toggle menu

Opinión


26 Abril, 2018.

Patrañas

Sobre los responsables del incremento de la pobreza y de cómo algunos pretenden desinformar soplándole la pluma al Congreso

El INEI ha publicado la Encuesta Nacional de Hogares 2017 en la que se da cuenta de que la pobreza monetaria ha subido un punto respecto al 2016. De inmediato no han faltado las interpretaciones sobre las causas –caída del crecimiento económico y de la inversión privada–, así como de los actores responsables de este descalabro nacional.

Una de esas interpretaciones que ya empieza repetirse como un mantra por los medios de comunicación es aquella que señala a la confrontación entre el Ejecutivo y el Legislativo como el punto medular del incremento de la pobreza, al haber puesto los pelos de punta a los agentes económicos que no han querido invertir ni un mango en el Perú. Como resulta obvio, el propósito de esta interpretación es licuar la responsabilidad del fenecido gobierno de PPK (Poder Ejecutivo) y soplarle la pluma a quienes no lo son (Poder Legislativo), haciendo a este último coresponsable de esta ominosa situación.

A Nietszche se le atribuye el aforismo aquel de que no hay hechos sino solo interpretaciones. Puede ser. Pero también es cierto, que en el abanico de las interpretaciones sobre un hecho, el rango de las posibles es diminuto (1%) mientras que el de las absurdas, interesadas o ignorantes son como el universo (99%).

La interpretación de que la causa principal del incremento de la pobreza es la pugna entre el Ejecutivo y el Congreso es bien debatible si no va acompañada de cifras y de sentido común. Y lo es porque la política económica del país es de entera responsabilidad del Poder Ejecutivo. Es el gobierno el que la diseña y la implementa.

El Congreso ha apoyado al Ejecutivo en esa materia, concediendo facultades legislativas en dos oportunidades (al inicio del mandato 2016 y a raíz del Fenómeno del Niño Costero 2017) para que el Ejecutivo, entonces presidido por PPK, las lleve a cabo expeditivamente y sin problemas. ESTO FUE RECONOCIDO EN MEDIOS MASIVOS POR EL ENTONCES PRESIDENTE Y MIEMBROS DE SU BANCADA.

Es decir, el Poder Legislativo abdicó a su facultad de hacer leyes para que el gobierno de PPK las hiciera en materia económica, vía decretos legislativos. ¿De quién es entonces la responsabilidad de un manejo económico con los resultados sobre la pobreza de los que da cuenta el INEI? ¿Del Congreso?

El dato relevante para dar crédito a esa tesis –que sostienen, entre otros, el director del Instituto Peruano de Economía IPE Diego Macera– es que la confrontación crítica entre el gobierno de PPK y el Congreso se puede fechar con exactitud a partir del 13 de diciembre de 2017, cuando el entonces presidente confiesa en una emisión de RPP que asesoró el proyecto Olmos H2O de Odebrecht a pesar de que antes había negado cualquier vínculo con esa empresa. De allí en adelante se suceden los hechos que llevaron a su caída: la primera moción de vacancia, las nuevas revelaciones sobre su relación con Odebrecht a través de First Capital y Westfield Capital, la segunda moción de vacancia, los kenjivideos de compra de votos legislativos para no ser vacado y, finalmente, su renuncia el 21 de marzo del 2018.

Pregunta: ¿entre el 13 de diciembre de 2017 y el 21 de marzo de 2018 existen cifras relevantes que demuestren el incremento de la pobreza? ¿En cuatro meses se puede dar ese salto de 1 punto?

¿ Y que pasó antes de diciembre de 2017 (para tener el panorama completo)?

1.- Fenómeno del Niño Costero (enero-abril 2017): ¿No creen que influyó?
2.- Reconstrucción con cambios (marzo 2017 a la fecha): ¿Su fiasco no ha sido relevante en ese incremento?
3.- Procesos judiciales, medidas cautelares e investigación por caso Odebrecht: ¿La paralización de la cadena de pagos no habrá tenido algo que ver con el punto de más que reseña la encuesta del INEI?

En cuanto a los hechos políticos relevantes anteriores a diciembre del 2017 en el mandato de PPK, tenemos:

4.- Renuncia del ministro de Transportes y Comunicaciones Martín Vizcarra por caso Chinchero (8 de mayo 2017)
5.- Renuncia del ministro de Economía Thorne por ese mismo caso (21 de junio 2017)

Pregunta: ¿de quién fue la responsabilidad el escándalo Chinchero? ¿No fue el gobierno de Humala el que firmó el contrato lesivo? ¿No fue el gobierno de PPK el que firmó la adenda que lo empeoró? ¿No fueron los lobbies de las amigas de PPK los que lo echaron por la borda al querer sacar el proyecto a cualquier precio? ¿No fue el ministro de Economía el que presionó al contralor para que se haga de la vista gorda en un audio que escuchamos todos? ¿Y qué monos pinta aquí el Congreso? O sugieren algunos que el Congreso debió hacerse de la vista gorda para rendir honor al “laisser faite, laissez paser”?

Así pues, la interpretación de que el ruido político y la confrontación entre el gobierno de PPK y el Poder Legislativo son los responsables de ese incremento de la pobreza es, por decir lo menos, antojadiza.

De tal manera que las causas más probables de esa fatídica cifra son las políticas económicas mal diseñadas y la parálisis en el crecimiento y la inversión en el gobierno de Humala y las erráticas del de PPK.

Más seriedad en el análisis económico y menos politiquería no vendrían nada mal, amigos de la prensa y del IPE. Salvo que, por supuesto, puedan sostener mejor sus interpretaciones para que no se conviertan en cuentos.


Etiquetas: , , , , , , , , , , ,