Connect with us

Opinión

¡Ojo con estos detalles del audio San Martín-Ríos!

Publicado

el

Al teléfono, San Martín solo le menciona a Ríos el “tema de su hermana”, sin explicarle de qué se trata. Inclusive añade un “como sabrás”, dando por hecho que Ríos sabe que ya la jueza sentenció a su favor. Luego, cuando va a dictar el número de expediente, Ríos dice que lo tiene. Es lícito suponer, entonces, que esa “presión” no sería la primera.



Para la evaluación jurídica relativa a si el expresidente del Poder Judicial, César San Martín, cometió o no delito de tráfico de influencias en la públicamente conocida conversación telefónica con el entonces presidente de la Corte Superior del Callao, Walter Ríos, quiero comentar un detalle que me parece no debe pasar inadvertido. En el audio se aprecia claramente que de inmediato San Martín le dice a Ríos: “Cómo estás hermano. Te llamo por el tema de mi hermana. Como sabrás ya confirmó la resolución que declara la interdicción…”

Resulta claro, pues, que el caso no era novedad para Ríos. Se puede deducir que ambos ya habían hablado antes del mismo asunto.

Por eso San Martín se refiere al “tema de su hermana” y nada más. No le hace ninguna introducción. No le explica de qué se trata el caso. Inclusive añade un “como sabrás”. Es decir, San Martín da por hecho que Ríos sabe que ya la jueza sentenció a favor del propio San Martín. Y luego, cuando está por dictarle el número del expediente a Walter Ríos, este le dice que ya lo tiene. Es perfectamente lícito suponer entonces que la “presión” que San Martín le pide ejercer sobre la jueza no sería la primera que le solicitaba este al presidente de la Corte Superior del Callao sobre el mismo caso.

Pues bien, así como César San Martín emitió una famosa e “impecable sentencia” –como la califican varios representantes de la más rancia caviarada nacional e internacional– aplicando la teoría de la “autoría mediata por posición de dominio” y asumiendo conjeturas y suposiciones como pruebas suficientes, espero que la justicia evalúe la posibilidad de condenar a San Martín aplicando los mismos criterios y suponiendo que, como todo indica, ¡probablemente ya antes este había pedido a Ríos que exigiera y presionara a la jueza para que la sentencia le fuera favorable!!

Quizá eso explique la rapidez con que el juzgado de familia respectivo batió récord al “resolver” el caso. Véase lo que me hace notar un jurista para el caso al que se refiere San Martín:

  • La demanda se presenta el martes 2 de mayo del 2017.
  • Se acepta el miércoles 3 de mayo (¡primer récord!)
  • Se notifica el mismo 3 de mayo (¡segundo récord!)
  • Se hace efectivo el apercibimiento el DOMINGO 7 de mayo: es decir, en solo CUATRO días desde el 3 de mayo (¡tercer récord!) y en día no laborable… ¡pero trabajaron!
  • El martes 13 de junio se dio por contestada la demanda. ¡Otro récord!
  • El martes 4 de julio del 2017 se tuvo la audiencia.
  • Y el viernes 21 de julio del 2017 acabó todo. ¡En DIECISIETE días sin contar sábados y domingos 9 y 10 y 16 y 17! O sea, en TRECE DÍAS ÚTILES. ¡Nuevo récord!

IMPORTANTE: No habrían mediado los TRES días que exige el artículo 147 del CPC entre la notificación (3 de mayo) y el apercibimiento (7 de mayo).

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Bachelet denunciará al tirano?

Seguir leyendo

Opinión

Bonos soberanos: el pez por la boca muere

Seguir leyendo

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info@politico.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo