Menu

Tendencias

Tiembla la clase política peruana
Foto: EthicsGlobal

Tiembla la clase política peruana

Odebrecht ha decidido tirarse abajo el corrupto andamiaje que sustentaba sus operaciones en el mundo.

Tiembla la clase política peruana, sobre todo la de los últimos tres gobiernos; tiemblan los que se creían intocables; tiemblan los que nunca pensaron que les iba tocar la puerta la justicia. Tiemblan muchos de la autodenominada “reserva moral” del país.

Odebrecht ha decidido tirarse abajo el corrupto andamiaje que sustentaba sus operaciones en el mundo y para ello cuenta con la colaboración de la implacable justicia norteamericana, la que no anda con juegos (para muestra, recordemos lo que pasó con la FIFA y Manuel Burga). En el Perú, las coimas de la trasnacional brasileña alcanzan la nada despreciable suma de 29 milloncitos de dólares, dinero pagado a funcionarios a cambio de la concesión de contratos para obras entre 2005 y 2014, es decir, durante los gobiernos de Toledo, García y Humala. 

Podemos adivinar que, a estas alturas, varios políticos y personajes locales andan sufriendo severos problemas estomacales.

Salvando las distancias, por lo pronto ya hemos tomado conocimiento de muchos profesionales y periodistas “independientes” que se fajaban por determinados políticos de turno y al mismo tiempo recibían jugosos contratos del Estado, configurando de esta manera un inaceptable conflicto de intereses... cuando menos. Y es que, al final, todo se sabe y el largo brazo de la ley tarda, pero llega.



Comentarios


 

Las más recientes

¿Por qué le mintieron a PPK?

Parece que nadie le advirtió la cruda verdad sobre el feroz reto que es gobernar el Perú.

POR: Madeleine Osterling

Autojaque

De cómo el sueño de un pueblo fue convertido por su gobierno en una entelequia.

POR: Manuel Escorza Hoyle

La absolución de Walter Chacón

Sepa cómo sí hubo en el 2000 un valiente que le paró el macho a Montesinos y evitó la ruta golpista, aunque a un costo altísimo para él y para su familia.

POR: Efraín Trelles

La divina pomada

Fernando Zavala quiere confrontar al Congreso haciéndose la víctima y pontificando sobre la virtud de cómo hacer política y cómo ser demócrata.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Aturdido lamento de Zavala

El Ejecutivo da muestras de no tener más puntos de apoyo que la apelación reiterada al antifujimorismo y la villanización de la bancada opositora.

POR: Efraín Trelles