Menu

Lo último

Opinión de última hora

Meryl versus Trump
Fotos: The Daily Dot/ El Debate

Meryl versus Trump

"Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice".

¿Qué pasa cuando una celebridad, en este caso una legendaria y muy querida actriz, utiliza un evento netamente artístico a nivel mundial para dar un mensaje político? Pues que solo se hablará de su discurso, pasando a segundo plano todo lo demás. Y si este mensaje es uno políticamente correcto contra un personaje intemperante, muy controvertido y de extrema derecha, pues la faena le resultará absolutamente redonda.

La multipremiada Meryl Streep hizo suya la noche de los premios Golden Globe criticando —sin nombrarlo— al electo presidente norteamericano Donald Trump. Este le respondió, fiel a su estilo, con la delicadeza de un elefante en un cristalería: vía un torpe tuit describió a Streep como "sobrevalorada" (sic), magnificando la situación y demostrando muy poca tolerancia a la crítica a pocos días de asumir el cargo.

A estas alturas Trump ya debería saber cuánto lo quieren en Hollywood, cuna del más rancio progresismo (exceptuando al buen Clint Eastwood) y, por tanto, debería  evitar caer en la provocación de sus ilustres representantes. Al parecer, eso es pedirle mucho al magnate convertido en el hombre más poderoso del planeta. Esa incontinencia verbal que tienen algunos políticos por declarar y responder a diestra y siniestra y sin filtros —hoy magnificada por esa arma de doble filo que es el Twitter— los hace que olviden ese famoso refrán que dice que uno es "dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice".



Comentarios


 

Las más recientes

Cosa Juzgada Fraudulenta para la Corte IDH

Bajo este concepto, pueden ser reabiertas las investigaciones si aparecen nuevos hechos o pruebas de violaciones a los derechos humanos o de crímenes de lesa humanidad.

POR: Delia Muñoz

Cuidemos lo que decimos

Comparar a Alberto Fujimori con Abimael Guzmán es un exceso inaceptable.

POR: Ricardo León Dueñas

La rebelión de los encomenderos

Sepa por qué, siglos después, Abimael Guzmán tomó como sobrenombre "Gonzalo" al momento de lanzar su propia guerra.

POR: Efraín Trelles

De los barones a los hampones del azúcar

Mientras nos concentramos en el desastre y los escándalos de corrupción, Lambayeque es un territorio liberado al hampa y a empresarios inescrupulosos.

POR: Miguel Santillana

¡Vigilemos la reconstrucción!

Todos queremos que la ejecución del gasto sea impecable.

POR: María del Pilar Tello