Menu

Tendencias

Libertad y convivencia
"Sí, yo también" Foto: Charlie Hebdo

Libertad y convivencia

Charlie Hebdo: ¿una luz de esperanza al final del túnel?

Podemos discrepar de sus contenidos, pero qué bien que Charlie Hebdo haya mantenido su línea editorial tras el atentado del 7 de enero. Autocensurarse como piden algunos significaría aceptar que la intolerancia es la ruta para la confrontación de ideas y que la violencia es el camino para acabar con las diferencias. 

La muerte no es la solución para callar voces así como evitar que los fundamentalistas de religión musulmana —un puñado apenas del universo musulmán en el mundo conformado por más de mil 200 millones— consigan imponer el terror con sus ataques terroristas no pasa por ceder. Luego de la experiencia con Sendero Luminoso, los peruanos lo sabemos bien. 

Pero tampoco consiste en permitir reacciones violentas de parte de la extrema derecha, de los antisemitas, islamófobos, neonazis y todos los llamados "radicales". Se trata, simplemente, de ejercer, en todas sus manifestaciones, la Libertad. La libertad de elegir, discrepar, denunciar, profesar, debatir, callar, vivir, expresarnos y de tantas otras facultades que nos aseguran la convivencia sana.

Charlie Hebdo, además de sus irreverentes carátulas, grafica muy bien lo que significa ejercer esos derechos por encima de creencias e ideologías. Y hoy lo hace en su página central. “MÁS GENTE CON CHARLIE QUE EN MISA” se refiere a la multitudinaria marcha por la paz llevada a cabo en París el pasado domingo 15 de enero, en la que miles de posiciones políticas y religiosas, en muchos casos diametralmente opuestas, se confundieron en una sola masa. ¿Es que hay una luz de esperanza al final del túnel?



Comentarios


 

Las más recientes

¿Y cuándo lavan la auriverde?

Por lo visto, entre los parámetros de la autodenominada "reserva moral" del país está también el de la indignación selectiva.

POR: Julio Guerrero

Le cortaron el bigote

Si los dos altos funcionarios de su gestión hubieran sido descubiertos durante esta, ¿Cornejo habría renunciado para asumir su responsabilidad política? De eso depende conocer hoy cuál es la idoneidad moral de Cornejo para el futuro.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

La fiesta de la corrupción

La gente festeja por quienes caerán pero, en el fondo, está consciente de lo que eso significa para el Perú.

POR: Manuel Escorza Hoyle

¡Empezó el baile!

Desde los vladivideos no se vivía revelaciones semejantes: cuidado con repetir los errores de 2001 y con politizar la lucha anticorrupción.

POR: Efraín Trelles

Las viudas de Trump aquí y allá

Ahora toca ver al flamante presidente de EE. UU. en la cancha, donde las papas queman.

POR: Ricardo León Dueñas