Menu

Lo último

Opinión de última hora

Que no se trabe lo destrabado
Foto: Vía Assentire Blog

Que no se trabe lo destrabado

El importante esfuerzo del gobierno para eliminar la tramitología ha de merecer una sana valoración por parte del Congreso.

El importante esfuerzo del gobierno, vía facultades legislativas delegadas, para eliminar la tramitología ha de merecer en el Congreso una sana valoración al momento de revisar estas normas promulgadas. Aunque es probable que sean necesarias ciertas observaciones que apunten hacia el perfeccionamiento de las normas, se espera que en esta instancia predomine el espíritu constructivo enfocado en acercar más el Estado al ciudadano.

Nada puede desviarnos de la urgencia por atender las demandas de las personas (naturales y jurídicas) en pos de un Estado que funcione sin tanta burocracia.

Precisamente, una fuente apetitosa de la corrupción que corroe el Estado es la maraña de trámites tan engorrosos como innecesarios que se crean en todas las instancias gubernamentales, al igual que al interior de los poderes del Estado. Por ello, hoy nos toca apreciar los objetivos que sustentan los decretos legislativos, y que se enfocan en garantizar mayor seguridad a las personas, facilitarles la vida y promover sin mayor dilación el emprendimiento de los que quieren sobresalir a base de la iniciativa privada.

Queremos confiar en la buena disposición de las distintas fuerzas políticas para encaminarnos en una sola dirección, aquella que nos permita seguir avanzando.



Comentarios


 

Las más recientes

Fue ayer y sí me acuerdo

¿Con qué derecho El Comercio vuelve a exigir precisiones a Alan García si, cuando no son de su agrado, ni se molesta en publicarlas?

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Nacionalismo bamba

Ninguna honestidad hizo la diferencia.

POR: María del Pilar Tello

"Di a las mujeres que bajen la vista con recato"

Yo estoy con Michelle y con Marine Le Pen, pues ambas han rechazado el velo que, en el caso de los musulmanes, simboliza la sumisión de las mujeres.

POR: Ricardo Vásquez Kunze

Se equivoca usted, señor Vargas Llosa

Odebrecht solo merece nuestra más enérgica condena porque llevó al extremo el nivel de codicia de muchos peruanos.

POR: Madeleine Osterling