Menu

Lo último

Opinión de última hora

LQQO (lo que quieren ocultar)
Fotomontage: Político.pe

LQQO (lo que quieren ocultar)

El nacionalismo no entiende la necesidad de una investigación profunda.

El nacionalismo ha salido, con comunicados, voceros y conferencias de prensa, a negar categóricamente todo vínculo entre Palacio de Gobierno y Martín Belaunde Lossio. No solo eso: han rechazado furibundamente cualquier intento de relacionar los presuntos negocios ilícitos del otrora financista de la campaña de Ollanta Humala con la pareja presidencial.

Y en algo tienen razón: así, a priori, no se puede afirmar que los negocios del amigo de Nadine involucren al presidente y su señora. Sin embargo, lo que el nacionalismo no entiende es que la naturaleza de esos negocios y de sus alcances se tienen que esclarecer en una investigación profunda. Y que Nadine y Ollanta Humala estén involucrados o no en el accionar del hoy prófugo Belaúnde no es algo que pueda demostrarse a gritos y con comunicados, sino con investigaciones serias que lleguen hasta donde tengan que llegar.

Pero la estrategia del nacionalismo está rozando los límites del absurdo, al punto que  pretenden impulsar una investigación poniendo condiciones de entrada para que no se investigue justamente aquello que es materia de investigación.  ¡Ni Cantinflas!



Comentarios


 

Las más recientes

¿Es tan difícil legislar derecho?

Una desgracia deja su lección, pero en el Perú nos empecinamos en no aprenderla.

POR: Germán Jiménez Borra

Una república excluyente

¡Despertemos! Los herederos de Ayacucho-1824 (por algo se habían deshecho del rey) despojaron a los indígenas de sus derechos ciudadanos y los sometieron a servidumbre.

POR: Efraín Trelles

Mitos y percepciones sobre el gobierno de PPK (parte 4)

Un manejo inteligente de la crisis y el rol de la empresa privada en los servicios estratégicos

POR: Manuel Escorza Hoyle

Ciertos alcaldes y un poderoso caballero

Con el perdón de aquellos que sí han hecho su tarea, las autoridades ediles han quedado como los "canallas" en el terrible escenario que vivimos.

POR: Madeleine Osterling