Menu

Tendencias

Bitácora de diciembre
Foto: Vía La Mula

Bitácora de diciembre

Percepciones y no temas concretos de gobierno

La bitácora de fin de año tiene que ver más con percepciones que con temas concretos de gobierno. La Comisión de Integridad entregó su informe y a nadie le importó; el gobierno promulgó los decretos ley delegados y casi nadie sabe de qué se trata. Importó sí el pecheo, el cara a cara, la confrontación.

Y PPK cayó en ese juego. Pechó al Congreso desde Chile (¿?), evaluó la moción de confianza, le permitió a Saavedra jugar un rol de Robin Hood al punto que el exministro prácticamente azuzó una marcha y se fotografió a lo Roberto Carlos... con un millón de amigos. No consideró el presidente que la interpelación no cuestionaba el nivel de honestidad del ministro ni su buena o mala gestión, sino por temas que seguirán dando que hablar: los Panamericanos y cadenas de corrupción al interior del ministerio. Al final, el ministro fue censurado, y se escogió a una ministra que parece tener las cosas claras y que se muestra más carismática. Entretanto, surgió una ola de comentarios, rumores y especulaciones durante la primera quincena.

Si el gobierno quiso tantear qué pasaba, si se trató de un psicosocial urdido por los asesores de Palacio y, en realidad, el presidente jamás contempló la posibilidad de enfrentarse al Congreso, entonces le hicieron un daño muy grande a PPK, que a todas luces no parece estar mediáticamente bien rodeado.

Y en la segunda quincena de diciembre lo que ha levantado más la ola de los comentarios políticos es obviamente la información de una red de corrupción globalizada y que involucraría a funcionarios de hasta tres periodos de gobierno peruano. Lo que pueda salir de ahí es imprevisible. Una auténtica caja de sorpresas. Será como los vladivideos, pero 15 años después.

La percepción hasta diciembre es que PPK está como ausente en el día a día de la gestión; que para eso están sus ministros y no se siente una gobernabilidad integrada.

Los mensajes de exclusión por parte de su gente —casi de choleo hacia la oposición— siguen al pie del cañón, y eso no ha hecho más que envalentonar a la bancada fujimorista y complicar la gobernabilidad. Si bien el encuentro entre PPK y Keiko ayudó a calmar las aguas, el presidente volvió a caer en el error de confrontar al Parlamento en una reunión partidaria.

En el ámbito económico, preocupa la ampliación de la capacidad de endeudamiento a 33% del PBI y también la emisión de bonos al 6% de interés que se dio a la hora de la Misa de Gallo.

Además, la toma de mando de Trump es nuevo factor que entrará a tallar: sería recomendable que PPK sea más cauto en sus comentarios hacia él y su nuevo gobierno.

Con ese escenario, los decretos legislativos activados, el presupuesto 2017 y el congreso en descanso, PPK tendrá la posibilidad de mostrar su destreza económica para lograr reactivar el crecimiento. Ya hablaremos del tema en enero.



Comentarios


 

Las más recientes

A mí me da igual, ¿y a usted?

La ley NO ESCRITA de la mordaza ya existe en el Perú: sanciona a quienes no son corruptos, que tienen algo diferente que decir y que no pueden ser refutados sino callándolos.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Al fin un respiro

Reciente encuesta da cifras favorables a la presidencia, al gabinete y hasta al Congreso. ¿Seremos capaces de aprovechar el buen aire?

POR: Efraín Trelles

La izquierda y las élites

A falta de un sistema de clases, se pusieron creativos y hoy hablan del binomio "pueblo-neoliberalismo".

POR: Miguel Santillana

¿Es tan difícil legislar derecho?

Una desgracia deja su lección, pero en el Perú nos empecinamos en no aprenderla.

POR: Germán Jiménez Borra