Menu

Tendencias

Cuestión de confianza
Foto: El Comercio

Cuestión de confianza

La pelota hoy está en la cancha del Legislativo.

Es tarea del presidente de la república empezar a hacer política, buscar consensos y aproximaciones reales para gobernar; nunca olvidemos que la política es el arte de lo posible, no de lo ideal. Y esta tarea le corresponde emprenderla a él, pues personifica a la nación y nos representa a todos, no a un grupo político determinado. Ni él ni sus ministros gobiernan por designación divina: no son intocables ni insustituibles (tampoco los congresistas ciertamente, quienes han sido elegidos para legislar y fiscalizar los actos del gobierno). Todos tienen responsabilidad política por sus decisiones, más allá de sus cualidades personales o profesionales.

Dicho esto hay que reconocer que, al no haber renunciado, el ministro de Economía y Finanzas Alfredo Thorne tomó el camino constitucional correcto: ha solicitado cuestión de confianza al Congreso de acuerdo con lo señalado en el primer párrafo del artículo 132° de la Constitución Política del Perú. Y, sea que se quede o se vaya, también es cierto que la calidad profesional y sobre todo personal de Thorne no está en discusión.

Ahora corresponde decidir al Poder Legislativo otorgarle la confianza o censurarlo; la pelota está en su cancha y los congresistas ya pueden acabar con esta telenovela de una buena vez. Luego, a la brevedad posible, deberán iniciar al procedimiento correspondiente para destituir al contralor, ya que su presencia al frente del órgano de control resulta a estas alturas sencillamente insostenible.



Comentarios


 

Las más recientes

Indulto: razón de Estado

Todo parece indicar que es inminente el indulto presidencial a Alberto Fujimori, quien lleva recluido once de los veinticinco años a los que fue condenado por los crímenes de Barrios Altos y La Cantuta, entre otros.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Lima sigue en llamas

Falta de fiscalización y esclavitud ante la incredulidad de muchos

POR: Germán Jiménez Borra

Reconstrucción política

Urge que las fuerzas negocien para evitar que se consolide la desconfianza en la democracia misma.

POR: María del Pilar Tello

¡Gritos de guerra!

"Hay que evitar el combate en lugar de vencer en él. Hay triunfos que empobrecen al vencido pero que no enriquecen al vencedor".

POR: Madeleine Osterling

El ejemplo de Andahuaylas

Mientras la capital clama por un liderazgo capaz de convocar al pueblo entero contra la corrupción, a orillas del Chumbao florece un movimiento ignorado.

POR: Efraín Trelles