Menu

Lo último

Opinión de última hora

Songo le dio a Borondongo

Songo le dio a Borondongo

Fin de Año de escándalo: coimas confesas de Odebrecht hacen que todos se señalen unos a otros.

En la medida de que crece el escándalo de las coimas confesas de Odebrecht se está produciendo una tragicomedia digna de la célebre frase de lord Curzon, cuando describía ante una desconcertada reina Victoria el porqué sucedían cosa inauditas por debajo de la línea ecuatorial: "Such is life in the tropics! (así pasa en los trópicos)". ¡Y vaya que el virrey de la India tenía razón!

Yeni Vilcatoma, la exprocuradora adjunta y hoy congresista de la república sin bancada, acusa a la exprocuradora Julia Príncipe —y hoy presidenta del Consejo de Defensa Jurídica del Estado— de ser amiga íntima del exministro de Justicia Daniel Figallo, acusado por Vilcatoma de ser un corrupto (así, con todas sus letras) al servicio de los intereses mafiosos de Odebrecht.

Julia Príncipe ha respondido que Yeni Vilcatoma es una mentirosa, que no tiene nada que ver con Figallo y que nunca confiaría en una persona que graba las conversaciones de su jefe.

Figallo admite que recibió "no sabe cómo" en su despacho un oficio que requería a Odebrecht información sobre un determinado personaje. Este documento fue cursado a la empresa brasilera por la Procuraduría y solo existían dos juegos: el cargo guardado bajo siete llaves en el escritorio de Vilcatoma y el que recibió Odebrecht. Fue en ese encuentro que, con el oficio en mano, Figallo le dijo a Vilcatoma: "Odebrecht pone y saca presidentes".

Aparece el exprocurador Salas y por primera vez confirma en parte la versión de Vilcatoma: sí, Figallo dijo que "Odebrecht pone y saca presidentes", pero aclara que él no lo percibió como una amenaza. Sin embargo, Salas no cree que sea posible que el oficio mostrado por Figallo en la reunión con Vilcatoma haya llegado a las manos del exministro de "forma anónima" y le pide que aclare el hecho.

Arbizu afirma desde la jungla centroamericana que Julia Príncipe es un "topo del fujimorismo" y que él no es tonto útil de la "mafia" a la que combatió, olvidando que fue Príncipe la que encausó al exsecretario general de Fuerza Popular por lavado de activos. Julia Príncipe advierte que el exprocurador anticorrupción Julio Arbizu no hizo nada cuando desempeñó la función pública y que las cifras lo demuestran. En otras palabras, le dice inepto y comechado.

El exministro de Vivienda y excandidato a la Alcaldía de Lima, Enrique Cornejo, le sopla la pluma al expresidente Alan García y señala que un personaje al que se vincula con favorecer a Odebrecht fue asesor en Palacio. Luego admite que también fue asesor suyo en el ministerio... ¡aunque solo en el papel!

Alan García exige nombres para "no dañar honras" y "evitar especulaciones" y se pone a disposición de cualquier pesquisa. Le toma la palabra el flamante procurador Amado Enco y denuncia al expresidente para que se reabra en la fiscalía el caso de la Megacomisión. "Sería la cuarta vez", dice García.

Mauricio Mulder advierte que Amado Enco fue contratado como procurador de la Municipalidad de Lima por Susana Villarán durante los cuatro años que duró su gestión y que sería juez y parte cuando se tenga que investigar a su exempleadora por sus millonarios contratos con constructoras brasileras, incluida Odebrecht. A propósito, ¿no vio nada raro el señor Enco durante esos cuatro años en la municipalidad?

La ministra de Justicia Marisol Pérez Tello deja por un momento su recargada "agenda de género" y responde que confía plenamente en Amado Enco y en Julia Príncipe.

Expresidentes Alejando Toledo y Ollanta Humala, y ex primera dama Nadine Heredia, no dicen esta boca es mía con relación a corrupción confesa de Odebrecht durante sus respectivos gobiernos: mutis total.

El flamante presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, dice que "los sobornos han sido para pagar a oficiales en el extranjero, dirigentes y candidatos de partidos políticos. Lo interesante es que han logrado determinar que Odebrecht tenía un departamento de operaciones estructuradas que era como un departamento de sobornos". Y se descubre luego que el estudio jurídico del exprocurador José Ugaz tuvo como cliente a Odebrecht, aunque aludido afirma que patrocinio legal tuvo que ver con "derechos empresariales" (¿Departamento de Operaciones Estructuradas?) y no con el rubro penal al que él se dedicaba en su estudio. Remata afirmando que Odebrecht está en el Perú desde la época de Fujimori (traducción: no frieguen que ahorita meto a los fujis también).

El presidente de la República afirma que no todo lo que ha hecho Odebrecht en el Perú es malo y que él no ha tenido nada que ver, cuando fue ministro de Economía y primer ministro de Toledo, con ninguna coima.

El premier Fernando Zavala, ministro de Economía durante el período de coimas confesas de Marcelo Odebrecht en el Perú, auncia que el Estado no volverá a contratar con ninguna empresa corrupta.

Finalmente, como parte de sus votos para el nuevo año, Odebrecht anuncia que "sustituirá 'las prácticas anacrónicas' por el diálogo franco y por la acción transparente e íntegra en todos sus negocios" y que "evalúa acuerdo con la justicia peruana".

Martín Pérez, presidente de la Confiep, parece responder a los buenos deseos de la constructora: "Odebrecht ya fregó al Perú".



Comentarios


 

Las más recientes

El negocio de los parqueos

Un atropello camuflado bajo el discurso de "ordenamiento de la ciudad"

POR: Manuel Escorza Hoyle

Odebrecht: que no nos vengan con cuentos

Resulta indignante que se quiera relativizar la responsabilidad de los directos involucrados. 

POR: Ricardo León Dueñas

Grave error del gobierno

Pensar que podrían darse el lujo de seguir sin tomar acción y simular que acá no pasa nada. 

POR: Efraín Trelles

Buscando al subcomandante Marcos

México: han pasado veintitrés calendarios del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

POR: Miguel Santillana

Cultura lenta

Ministerio de Cultura: que no nos sorprenda que pronto haya quienes propongan regresarlo a la condición de instituto.

POR: Manuel Escorza Hoyle