toggle menu

Opinión


13 Octubre, 2017.

¡Pablo Sánchez y Duberlí Rodríguez, canten ya!

Escandalosa exculpación del testaferro de Odebrecht Gustavo Salazar pone a la luz a personaje bisagra entre el fiscal de la nación y el presidente del Poder Judicial con rescindido contrato de seguros para judicatura.

La misma fiscalía que pidió ampliar las investigaciones (que ya habían superado 18 meses en un caso y ocho, en otro) para Keiko Fujimori y Alan García por crimen organizado hasta 36 meses acaba de limpiar de polvo y paja al expresidente del Club Regatas y gerente general de La Positiva, Gustavo Salazar, del delito de lavado de activos en el caso de la megacorrupción de Odebrecht. Es decir, Gustavo Salazar, prófugo de la justicia en Estados Unidos, habría incrementado su fortuna personal de 1 millón de soles al mes a 11 millones de soles al mes a partir del 2009 de forma “lícita” según la fiscalía.

Como se recuerda, a Salazar se le sindica de facilitar que el exgobernador regional del Cusco, Jorge Acurio, reciba una coima de la constructora Odebrecht para adjudicarse el contrato de la obra Vía Evitamiento de esa ciudad el 2012. Salazar propuso en junio dar inicio al procedimiento de colaboración eficaz para entregar a la fiscalía información “útil, relevante y corroborable” que expusiera y acreditara “los acuerdos que se habrían asumido con el señor Jorge Isaacs Acurio Tito con relación al depósito de dinero que habría sido efectuado por la empresa Klienfeld Services Ltd., vinculada a Odebrecht […], la participación que habría tenido la empresa Wircel [de Gustavo Salazar] con relación al depósito de dinero […] y el destino que se habría dado al mismo”.

Gustavo Salazar ofreció también probar con documentos “la ruta del dinero posterior al depósito mencionado […], con lo que se podría determinar y acreditar la forma y el modo como el señor Acurio Tito habría recibido finalmente la ventaja patrimonial [coima] que habría sido pactada con la empresa Odebrecht”. Todo esto lo dice y ofrece el propio Salazar quien, para que no quepa dudas del tinglado mafioso con Odebrecht y Acurio, dijo en una entrevista para El Comercio realizada en junio pasado, “que él entregó a Acurio, en dos partes y en efectivo, US$1’250.000 que Odebrecht transfirió a las cuentas de su empresa Wircel S. A.”

Por si esto fuera poco, está la declaración de Jorge Barata que admite haber negociado la coima de 3 millones de dólares para Acurio. El gángster brasileño señala además que el dinero sería transferido desde una cuenta offshore, por lo que Acurio debía entregarle un número de cuenta para hacer el desembolso. Es así que el exfuncionario le entrega el nombre de la offshore Wircel S. A., propiedad de Salazar.

Una simple pregunta: ¿para qué se iba a someter a colaboración eficaz Gustavo Salazar y ofrecer la ruta del dinero de la coima a Acurio si los fondos que él le transfirió a través de su offshore Wircel. S.A no eran de origen ilícito? ¿Tiene algún sentido?

Definitivamente, el fiscal Pablo Sánchez —que anda avalando la actuación abusiva de sus fiscales ampliando investigaciones que ya llevan años y sin explicar fundamento alguno— tiene el deber de pronunciarse sobre este escandaloso archivamiento del caso Salazar.

También debería explicar qué monos pintó en todo este tinglado Javier Rodríguez Gómez, hijo del presidente del Poder Judicial Duberlí Rodríguez, como su asesor desde 2015. No se debe dejar pasar el hecho de que Gustavo Salazar fue el que ganó un millonario contrato de seguros para el Poder Judicial, el mismo que fue rescindido hace un mes por el escándalo. ¿Duberlí Rodríguez puede decirnos por qué se rescindió el contrato? ¿Lo citará la Comisión Lava Jato?

Fuentes bien informadas aseguran que la exculpación de Salazar está estrechamente ligada a estos hechos y personajes, pues Salazar habría asegurado que diría todo lo que sabe sobre el contrato de seguros que el Poder Judicial acaba de rescindir y los intermediarios que hicieron posible su firma.

Pablo Sánchez y Duberlí Rodríguez, ¡la opinión pública exige una explicación! ¡Que canten ya!


Etiquetas: , , , , , , ,