Menu

Tendencias

Huyamos hacia la izquierda
Fotomontaje: Polìtico.pe

Huyamos hacia la izquierda

El congresista Roberto Angulo deja Gana Perú justo a tiempo.

Dejar un proyecto que ha cosechado éxitos en el momento preciso requiere de cierta maña. Lo saben los actores de “Al fondo hay sitio” que en estos días anuncian su alejamiento de la novela en tropel y lo sabe también el congresista Roberto Angulo, que ayer renunció a Gana Perú y a su bancada parlamentaria. Según él, su partida obedece a la distancia que existe entre el plan de “La gran transformación” y el manejo económico que lleva adelante el gobierno. Pero si eso fuera cierto, el hombre tendría que haber hecho maletas el 29 de julio del 2011, cuando se supo quiénes iban a estar al frente del MEF y del BCR. O cuando, en diciembre de ese mismo año, Salomón Lerner y buena parte de su elenco izquierdista fueron invitados a conocer las salidas de emergencia de las dependencias gubernamentales en las que trabajaban. O, por lo menos, en julio de este año, cuando la imposición de Ana Solórzano como candidata oficialista a la presidencia del Congreso empujó a otros antiguos legisladores nacionalistas a fundar la bancada Dignidad y Democracia. Pero no. El congresista Angulo esperó hasta esta hora tardía del paso del nacionalismo por el poder para, como el León Melquiades, huir hacia la izquierda. Algo debe haber notado y no nos lo quiere decir. Pero la verdad es que ni hace falta.  



Comentarios


 

Las más recientes

¿Es tan difícil legislar derecho?

Una desgracia deja su lección, pero en el Perú nos empecinamos en no aprenderla.

POR: Germán Jiménez Borra

Una república excluyente

¡Despertemos! Los herederos de Ayacucho-1824 (por algo se habían deshecho del rey) despojaron a los indígenas de sus derechos ciudadanos y los sometieron a servidumbre.

POR: Efraín Trelles

Mitos y percepciones sobre el gobierno de PPK (parte 4)

Un manejo inteligente de la crisis y el rol de la empresa privada en los servicios estratégicos

POR: Manuel Escorza Hoyle

Ciertos alcaldes y un poderoso caballero

Con el perdón de aquellos que sí han hecho su tarea, las autoridades ediles han quedado como los "canallas" en el terrible escenario que vivimos.

POR: Madeleine Osterling