Menu

Tendencias

Fundamental reforma
"¿No les conviene cambiar las reglas?" Foto: Andina

Fundamental reforma

Difícil que los hijos de este sistema imperfecto cambien las reglas que legitiman su precario poder.

Los organismos electorales, que antes andaban enfrentados disputándose funciones, lograron ponerse de acuerdo y presentaron al Congreso en el 2013 una ley que busca mejorar nuestro sistema electoral y permitirnos elegir candidatos más idóneos. La ONPE, el Reniec y el JNE cumplieron su parte, y los congresistas se han dedicado a hablar en siete idiomas sobre la importancia de aprobar estos cambios. Sin embargo, todo indica que quedará en palabras: nadie quiere eliminar el voto preferencial, tampoco parece el momento para discutir el voto facultativo, el financiamiento de los partidos políticos es tema tabú y, la verdad, cada vez parece más lejano que los hijos de este sistema imperfecto se animen a cambiar las reglas del juego que legitiman su precario poder.

Pero no perdamos la esperanza, hay que recordar que el Congreso ya aprobó —con entereza y coraje— una reforma “fundamental”, y solo una: redujo la ley seca de 48 horas a 24. Por algo hay que comenzar.



Comentarios


 

Las más recientes

La absolución de Walter Chacón

Sepa cómo sí hubo en el 2000 un valiente que le paró el macho a Montesinos y evitó la ruta golpista, aunque a un costo altísimo para él y para su familia.

POR: Efraín Trelles

¿Por qué le mintieron a PPK?

Parece que nadie le advirtió la cruda verdad sobre el feroz reto que es gobernar el Perú.

POR: Madeleine Osterling

La divina pomada

Fernando Zavala quiere confrontar al Congreso haciéndose la víctima y pontificando sobre la virtud de cómo hacer política y cómo ser demócrata.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Aturdido lamento de Zavala

El Ejecutivo da muestras de no tener más puntos de apoyo que la apelación reiterada al antifujimorismo y la villanización de la bancada opositora.

POR: Efraín Trelles

El enroque

Nombramientos de Giuffra y Olaechea dan oportunidad al Ejecutivo de replantear su modus operandi.

POR: César Campos