humanos, ¿entonces para qué él está sentado donde está? ¿O los derechos humanos sólo los puede defender la CIDH? ¿Y la Defensoría está pintada en la pared en cuanto a derechos humanos, Walter?

3.- Por cada informe en contra de que la pena de muerte no disuade a los violadores ni a los homicidas siempre habrá otro que diga lo contrario (varios premios Nobel de Economía incluidos). Y lo mismo sucede con los versículos de la Biblia. ¡Así que a otro perro con ese hueso!

4.- Si la reinstauración de la pena de muerte para violadores de niños va a demorar 10 años en ser aplicada de aprobarse la modificación de la Constitución y la denuncia de los tratados internacionales (SIDH) como afirman algunos, ¿no sería mejor empezar hoy mismo? ¿Cuántas vidas de inocentes se habrían salvado si hubieran habido los votos en el Congreso para reinstaurarla hace 10 años? ¿O alguien cree que no se habría salvado ni una?

5.- Si la primera reacción natural y universal de cualquier madre que descubre infraganti que su niño (a) está siendo violado (a) es matar al violador, ¿por qué “principios” el Estado no podría matarlo con las garantías de un debido proceso?

6.- Si los violadores de niños son considerados universalmente monstruos, ¿cómo les puede amparar derechos humanos a quiénes no lo son? ¿O acaso los monstruos también son humanos porque se parecen morfológicamente a usted? ¿O la “condición humana” se reduce al ADN?

7.- Si las pruebas de ADN que no existían hace cincuenta años cuando fue condenado injustamente a muerte por el dicho de un testigo Jorge Villanueva Torres (“el monstruo de Armendáriz”) son 99.999% infalibles, ¿no es prueba más que suficiente para que no se cometan errores judiciales? ¿O la ciencia también está pintada en la pared?

8.- Las feministas se oponen a la pena de muerte por principios pero asumen el aborto como un derecho. ¡Qué contradicción! El violador es un aborto de la naturaleza. ¡El aborto es una violación de la humanidad!


Etiquetas: , , , , , , , , ,