Menu

Tendencias

Tiembla la clase política peruana
Foto: EthicsGlobal

Tiembla la clase política peruana

Odebrecht ha decidido tirarse abajo el corrupto andamiaje que sustentaba sus operaciones en el mundo.

Tiembla la clase política peruana, sobre todo la de los últimos tres gobiernos; tiemblan los que se creían intocables; tiemblan los que nunca pensaron que les iba tocar la puerta la justicia. Tiemblan muchos de la autodenominada “reserva moral” del país.

Odebrecht ha decidido tirarse abajo el corrupto andamiaje que sustentaba sus operaciones en el mundo y para ello cuenta con la colaboración de la implacable justicia norteamericana, la que no anda con juegos (para muestra, recordemos lo que pasó con la FIFA y Manuel Burga). En el Perú, las coimas de la trasnacional brasileña alcanzan la nada despreciable suma de 29 milloncitos de dólares, dinero pagado a funcionarios a cambio de la concesión de contratos para obras entre 2005 y 2014, es decir, durante los gobiernos de Toledo, García y Humala. 

Podemos adivinar que, a estas alturas, varios políticos y personajes locales andan sufriendo severos problemas estomacales.

Salvando las distancias, por lo pronto ya hemos tomado conocimiento de muchos profesionales y periodistas “independientes” que se fajaban por determinados políticos de turno y al mismo tiempo recibían jugosos contratos del Estado, configurando de esta manera un inaceptable conflicto de intereses... cuando menos. Y es que, al final, todo se sabe y el largo brazo de la ley tarda, pero llega.



Comentarios


 

Las más recientes

A mí me da igual, ¿y a usted?

La ley NO ESCRITA de la mordaza ya existe en el Perú: sanciona a quienes no son corruptos, que tienen algo diferente que decir y que no pueden ser refutados sino callándolos.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Al fin un respiro

Reciente encuesta da cifras favorables a la presidencia, al gabinete y hasta al Congreso. ¿Seremos capaces de aprovechar el buen aire?

POR: Efraín Trelles

La izquierda y las élites

A falta de un sistema de clases, se pusieron creativos y hoy hablan del binomio "pueblo-neoliberalismo".

POR: Miguel Santillana

¿Es tan difícil legislar derecho?

Una desgracia deja su lección, pero en el Perú nos empecinamos en no aprenderla.

POR: Germán Jiménez Borra