Menu

Tendencias

Tía María, Conga, Tambo Grande, etc.<br>
"¡Último recurso!" Político.pe

Tía María, Conga, Tambo Grande, etc.

El Perú necesita líderes para enfrentar con eficiencia a los comunistas disfrazados de ecologistas.

“El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”.


Esa frasecita la he escuchado desde niño, y a estas alturas me da igual si fue Raimondi o Humbolt quien la acuñó, pero cualquiera de ellos se quedó corto. Así como los árabes tienen en el petróleo a “la bendición de Alá”, nosotros tenemos múltiples bendiciones: nuestro mar es riquísimo no solo en anchoveta sino en casi todas las especies; somos uno de los 15 países con más agua en el mundo, nuestra frontera agrícola —costera y amazónica— es inconmensurable (solo Piura tiene más tierras cultivables que todo Chile) y en las cumbres y quebradas de nuestros Andes los incas cultivaron ¡cientos de variedades de papa! 


Y no queda ahí. Tenemos una selva prácticamente virgen en desarrollo forestal y transformación para la industria del mueble que ya quisiera tener Japón, nuestro cacao no lo tienen los suizos y la calidad de nuestro café no podrían ni soñarla los italianos. Ojo: y eso que no he mencionado el turismo siquiera. Ese sería un artículo aparte,


Entonces, ¿por qué estamos jodidos o frenados económicamente?


Creo firmemente que nos hallamos frente a un problema de decisión política. En buen romance: el Perú necesita líderes con coraje y visión de futuro para enfrentar con eficiencia a los comunistas disfrazados de ecologistas que no solo son antimineros, sino que están contra la inversión. Si seguimos poniéndole a la cobardía la máscara del prostituido diálogo, nunca saldremos del subdesarrollo económico y mental.


Este gobierno —o, mejor dicho, el que viene— debe fortalecer REALMENTE a los ministerios de Energía y Minas, de Transportes y Comunicaciones, del Interior, de Defensa y del Ambiente, y luego de cumplir con todos los requisitos, permisos de ley —muy simplificados— y estudios de impacto ambiental, estos deben CONSTRUIR YA cada obra imprescindible para nuestro desarrollo.


Para ello, debemos usar el mecanismo constitucional de DECLARATORIA DE EMERGENCIA, sacar a la FUERZAS ARMADAS de los cuarteles para que tomen el territorio peruano y, de la mano del Ministerio Público y Poder Judicial, meter preso a cuanto peruano viole la ley y ataque a un policía o civil. ¡Hagamos nuevas cárceles, si es necesario!


El mensaje debe ser claro: sin nuevas minas, carreteras, hidroeléctricas, carreteras, puentes, puertos, aeropuertos y vías ferrocarrileras, el Perú se detendrá. Tía María, Conga y Tambo Grande constituyen solamente el punto de partida para nuestro desarrollo en el siglo XXI.




Comentarios


 

Las más recientes

Dos apuntes sobre Graña y Montero

¿Acaso a Barata debemos creerle unas cosas sí y otras, no?

POR: Alonso Mujica

Óscar con sorpresa

Un error garrafal terminó siendo el perfecto corolario para una ceremonia que privilegió lo políticamente correcto sobre lo artístico.

POR: Ricardo León Dueñas

PPK en su laberinto

¿Cómo es posible levantar la bandera anticorrupción con una mano y con la otra firmar la adenda que prácticamente regala a allegados el aeropuerto de Chinchero?

POR: Efraín Trelles

Bitácora de febrero

¿Estamos ante un gobierno de interinos?

POR: Manuel Escorza Hoyle

Buscando al subcomandante Marcos (3)

Chiapas (México) nos muestra en toda su lamentable realidad el ecosocialismo que aquí nos ofrece Marco Arana.

POR: Miguel Santillana