Menu

Tendencias

Las democracias frente a la siniestra dictadura
Foto: RPP Noticias 

Las democracias frente a la siniestra dictadura

Es incomprensible que sigan manteniendo relaciones diplomáticas con Venezuela.

Nunca entenderé por qué las democracias latinoamericanas y europeas mantienen relaciones diplomáticas con un gobierno de ladrones, asesinos y torturadores. Hacerlo legitima a esos delincuentes. La diplomacia no es debilidad, sino defensa de valores y principios. Firmeza en las convicciones y en adoptar decisiones drásticas cuando algún gobierno violenta o socava los cimientos del sistema democrático. Lo que ocurre en Venezuela se debe en gran medida a que las cancillerías no levantaron su voz de protesta desde el mismo día que Maduro fue electo fraudulentamente.

Unos callaron por temor que los acusen de injerencistas y los aplasten con insultos; otros los blindaron diplomáticamente —Lula en Brasil y los Kirchner en Argentina— porque estaban unidos en la corrupción; los menos por afinidad ideología izquierdista que ni ellos mismos entienden —Ecuador, Bolivia, Nicaragua—; varios países caribeños porque recibían petróleo barato y canjearon principios por dinero; y los Estados Unidos por precaución. Estos últimos podrían haber ajustado las clavijas al régimen venezolano no comprando su petróleo (el chavismo usa esos ingresos en adquirir más bombas lacrimógenas y tanquetas que le sirven para reprimir al pueblo).

Cuando la diplomacia se ponga de pie y rompa relaciones con una tiranía abyecta, los separe de organismos multinacionales y suspenda las líneas de crédito, el gobierno de Maduro se desplomará. Y luego de que ello suceda hay que llevar a los responsables del genocidio a la Corte Penal Internacional porque políticos, militares y policías al servicio del chavismo han cometido crímenes de lesa humanidad, delito previsto y penado en el artículo 7 de los Estatutos de esa Corte.

Muy bien el Gobierno y el Congreso del Perú que han pedido elecciones, libertad de los presos políticos, respeto a la soberanía de la Asamblea Constituyente, además de retirar nuestro embajador en Caracas. Qué diferencia con el régimen de Humala, que miró de costado y con la cabeza gacha a una dictadura siniestra. Mientras tanto, hemos observados impotentes cómo en estos cien días de resistencia la policia de Maduro ha matado a 92 personas, herido a 1489 y apresado a 400 más, en un país sumido en la miseria, el desempleo y la tristeza.



Comentarios


 

Las más recientes

El Día de la Víctimas del Comunismo

Es hora de recordar la masacre y la traición de todos los valores que sus ideólogos decían respetar.

POR: Miguel Santillana

Tres ejemplos de la hipocresía institucional de la PUCP

¿Podrá algún día la Católica —considerada en varios ránkings como la mejor universidad del país— alinear su discurso con la realidad?

POR: Paolo Benza

A propósito, ¿cuál es rol de un procurador?

Los procuradores no son fiscales y tampoco jueces: no gozan ni deben gozar de autonomía absoluta.

POR: Ricardo León Dueñas

Sangres enfrentadas

Breve mirada de largo aliento al enfrentamiento entre hermanos en la historia política de larga duración.

POR: Efraín Trelles

¿Las audiencias deciden?

Los procuradores son funcionarios obligados a la reserva y a la confidencialidad para garantizar resultados. 

POR: María del Pilar Tello